Ciudad

Regresaron las algas a la Bahía

Una gran cantidad de algas marinas aparecieron en la Bahía de Santa Marta sorprendiendo a los turistas que siguen visitando el icónico y tradicional balneario. /MONTINER ALVIS.

Nuevamente se presenta el fenómeno natural y las algas vuelven a “invadir” a la Bahía de Santa Marta. El fenómeno presenta dos caras diferentes, uno que es de sorpresa y hasta de atractivo para los turistas que aún se encuentran en la ciudad y disfrutando de esta icónica y apacible playa, y otros incómodos por la presencia de estas plantas marinas.

 

A diferencia de la “invasión” anterior, que se dio en el mes de noviembre, es que aquellas eran de color rojo y eran glaciares, estas son verdes, más comunes y que con  mayor frecuencia hacen presencia en las playas samarias.

Estas especies sirven para uso alimentario de animales marinos, mariscos, de la misma manera de se explica que el cambio climático y los cambios de dirección de las corrientes marinas ayudan para que se genere este fenómeno natural.

Los turistas y samarios que gustan del ambiente de la Bahía disfrutaron del momento a pesar de la presencia de las algas marinas que tiñeron de verde la tradicional playa.

COMENZÓ LA LIMPIEZA

Para evitar que al pasar de las horas cumplan con su ciclo natural de descomposición, funcionarios de la empresa Interaseo comenzaron su labor de recolección y retiro de estas algas, alguien decía tampoco querían perderse esta temporada.

La recolección debe hacerse rápidamente porque a pesar que en el momento puede ser parte del espectáculo para los visitantes, con el paso de las horas se puede volver un problema, porque al descomponerse general malos olores.

Otras personas que se suman a la causas de retirarlas rápidamente de la Bahía, son los pescadores del sector, pues les perjudica para sus faenas, igualmente los carperos, ya que los lugar en donde ellos ubican sus carpas son los más afectados.

Las algas normalmente forman las llamadas praderas que están en el lecho marino y aparecen en las playas cuando mueren o cuando se  generan  los fuertes oleajes producidos en las cercanías de las costas y las corrientes las arrastran hasta llegar a tierra, como llegaron a la Bahía de Santa Marta.