HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Un año crucial para los entes territoriales

107
[themoneytizer id=”22300-1″]

El año que apenas comienza, es muy importante para los departamentos y los municipios, pues se elegirán a los gobernadores y alcaldes, servidores públicos que tendrán la responsabilidad de lograr el desarrollo de cada una de sus colectividades, aprovechando los recursos de cada una de las entidades territoriales y tratando de sacar lo mejor de un gobierno nacional que se encontrará terminando su primer año cuando los mandatarios regionales y seccionales se posesionen el 1 de enero de 2020.

En nuestro Departamento, será fundamental elegir muy bien a la gobernadora o gobernador que regirá los destinos del Magdalena durante el periodo 2020 – 2023. Igual con los alcaldes o alcaldesas de cada uno de los municipios, más si tenemos en cuenta, que nuestro Departamento no tiene representación alguna en el gobierno nacional que represente nuestros intereses colectivos.

Esta es una situación muy triste y estigmatizante para los que nacimos y habitamos  en este territorio, pero todo parece nacer de la invisibilidad de nuestro dirigente en el Congreso Nacional, donde sus voces son opacas o mudas, siendo muy pocos lo que dentro o  fuera del Departamento, saben que estos congresistas existen y que supuestamente deberían estar en el Parlamento para representar y defender al Magdalena y sus municipios, pero esto parecer ser una utopía ante tanta desidia o incapacidad de gestión de quienes tienen esa responsabilidad.

Por lo anterior, se hace necesario que los magdalenenses, nos pongamos las pilas para elegir a un mandatario o mandataria, con capacidad de gestión, que tenga una preparación  académicamente adecuada, que tenga experiencia administrativa, que haya dado muestras en su trayectoria laboral, de eficiencia y honestidad, que en Bogotá lo conozcan o la distingan por sus antecedentes de mérito, no porque sea pariente o allegado o allegada a una familia o porque tiene la capacidad de financiar con una bolsa de dinero grande su elección.

Lo mismo cabe para la selección del Alcalde o Alcaldesa de Santa Marta y demás municipios, se necesitan administradores o administradoras, avezados en lo que es la administración pública, se requieren gerentes públicos, con conocimiento de lo que es un Ente Territorial, que sepan manejar un presupuesto público, que tengan conciencia que si llegan a gobernar un municipio, lo principal es el bien público y no el privado, ni que su finalidad principal sea la tratar de consolidar un hegemonía familiar o de grupo político para favorecer sus aspiraciones electorales futuras.

Ya es hora que los electores del Magdalena y sus municipios reaccionen y sepan para que eligen a una persona como su representante en la administración, no pueden perder de vista que estos administradores públicos, serán los responsables del buen manejos del humano, físico y financiero del respectivo ente territorial, de la buena gestión que ellos o ellas hagan de los recursos públicos, dependerá que el Departamento salga del ostracismo en que está sumido hace varios años, donde infortunadamente descollamos,  no por nuestro desarrollo, sino por todo lo contrario.

El elector, es el principal responsable de elegir a un buen o mal administrador de su entidad territorial, no es culpa del inepto o deshonesto el llegar a ser elegido, es culpa del elector elegir a ineptos, incapaces y deshonestos como alcaldes o gobernadores.

¿Sabes qué? El deseo más grande que debemos tener para este año los magdalenenses, es que sepamos escoger a nuestro gobernantes para la gobernación y las alcaldías, que digamos no más a los financiadores de campañas y no a todo aquel que quiera conculcar la voluntad popular por cualquier medio.

*Catedrático universitario      

[themoneytizer id=”22300-28″]
You might also like