Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

´No encontré respuesta en el alto mando de la Policía´

270
[themoneytizer id=”22300-1″]

La teniente de la Policía, Kelly Johana Sierra, quien denunció en días pasados que el capitán Eduardo Merchán Prieto la forzó sexualmente, sorprendió ayer al país contando en la emisora Blu Radio cómo ha sido su lucha para lograr que su caso llegue hasta la última instancia de la justicia.

El escándalo por la violación de una teniente de la Policía por parte de un capitán durante una fiesta de integración el pasado 23 de noviembre en elcomando de la institución en Valledupar, está tomando connotaciones insospechables en las que podrían ´rodar varias cabezas´.

 

La teniente de la Policía  Kelly Johana Sierra ha visibilizado el ultraje de que fue víctima, hasta el punto que la Vicepresidenta de la República, Martha Lucía Ramírez, el procurador Fernando Carrillo  el propio fiscal Néstor Humberto Martínez, conformaron desde sus competencias un ´bloque´ de acción a fin de que este hecho no quede en la impunidad

La teniente  Kelly Johana Sierra ha concedido varias entrevistas en las últimas horas en la que ha revelado con detalles

El caso de la oficial tomó relevancia nacional desde la semana pasada

Y ha reiterado que fue víctima de una violación en la fiesta institucional de fin de año en Valledupar. El atacante, dice ella, fue un capitán, es decir, un superior suyo. El capitán salió a vacaciones y la denunció por injuria y calumnia. En la Policía no dan razón de avances. Y el asunto ya está en la Procuraduría y la Fiscalía. Hasta la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez ha pedido “investigar cuanto antes y actuar de inmediato”. En su relato a ElEspectador la teniente Kelly Johana Sierra, dijo:

¿Qué la impulsó a hacer su caso público?

Estaba calmada con lo que me había pasado y quería prudencia, pero me vi forzada a divulgarlo porque la contraparte (el capitán) denunció el tema ante los medios de comunicación. Después vi que mi caso se estaba manejando erradamente en el interior de la Policía, sobre todo con mi profesionalismo. También es un llamado para que las autoridades presten atención a este tipo de situaciones que, como me pasó a mí, le pueden pasar a cualquiera, no solo en la institución sino en cualquier lugar.

¿Reclamó por el manejo que la Policía le estaba dando a su denuncia?

Le hice el reclamo al comandante del departamento (del Cesar), porque quería prudencia en el proceso, pero finalmente tomé la decisión de hacerlo público al no hallar ninguna respuesta positiva por parte de la Policía y por lo que estaban hablando de mí. Además, me parece importante que este caso tenga la atención necesaria, como cualquier caso de esta naturaleza. Es una forma de demostrar un hecho real y con pruebas. Con ustedes, los medios de comunicación, hemos logrado tener eco.

¿Cómo describe la respuesta de la Policía antes y después de que su caso se divulgara?

Aunque en días pasados se comunicaron para notificarme un adelanto en mi curso de ascenso, la Policía no ha tenido ninguna manifestación conmigo en relación con lo que me pasó.

¿Qué le ha manifestado la Policía luego de su denuncia?

Nada.

¿Qué le ha dicho su familia a raíz de lo que pasó?

Me han apoyado completamente. Conocen mis valores, pero trato de no hablar del tema con ellos porque me descompensa demasiado estar recordando lo que sucedió ese día.

¿El coronel Mauricio Pedraza, oficial que le ordenó asistir a la celebración de fin de año en donde ocurrió el abuso, le ha expresado algún perdón o consideración?

Ninguna manifestación me ha hecho.

¿Cree que hubo complicidad de otros oficiales para permitir que el capitán abusara de usted?

No puedo responder a esa pregunta. No me atrevo a responderla.

¿Por qué cree que sus superiores no tomaron acciones inmediatas luego de que usted denunció lo que pasó ese día?

No sabría decir con qué fundamento mis superiores no tomaron acciones inmediatas. Desconozco los argumentos de por qué obraron de esa forma yde esa manera. Ahora, mi denuncia es clara y espero una respuesta clara, como cualquier víctima que busca respuestas. Esto no se puede permitir ni adentro ni afuera de la institución.

Usted venía de una incapacidad en la rodilla por una operación. ¿Cómo se encuentra después del ataque?

Me encontraba excusada del servicio por una recuperación de mi rodilla, luego de una confrontación armada. Fue una lucha cuerpo a cuerpo con un delincuente y eso me causó una lesión. A raíz de ese hecho me realizaron una cirugía y estuve seis meses por fuera. Cuando me reintegré a mis labores en la Policía tenía que tener ciertos cuidados, pero desafortunadamente el día de los hechos el capitán me propinó varios golpes y me fracturó nuevamente mi rodilla. Ahora estoy a la espera de que me realicen nuevos exámenes.

El capitán la denunció por calumnia. ¿Qué piensa al respecto?

Luego de mi denuncia, el capitán interpuso otra por injuria y calumnia y me citaron a una audiencia de conciliación. Yo me presenté y dije que no iba ni quería conciliar. Para mi sorpresa, ni el capitán ni su abogado se presentaron y por eso se cerró la investigación.

[themoneytizer id=”22300-28″]