Nación

Corte Suprema devolvió terna para fiscal ad hoc

Según el presidente de la Corte, magistrado José Luis Barceló, si lo hace antes de la próxima semana, se podría convocar una sesión extraordinaria para estudiarla.

La Corte Suprema de Justicia devolvió al presidente de la República, Iván Duque Márquez, la terna para elegir al fiscal ad hoc para el manejo de tres expedientes del caso Odebrecht, luego de que este jueves discutiera el asunto en la última sala plena del año.

Así las cosas, la designación del fiscal alterno está en manos del Jefe de Estado, quien tendrá que integrar de nuevo la terna. Según el presidente de la Corte, magistrado José Luis Barceló, si lo hace antes de la próxima semana, se podría convocar una sesión extraordinaria para estudiarla.

La decisión de devolverla se tomó basada, principalmente, en la sorpresiva renuncia irrevocable de la magistrada Margarita Cabello Blanco, de quien desde un principio se había hablado sobre una posible inhabilidad por hacer parte de la propia Corte Suprema de Justicia.

 “Por encima de cualquier honor, de cualquier reconocimiento por mis condiciones de una buena jurista, está el país”. Con esa frase Cabello habló de su dimisión, dejando el camino libre a Leonardo Espinosa Quintero, decano de la facultad de Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, y Clara María González, secretaría jurídica de la Casa de Nariño.

Con estos dos nombres sobre la mesa, la Sala barajó todas las posibilidades y determinó que lo mejor era pedirle al presidente Duque que rehiciera la terna, ya que la jurista, que fungió como presidenta de la corporación y fue postulada a fiscal General por el expresidente Álvaro Uribe, dejó en evidencia que su renuncia no fue fugaz, porque el documento que radicó tiene fecha del miércoles.

En la misiva de cinco páginas, la jurista aseguró que se “hacía a un lado”, debido a las “críticas constructivas” que se dieron luego de la postulación. “Las críticas contra mi inclusión en la terna (…) me hacen comprender que esa sana intención de sacrificio y de servir al país, caerían al vacío y en lugar de hacer bien la tarea, sería yo un obstáculo para conocer en adecuada y justa forma la verdad de las denuncias y de las investigaciones asignadas”, manifestó la magistrada en el documento.

La renuncia de Cabello Blanco se convirtió en una luz para los magistrados que debían darle su aval para suplir la figura ad hoc, mismos juristas que a juicio del exministro de justicia Yesid Reyes, debían declararse impedidos para votar a favor de su escogencia, debido a que ella votó a favor de muchos de los que hoy se encuentran supliendo diferentes plazas en las Salas de la Corporación. 

“La permanencia de la doctora Margarita hubiera generado complicaciones adicionales, porque seguramente los compañeros de la Corte se habrían tenido que declarar impedidos y eso hubiese hecho mucho más complejo la designación del fiscal ad hoc”, dijo.

A la voz de Reyes se unió la del exfiscal General Mario Iguarán, quien aseguró que la determinación de la magistrada fue la más acertada, en razón a que “eso iba a llevar a un proceso de recusación y de impedimentos que hubiera alargado el proceso de selección del fiscal ad hoc”.

RECHAZO A LA TERNA

Desde que el presidente Iván Duque dio a conocer la terna para elegir al fiscal ad hoc en el caso Odebrecht, fueron muchas las voces de rechazo que se escucharon desde diferentes sectores, debido a que habían fallas en los criterios constitucionales para la elección, así como a las inhabilidades que tenían dos de los tres participantes.

Entre las voces fuertes que se escucharon están los partidos de oposición en el Congreso de la República, quienes enviaron una carta a los magistrados de la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, pidiendo que se rechazara la terna por considerarla inconveniente, ya que no tenía en cuenta “los criterios constitucionales” expuestos para esta elección. Además de ello, aseguraron que dos de los ternados estaban “inhabilitados para ocupar el cargo”.

En la misiva, firmada por senadores y representantes de las bancadas del Partido Alianza Verde, el Polo Democrático, los Decentes y el partido de las FARC, señalaban que el presidente Iván Duque debía realizar una terna “previa convocatoria pública que restringa la arbitrariedad, discrecionalidad o subjetividad que se pueda generar en la postulación de los ternados”.

A la voz de los senadores, se unió Camilo Alberto Enciso, exsecretario de Transparencia del pasado gobierno, quien manifestó, a través de una carta de cuatro páginas enviada a la Corte Suprema, que los “ternados carecen de las competencias e idoneidad profesional requeridas para ejercer dicho cargo, motivo por el cual la Corte debe desestimar su postulación”.

El argumento de Enciso se basó en que la figura ad hoc no tendría ningún superior jerárquico, y en razón a que sería el máximo responsable del ejercicio de la acción penal en contra de servidores públicos y particulares, “es apenas lógico que quien ocupe esa posición debe cumplir con los mismos requisitos exigidos por la Constitución para ser elegido como Fiscal General de la Nación”.

En el documento, Enciso expuso los argumentos por los cuales los ternados no son “los idóneos” para suplir la plaza. Frente a Leonardo Espinosa Quintero, quien proviene de la academia y actualmente es el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, aseguró que se encuentra inhabilitado debido a que este debe haberse desempeñado al menos durante 15 años en la rama judicial.

En cuanto a María González Zabala, actual secretaria jurídica de la Casa de Nariño, y la magistrada Margarita Cabello, el accionante aseguró que si bien las dos mujeres se han desempeñado en cargos públicos, no cumplen con el mínimo de requisitos, pues para suplir la figura ad hoc el ternado debe tener conocimientos específicos en la disciplina jurídica.

 “Con este requerimiento surge en virtud: 1) del principio de igualdad que debe regir el tratamiento entre los candidatos, 2) la naturaleza de las funciones inherentes al cargo de Fiscal General de la Nación, 3) el querer del Constituyente al incorporar dicho requisito en el Acto Legislativo 2 de 20153, y 4) las leyes de la experiencia y la sana crítica”, dice el documento de Enciso.

QUÉ PASARÁ CON LOS PROCESOS

Hernando Herrera Mercado, Presidente de la Corporación de la Excelencia a la Justicia, aseguró que los tres procesos que conocerá el nuevo investigador en el caso Odebrecht no están suspendidos, sin embargo, si estimó que es necesario se dé celeridad a la escogencia de la figura ad hoc, en razón que los fiscales designados para tales casos deben reportar los hechos de lo acontecido a alguien de mayor jerarquía, que precisamente no es ni la vicefiscal ni el fiscal General.

Contrario a lo que opina Herrera Mercado, el exministro Reyes consideró que los procesos están detenidos desde el momento en que la vicefiscal presentó la solicitud de impedimento, y van a continuar de esa manera hasta tanto la Corte no elija un fiscal que asuma el conocimiento de los mismos.

A juicio de Reyes, la Corte debe examinar bien la escogencia del fiscal ad hoc en razón a que conocerá parte de uno de los entramados de corrupción más grande suscitado en el país, sin embargo, su preocupación no está en si se escoge este o el otro año, debido a que “son procesos que tienen una prescripción muy larga”.

Incluso llegó a determinar desde su postura, que si está decisión se dejará para iniciar en 2019, muchos de los procesados solicitarían que un fiscal ad hoc tomen su caso. Por lo que no descarta que al iniciar el próximo año existan nuevas solicitudes para esta figura.