Judicial

Se suicidó tomando pastillas insecticidas

Jesús Gonzalo Landiles ingirió cuatro pastillas de veneno para combatir el gorgojo de maíz y murió en la Clínica El Prado.

Un persona de 58 años decidió acabar con su vida al sur de la capital de Magdalena la mañana de ayer martes, luego de que se tomara unas pastillas de veneno para combatir el gorgojo del maíz.

 

Al parecer, el hombre aprovechó que no se encontraba acompañado en ese momento y adquirió las cuatro pastillas que ingirió y luego se encerró en el baño. Su compañera sentimental quien se percató de lo sucedido, pidió ayuda a los trabajadores y lo auxiliaron hasta un centro médico de la ciudad.

La víctima identificada como Jesús Gonzalo Landines fue trasladada en horas del día martes por sus familiares a la sala de urgencias de la Clínica El Prado, donde falleció por un paro respiratorio debido a la intoxicación del veneno.

Se conoció que el hombre laboraba en un negocio de veterinaria en el sector del Mercado Público de la ciudad, de nombre ‘Agropecuario El Campesino’ del que era propietario, ubicado en la calle 11 con carrera 11, era natural de San Gil y residía en el barrio El Pradito junto con su esposa e hijo.

Hasta las instalaciones del centro de salud se trasladaron agentes de criminalística de la Sijín para realizar el levantamiento del cadáver y llevarlo hasta la Morgue de Medicina Legal del departamento del Magdalena para practicarle la necropsia.