HOY DIARIO DEL MAGDALENA

El artesano de checas y tapas que fabrica varios artículos

26

El artesano Robinson Jaraba junto a su esposa, hijas y nietos en su vivienda ubicada en el barrio Manzanares de Santa Marta, en donde funciona su taller. /MONTINER ALVIS.

Para confeccionar un canasto de ropa (46 centímetros de ancho por 55 centímetros de alto) requirió de 1.245 tapas plásticas de varios colores, mientras que en un servilletero utilizó 106 checas.

Lleva más de 40 años viviendo en el emblemático barrio Manzanares de Santa Marta y gracias al reciclaje de tapas plásticas y checas de bebidas ha consolidado un taller artesanal para elaborar canastos, servilleteros, cavas y otros artículos novedosos.

Se trata de Robinson Jaraba Orozco, quien es conocido popularmente como ‘Barranquilla’, nacido en Río Frío (Magdalena) y que desde hace algunos años empezó a incursionar en el trabajo artesanal transformando cientos de checas y tapas en objetos útiles para las amas de casa, propietarios de restaurantes, fruteras y otros negocios.

Recuerda aquel año cuando a su nieto Andrés le colocaron un trabajo relacionado con la ecología y él se animó a investigar a través de la internet lo que podría ingeniarse con el reciclaje. Fue así que después de explorar varias opciones se le encendió la chispa para usar materiales que llegan a la basura como tapas plásticas de bebidas gaseosas y checas de cervezas o refrescos.

Recolectó una gran cantidad de insumos con los propietarios de tiendas y algunos amigos dueños de negocios para dedicarse a confeccionar un chaleco con 526 checas aplanadas. El resultado fue espléndido ya que su nieto Andrés ganó el tercer puesto con ese proyecto ecológico en el colegio cristiano Amor de Cristo.

‘‘Ese premio fue la motivación para continuar explorando más y más hasta lograr la técnica actual donde utilizo alambre dulce que me sirve para darle forma y reforzar los productos como los canastos para frutas o de ropa que gustan mucho’’, explicó el señor Robinson.

En una visita a su vivienda en el barrio Manzanares, HOY DIARIO DEL MAGDALENA pudo constatar el empeño, dedicación y paciencia con la que este artesano manipula las tapas plásticas y checas hasta lograr confeccionar un genuino canasto de 46 centímetros de ancho por 55 centímetros de alto para lo cual requirió de 1.245 tapas de varios colores.

Muy emocionado por nuestra visita a su hogar en donde funciona su taller, el artesano ‘Barranquilla’ dijo estar muy feliz por el don que le ha dado el Padre Celestial y que a pesar de su edad es una persona útil a la sociedad samaria que gracias al reciclaje aporta a la descontaminación de los océanos y del planeta.

‘‘Yo agradezco a los vecinos y amigos tenderos que tienen la amabilidad de recolectarme las checas y las tapas plásticas porque son los insumos que utilizo para elaborar los productos. Cada semana hago un recorrido en la calle 30 cerca al supermercado Olimpica y logro traer varias bolsas llenas’’, indicó Jaraba.

Tiene la firme intención de confeccionar un pantalón ecológico con checas aplanadas para exhibirlo durante las fiestas carnestoléndicas que se avecinan. ‘‘Si el tiempo me alcanza y Dios me lo permite quisiera dar a conocer en los Carnavales unos pantalones innovadores’’, puntualizó el artesano de las tapas plásticas y checas.