Internacional

Parlamento venezolano movilizará a opositores a ‘gobierno de transición’

 

Al convocar la marcha este viernes ante un millar de opositores en Caracas, el presidente del Parlamento de mayoría opositora, Juan Guaidó, dijo que la Constitución lo legitima para asumir el poder en una transición luego de que el Legislativo declarara a Maduro como “usurpador”.

 

La oposición venezolana se movilizará el próximo 23 de enero para presionar por “un gobierno de transición” que llame a elecciones presidenciales, tras la juramentación de Nicolás Maduro para un nuevo mandato que denuncia como ilegítimo.

Al convocar la marcha este viernes ante un millar de opositores en Caracas, el presidente del Parlamento de mayoría opositora, Juan Guaidó, dijo que la Constitución lo legitima para asumir el poder en una transición luego de que el Legislativo declarara a Maduro como “usurpador”.

Pero admitió que eso solo será realidad si los venezolanos se vuelcan a las calles para respaldarlo y los militares le retiran su apoyo a Maduro, que se juramentó el jueves para un segundo período de seis años desconocido por gran parte de la comunidad internacional.

“¿Es suficiente apegarnos a la Constitución en (una) dictadura? No. Deben ser el pueblo de Venezuela, la Fuerza Armada y la comunidad internacional las que nos lleven a asumir”, expresó Guaidó.

Todas las decisiones del Congreso son consideradas nulas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, que lo declaró en desacato en 2016.

El diputado llamó a una “gran movilización en todos los rincones de Venezuela” el 23 de enero, fecha emblemática, pues ese día, en 1958, cayó la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez.

“¡Asume! ¡Juraméntate!”, le pidieron a gritos muchos de los asistentes a un cabildo abierto convocado por el Parlamento frente a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. “Maduro, usurpador”, se leía en carteles.

Un sector de la oposición exige a Guaidó asumir como presidente, alegando que le corresponde como cabeza del Congreso ante el “vacío de poder” que, a su juicio, crea el desconocimiento de Maduro, investido por el TSJ.

 

SIN CONSENSO

Rosibel Torres, abogada de 57 años que se confiesa “radical”, esperaba que el líder parlamentario fuese más agresivo. “Si asume, dicen que lo meten preso, pero Guaidó aceptó presidir la Asamblea Nacional. Él sabía cuáles eran los riesgos”, dijo a la AFP 

Sin embargo, Edith Rueda, jubilada de 77 años, respaldó al legislador, un ingeniero industrial de 35 años. “No podemos volvernos locos”, sostuvo.

Para el politólogo Carlos Romero, “no hay consenso interno de hasta dónde se puede llegar en el desconocimiento” de Maduro, a quien el alto mando militar le reiteró lealtad tras su asunción.  

“No quisiera estar en la camisa de Guaidó (…) Él estaría esperando un pronunciamiento militar. Le está dando largas al asunto, pero tiene razón, no se puede llevar al país a una nueva frustración”, declaró Romero a la AFP.

Masivas movilizaciones exigiendo la salida del poder de Maduro se produjeron en 2014 y 2017, con unos 200 muertos y cientos de detenidos.

El presidente socialista fue reelegido el pasado 20 de mayo en comicios boicoteados por los principales partidos opositores, que los denunciaron como un fraude, y desconocidos por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países latinoamericanos.

Maduro está confrontado a un fuerte rechazo popular por la crisis económica, con hiperinflación estimada en 10.000.000% por el FMI para 2019 y escasez de alimentos básicos y medicinas.