Ciudad

Ventas de faroles y velitas se ‘tomaron’ la Campo Serrano

La venta de faroles y velas se tomó la Avenida Campo Serrano, en donde la población samaria puede adquirir a precios asequibles. /MONTINER ALVIS.

Según la tradición La Inmaculada Concepción es una advocación mariana de la religión católica que representa a la Virgen María en el momento que Dios la crea sin pecado original.

A solo dos días de celebrar la tradicional ‘noche de velitas’ en advocación a la virgen de la Inmaculada Concepción, en Santa Marta se vive un verdadero fervor religioso y comercial.

En el preludio de esta celebración ya se advierte a lo largo de la Avenida Campo Serrano y en las calles 12 y 13 principalmente, una gran cantidad de expendedores de faroles multicolores y velas en paquetes.

Esta época del año se constituye en una oportunidad para que muchas personas ganen un dinero ya sea comercializando velas, faroles, ropa, calzado, uvas, espigas y todo tipo de mercancías. El mes de diciembre reactiva el comercio, por donde usted camine encuentra productos novedosos, innovadores y asequibles a todos los presupuestos.

No hay excusa para vivir la magia de la Navidad porque hay adornos desde dos mil pesos en adelante, los empresarios de las ferreterías también están contentos porque por estos días se agotan las pinturas, esmaltes, extensiones eléctricas, lámparas, bombillos, entre otros productos.

FAROLES DE BARRANQUILLA

Es válido mencionar que en Santa Marta muy poco se fabrican faroles ya que esta es una actividad que tiene arraigo en la ciudad de Barranquilla en donde muchas familias se dedican a este negocio.

Así lo confirma Guillermo Núñez quien lleva varios años vendiendo faroles y velitas en un sector del Mercado Público de Santa Marta, más exactamente en la calle 13 con Avenida del Ferrocarril.

Este vendedor precisó que el costo de cada farolito es de $1.500 aunque la clientela aprovecha la oferta para llevarse 7 unidades por solo $10.000, así mismo ofrece paquetes de velas desde dos mil pesos en adelante.

 ‘‘Actualmente la venta está muy suave pero se reactiva los días 6 y 7 ya que la gente deja todo para última hora. Lo más importante es que esta tradición permanece y la comunidad compra sus velas y faroles para adornar la terraza de sus viviendas y encender la magia de esta época navideña’’, recalcó Núñez.

 

Según la tradición La Inmaculada Concepción es una advocación mariana de la religión católica que representa a la Virgen María en el momento que Dios la crea sin pecado original.

La Inmaculada Concepción de María es el dogma de fe que declara que por una gracia singular de Dios, María fue preservada de todo pecado desde su concepción.

La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María tiene un llamado para nosotros: 1-Nos llama a la purificación. Ser puros para que Jesús resida en nosotros y 2-Nos llama a la consagración al Corazón Inmaculado de María, lugar seguro para alcanzar conocimiento perfecto de Cristo y camino seguro para ser llenos del Espíritu Santo.

 ‘‘Con la Inmaculada Concepción de María comenzó la gran obra de la Redención, que tuvo lugar con la sangre preciosa de Cristo. En Él toda persona está llamada a realizarse en plenitud hasta la perfección de la santidad’’: Juan Pablo II, 5-XII-2003.