Deportes

River y Boca ya trabajan en Madrid

Todo va quedando listo para la gran final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu

       

River Plate y Boca Juniors empiezan la preparación en Madrid para llevarse el domingo la Copa Libertadores en una final “medio rara” y bajo fuerte vigilancia policial tras los incidentes acontecidos en Buenos Aires que provocaron su reubicación.

Tras dos semanas de controversia e incertidumbre sobre cómo y dónde se disputaría el desenlace de la superfinal entre los dos archirivales porteños, Boca y River ya estaban instalados este jueves en la capital española con los primeros entrenamientos programados.

Y aún a miles de kilómetros de Buenos Aires, la seguridad del encuentro sigue siendo una cuestión central como muestra la deportación a Argentina este jueves de un líder radical de Boca Juniors aterrizado en Madrid.

Se trata de “uno de los Barras Bravas más significativos y peligrosos, con numerosos antecedentes” policiales, explicó a la AFP un portavoz de la policía española, que desplegó un amplio dispositivo para mantener la calma durante el partido y los días previos.

Los jugadores también llamaron a la calma: “La gente es inteligente, sabe que aquí mucho no se puede joder (…) Que vaya todo en paz, como tiene que ser”, dijo el experimentado delantero de Boca Juniors, Carlos Tévez.

Lejos parecen quedar los incidentes vividos en el Monumental el 24 de noviembre, cuando el autobús de Boca fue atacado por hinchas radicales de River con piedras y gases lacrimógenos que lesionaron a algunos de sus jugadores.

La Conmebol optó finalmente por jugar en Madrid. Si bien ambos clubes lo rechazaron de inicio, finalmente se desplazaron a la capital española para decidir la final tras el empate 2-2 del 11 de noviembre en la Bombonera.