HOY DIARIO DEL MAGDALENA

“La democracia no es lo que nos prometieron”: Claudio Nara

90

Dos históricos del rock en español, Los Prisioneros y Toreros Muertos, se encuentran de gira de conciertos por Colombia con un espectáculo que cuenta con una selección de sus mejores clásicos.

Dos bandas, una chilena y la otra española, que se lanzaron al estrellato en los años ochenta con estilos muy diferentes, reflejo vivo de la sociedad del momento en sus países.

Mientras que Los Prisioneros era la voz en contra de la dictadura de Pinochet en Chile; Toreros Muertos, sin inmiscuirse en política y a través es lo burlesco, era el grito de libertad de los primeros años de democracia en España.

Estas dos bandas han unido fuerzas para realizar una nueva gira por Colombia, que este fin de semana culmina con conciertos en Bogotá y Cúcuta.

 

la voz de los ochenta

Sin la presencia de su vocalista, Jorge González, tanto por sus serios problemas de salud como por sus conflictos con los otros dos integrantes, Los Prisioneros son los primeros sorprendidos de ver cómo las canciones que crearon en los ochenta en medio de la dictadura, siguen vigentes en el 2018 en países en democracia.

De hecho, las marchas estudiantiles que se han realizado en las últimas semanas en Colombia han tenido como banda sonora ‘El baile de los que sobran’, el tema rock protesta de esta banda chilena que habla sobre el deficiente sistema educativo de países como Chile y Colombia.

 

¿El repertorio de Los Prisioneros en los años ochenta no ha perdido actualidad?

Claudio Narea: Es una mala noticia que las letras de canciones como ‘El baile de los que sobran’ sigan estando tan vigentes. Hubiéramos querido que fuera distinto, que en vez de gastar tanto dinero en aviones y armas, gastaran más en educación, cultura y salud.

En Chile las jubilaciones son un chiste, donde la diferencia entre el jubilado pobre y el rico es mucha. Es muy triste pensar que 30 años después de presentar estas canciones veamos que la triste realidad de esa época, es la misma hoy.

 

¿Cambió Chile desde la llegada de la democracia?

Miguel Tapia: En Chile hay una gran decepción del paso de la dictadura a la democracia. Teníamos una gran ilusión entre nosotros que vivimos esa transición, pero fue frustrante al pensar que los cambios serían sustanciales, pero realmente no fue así, de la Constitución que se hizo en la dictadura no se ha cambiado una sola coma.

En el círculo vicioso del poder, sea de la tendencia política que sea, no está representado el pueblo, no hay preocupación por él.

Claudio Narea:  La democracia no es lo que nos prometieron. Las leyes las hacen ellos mismos, cuando se roban la plata no van a la cárcel, pero si alguien se roba algo como un televisor es condenado. En la democracia ya casi nadie cree.

Nosotros estuvimos detrás apoyándola en la época de Pinochet. Creíamos en la democracia porque nos vendieron una idea que no fue, porque quienes llegaron a gobernar, tanto de izquierda como de derecha, son unos payasos malolientes.

 

¿Nuevas generaciones se encuentran con su música?

Miguel Tapia: En los conciertos nos encontramos con los seguidores de siempre, así como jóvenes que se van encontrando con nuestras canciones, muchos de ellos no habían nacido cuando nosotros hicimos estas canciones.

Todo esto porque las canciones, infortunadamente, siguen siendo actuales, por lo que se renueva el  público, lo cual es maravilloso para nosotros, nos sentimos muy afortunados.

 

¿Cómo ven el mundo de la música de hoy?

Claudio Narea: Nuestra música nació de la idea de un grupo de amigos que empezamos a tocar, aprender por nuestra cuenta, nadie nos enseñó, pero esta es otra época, donde toda la música es ultra producida, con músicos más preparados. Sin embargo, nosotros seguimos ahí, donde los más chicos van descubriendo nuestra música.  

 

La Seriedad Del Humor

Pablo Carbonell es el líder de Toreros Muertos desde la fundación de esta agrupación española en los años ochenta, justo algún tiempo después de que España volviera a la democracia, por lo que su música, con mucho humor, toca temas cotidianos, desde los más ligeros hasta los más profundos.  

 

¿Cómo ha sido su recorrido por Colombia en esta última gira?

Tengo una hija de diez años, así que no es fácil ausentarse por más de dos semanas de casa. Me encanta Colombia pero estoy muy enamorado de mi familia y mi hija crece a una velocidad tal que no me quiero perder un sólo instante.

 

¿Grabaron nueva música en Ibagué?

Se me ocurrió comentar que quería grabar una canción en Ibagué y la cosa se dio rápidamente, para hacerla en dos días libres y hacer un tema que se llama ‘Zamorana’ y suena brutal. Cuando tienes toda una semana para grabar sabes que te puedes equivocar, pero si tienes dos días, no te puedes equivocar, sabes lo que quieres.

‘Zamorana’ es un tipo de manta pero también una mujer de Zamora, y la canción es la historia de un hombre que lo abandona su mujer, que es de Zamora, y por eso pasa mucho frío. Es una tontería de ese nivel, suficiente para que Toreros Muertos hiciera una canción.

 

¿Cómo ha sido la relación con Los Prisioneros?

Es una maravilla poder viajar con ellos. Es más, en Ibagué, Claudio estuvo con nosotros y cantó coros en la canción. El año pasado estuvimos juntos en Bogotá pero estuvieron primero en el escenario, no los vi, y luego nosotros subimos y ellos se fueron. Sin tiempo para conocernos más

 

¿Ya habían compartido escenario?

Habíamos estado juntos en el Concierto de Conciertos hace 30 años en Bogotá. Luego, estuvimos una vez más tiempo después, pero nunca como ahora.

Tenemos una suerte grande porque ellos se dedican a la lírica y nosotros a la burla, por lo cual no hay rivalidad alguna.  

 

Dos estilos distintos en distintos momentos sociales y políticos de sus países…

La historia de Chile no la conozco tanto. Pinochet tenía poca tolerancia y debió ser muy difícil hacer el tipo de música de Los Prisioneros, aunque nosotros también tuvimos nuestro dictador que era una especie de talibán católico, que puso a todos a hacer procesiones y tener que ir a música, lo cual fue bastante extravagante.  

 

¿Cómo ve el humor en la música de hoy?

El humor está dado de lado, la gente no ha considerado el humor un medio de comunicación válido, mientras que para nosotros es fundamental, porque siempre buscamos presentar nuestras ideas serias a través de toda una presencia circense. A la radio el humor les espanta y en general, todos los cómicos dan mucho miedo.

 

Bogotá,Colprensa

 

You might also like