Columnistas

Nuestro hermano Jiangsu

 

Luego de morir Mao, China se vuelve una potencia económica, y es hoy la segunda nación con el PIB más alto del mundo.

El Partido Comunista facilitó reorganizar el modelo económico al impulsar sectores con un gran crecimiento, lo que debe estudiar Occidente al cumplirse el vaticinio de Ronald Reagan: “China será una gran potencia”. Visitamos en China, la provincia de Jiangsu, invitados por su gobernador, Wu Zhenglong, y vimos su evolución de los últimos 10 años. Jiangsu es hermano de nuestro departamento del Atlántico. Es el 1 % del territorio y el 6 % de la población, pero el 10 % del PIB de China, confirmando su gran fuerza productiva.

Jiangsu es 30 % agua y 70 % llanuras. Lo organizó la dinastía Han, su capital es Nanjing, que fue capital de China en una época importante de su historia. Tiene avances tecnológicos con sus 700 instituciones de investigación, en 100 academias de ciencia y tecnología, y un millón de estudiantes en 167 universidades. Los colegios promueven intercambios culturales en otros países. Llevan mucho conocimiento al invitar a los mejores cerebros del mundo a trabajar con ellos.

China tiene grandes estados. Jiangsu, con 90 millones de habitantes, tiene mucha capacidad de decisión en el Gobierno central. Sus alcaldes planean y construyen ciudades. Su meta: mejor calidad de vida y más conocimiento, con altas tecnologías informáticas para obtener más ventajas y oportunidades de cooperación.

Creen que el desarrollo comercial entre Colombia y China es muy pequeño ante a su gran potencial de consumo. Colombia no ha definido los productos que pudieran masificarse en China, y falta mucho para que los productos chinos penetren en el mercado latino.

Hay gran potencial en petroquímica, farmacia, papeles, y un modelo de cooperación pragmática para usar bien procesos de energía y salud inteligente, en el cual avanzan mucho.

Crece 7,2 % por año, exporta USD$591.000 millones, e innovar mueve su nueva economía. El pueblo es el beneficiario y se vaticina que jamás cerrará sus mercados. Cree en, y defiende, el libre comercio para el desarrollo sostenible. Su economía creció tan rápido y tanto que asombra su gran organización interna, la infraestructura y el poder económico de una clase media muy productiva y con excelentes condiciones de vida.

Nuestra provincia hermana, Jiangsu, quiere construir un intercambio cultural y una relación estrecha con el Atlántico. También queremos evolucionar hacia eso, lo que resultaría en un avanzado intercambio comercial, cultural y en especial, tecnológico.

 

*Gobernador del Atlántico