HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Los colombianos que más suenan

61

La lluvia de premios y reconocimientos para los artistas colombianos, en el exterior, comenzó justo con el inicio del siglo XXI.

 

Corría 2000 y los nombres de Shakira y Carlos Vives fueron leídos en voz alta en la ceremonia de entrega de los Grammy Latinos.

Ese año, la barranquillera ganó sus dos primeros gramófonos con las canciones Octavo día y Ojos así, en las categorías Mejor interpretación rock femenino y Mejor interpretación pop femenino, respectivamente.

Hoy, 18 años después, Shakira acumula 12 estatuillas en esos galardones.

Ese mismo año, en la misma ceremonia, Carlos Vives puso a sonar el vallenato con el álbum Fruta Fresca, ganador como Record Of the Year.

Esa colonización del mercado internacional, sin embargo, comenzó mucho antes, tal y como lo recuerda el maestro Yuri Buenaventura, de la mano de Sonia Osorio y Totó la Momposina. “Después están Joe Arroyo, Niche y Guayacán, posteriormente estoy yo con músicas del mundo, hasta la aparición de Vives, Juanes y Shakira. Todo se debe a un proceso, en el que también estuvieron Pacho Galán y Lucho Bermúdez, que hicieron un gran trabajo de difusión de la música colombiana afuera. Eso no se puede perder de vista, sobre esas bases trabajan hoy Maluma y J Balvin”.

Tras la explosión colombiana en los Grammy con Shakira y Vives, efecto que se trasladó posteriormente a los premios Billboard y los MTV (como los más representativos del mercado discográfico), en 2001 apareció Juanes, con su apariencia rockera y el álbum Fíjate bien. Ese año, el natural de Medellín, levantó tres Grammy Latinos como Mejor nuevo artista, canción y álbum rock.

 

Mercado anglo

Ese mismo año, Shakira dio la gran noticia como ganadora en la categoría Mejor Álbum Pop Latino, en los Grammy Anglo. La cantante ya suma tres de estos en sus vitrinas, el más reciente este año con el álbum Dorado (Mejor Álbum Pop Latino).

Esa primera década del siglo XXI tuvo un gran dominio de los locales en las diferentes ceremonias, así como en los listados de los discos más vendidos. Aún las plataformas digitales no tenían el poderío de hoy en día.

“Siempre he estado muy pendiente de nuestros músicos, así que como papá me siento muy orgulloso, aunque también percibo que lo que más se oye es el género urbano y hay muchos que no tienen las mismas oportunidades, es decir, el país es mucho más rico de lo que se conoce”, contó Carlos Vives, en entrevista con EL COLOMBIANO, el pasado 17 de noviembre, al referirse al boom de artistas nacionales en el mundo entero.

A partir de 2005 la dinámica de la música comenzó a cambiar gracias al álbum Barrio Fino y la canción La Gasolina, de Daddy Yankee.

Desde ese momento el reguetón, que era un género casi que exclusivo de Puerto Rico, figuró en las listas de los nominados a los diferentes premios.

Ese boom de música urbana se sintió especialmente en Medellín, considerada por muchos como la capital mundial del reguetón.

De ese movimiento aparecieron nombres como los de J Balvin, Golpe a Golpe, Reykon, Fainal y Shako, Yelsid y El Tigre, entre otros que no solo consolidaron ese sonido, sino que lo transformaron y lo hicieron más global.

El premio mayor llegó en 2015 para J Balvin, que por la canción Ay, Vamos recibió su primer Grammy Latino. Ese mismo año logró dos Billboard Latin Music Awards.

Tras varias nominaciones y algunas frustraciones, este 2018 Maluma pudo alzar ese ansiado premio.

 

Nuevas generaciones

Shakira, Vives, Juanes, Balvin y Maluma son, por reconocimientos, ventas y cantidad de seguidores, los artistas colombianos más representativos en el mundo, pero detrás de ellos viene otra importante cantidad de músicos, entre jóvenes y ya consolidados, que quieren hacer parte de ese top.

Nombres como los de Fonseca, Sebastián Yatra, Andrés Cepeda, Silvestre Dangond, Karol G o Fanny Lu, sin duda, son referentes del país en el mundo cuando de sonidos se habla.

Lo mismo sucede con Chocquibtown, Bomba Estéreo, Crew Peligrosos, Piso 21 o Alkilados, que se han abierto camino en la industria de las agrupaciones.

Detrás de todos ellos vienen decenas de artistas, llenos de sueños y ambiciones, que han encontrado un camino ya trazado.

 

El Colombiano

You might also like