HOY DIARIO DEL MAGDALENA

De parque a granja agrícola

107
[themoneytizer id=”22300-1″]

La mata de plátano ha causado asombro entre los samarios y turistas que transitan por el emblemático Parque Sesquicentenario de Santa Marta. /MONTINER ALVIS.

El icónico Parque Sesquicentenario tiene hoy día una nueva que le cambió su antigua vocación de ser un ‘dormitorio a cielo abierto’ de varias personas en situación de calle e inclusive era punto de encuentro para algunos vagos y otros lumpen, pasó a ser granja agrícola

Confirmando la vocación agroindustrial de este territorio y ratificando la fertilidad que ofrece la Madre Tierra, los samarios y turistas que transitan por el Parque Sesquicentenario entre las calles 14 y 15 con Avenida del Ferrocarril están asombrados al ver una granja agrícola en lo que antes era precisamente,un sitio de sano esparcimiento

Y es que sorprende precisamente porque casi nadie se atreve a sembrar en espacios públicos ante el temor de que la cosecha sea aprovechada por algunos avivatos aunque en este caso hay excepciones: el sembrador es un vecino del sector (Pedro Rey Méndez) pero además las matas de plátano, árboles de mango, ciruela, cereza, grosella, aguacate y guanábana tienen varios vigilantes y cuentan con cámaras de seguridad. 

El emblemático Parque Sesquicentenario convertido hoy en granja agrícola, le cambió su antigua vocación de ser un ‘dormitorio a cielo abierto’ de varias personas en situación de calle e inclusive era punto de encuentro para algunos vagos y otros lumpen.

El lugar tiene ahora una mejor iluminación, seguridad del cuadrante policivo, máquinas biosaludables para la práctica de ejercicios, una cancha de básquet para los deportistas, juegos para niños y su propia huerta en donde están sembradas varias matas de plátano junto a otras plantas ornamentales que embellecen dando frescura al lugar.

El peso de la enorme planta de plátanos está inclinando la mata que ya tiene varios ´hijitos´ a su alrededor lo que garantizaría que el cultivo pueda extenderse y en un tiempo no muy lejano este alimento pueda deleitar los paladares tanto del sembrador como de los cuidadores. Y es que no se trata de guineo verde que es la materia prima para el típico cayeye con mantequilla y queso rallado. Sino que es plátano verde del cual se pueden hacer tajaditas fritas, patacones o mazamorra con leche.

PULMÓN EN CENTRO HISTÓRICO

Muchos no están de acuerdo con la iniciativa de Pedro Rey, vecino del Parque Sesquicentenario, y otros lo admiran porque no solo aporta al   sector sino que esos árboles frondosos ya proporcionan una acogedora sombra y buen oxígeno a la ciudad. Con su silenciosa labor le regala un pulmón al Centro Histórico que tiene un ojo de agua a donde llegan las palomas y otras aves a saciar su sed.

‘‘He sembrado estos árboles con amor, les he tenido paciencia y hasta he discutido con varias personas que han querido destruir esta zona verde o que llegan hacer sus necesidades fisiológicas aquí. Por fortuna la misma comunidad está vigilante y no permitimos eso. Además contamos con el apoyo de la Policía porque el CAI queda a pocos metros’’, indicó.

Rey está feliz con el crecimiento de varias matas de plátano cuatro filo y de algunos árboles de mango, aguacate, ciruela, guanábana, cereza y grosella. Agradece la asesoría de los ‘hermanos mayores’ de la Sierra Nevada quienes han cultivado plantas medicinales para las afecciones en los riñones y otros órganos del cuerpo.

Comentó que cada semana paga $6.000 a una persona que se encarga del riego de la zona verde e invierte otra suma económica para la compra de abono y fertilizantes.

ALIMENTO NUTRITIVO

Expertos en nutrición destacan el valor vitamínico del plátano verde por ser una excelente fuente de fibra, potasio, vitamina C y beta-caroteno, además de otras vitaminas como la B6 y minerales como el hierro.

Además de proporcionarle mucha energía al cuerpo humano, el plátano verde aporta diversos beneficios a la salud. Gracias a su alto contenido de potasio, comer plátanos verdes ayuda a que el corazón tenga un ritmo cardíaco normal ya que regula la presión arterial.

Un plátano verde de tamaño mediano puede contener la cantidad aproximada de 400 mg de potasio, un gran aporte diario si tenemos en cuenta que la cantidad estipulada para los adultos es de 4700 mg (para los niños oscila entre 3800 y 4500 mg).

Los plátanos verdes también son ricos en almidones por ello ayudan a proteger la mucosa gástrica. Este alimento es apropiado en personas que padecen problemas de gastritis, acidez estomacal o úlceras gástricas. En estos casos es importante una preparación adecuada y evitar consumirlos fritos porque la grasa utilizada para prepararlos de este modo terminará por anular todos los efectos positivos que puedan tener. Comerlos hervidos y sazonados con un poco de sal y aceite de oliva es la opción más recomendable.

[themoneytizer id=”22300-28″]
You might also like