HOY DIARIO DEL MAGDALENA

¿Pájaros de verano puede llegar a los Óscar?

22

Pájaros de verano se estrenó en Colombia el 9 de mayo de 2018. Hasta ahora ha recibido 10 premios y 20 nominaciones en diferentes festivales. 

 

Solo una vez una cinta nacional, El abrazo de la serpiente (2016), logró estar entre las nominadas al Óscar, los premios cinematográficos más reconocidos del mundo, en la categoría Mejor película extranjera. Su director fue Ciro Guerra, y es quien, junto con Cristina Gallego, puede repetir con su más reciente producción, Pájaros de verano (2018).

Por ahora es una de las prenominadas, un puesto importante a pesar de todo, en tanto le abre puertas de distribución. El próximo martes 22 de enero se anunciarán las cinco finalistas que competirán oficialmente por la estatuilla más codiciada.

Según la metapuntuación de Metacritic, que reúne en una sola calificación los resultados de más de 50 portales dedicados a la crítica y la revisión de filmes, la colombiana sería la quinta mejor votada, lo que le daría el pase de entrada al certamen (hacer clic en infografía al lado izquierdo).

Otro escenario muestra el palmarés (nominaciones y premios) que ha cosechado cada largometraje desde su lanzamiento en festivales. Allí no estaría Pájaros de verano entre las opcionadas, si se compara frente a lo que han conseguido las otras. Además, en ambos puntos Roma sería la triunfadora final.

 

Oscarizables

Jerónimo Rivera, profesor, investigador y crítico de cine, no cree que los Óscar premien a las mejores películas del año: “Si midieran la calidad, Titanic y El señor de los anillos 3: El retorno del rey serían las principales en la historia del cine”.

El experto señala que este tipo de galardones están rodeados de factores exógenos a la producción cinematográfica, parcializando los resultados.

Para él, una cinta “oscarizable” o posible ganadora a los premios tiene más probabilidades de ganar si cumple con estos parámetros:

 

  1. Historias políticamente correctas

El experto señala que la Academia fue creada para vender lo que hace Hollywood y el modo de vida norteamericano, democrática e incluyente (en Pantera negra y Wonder Woman los héroes son un negro y una mujer, respectivamente). Rivera cree que esa fue, incluso, una de las razones por las que nominaron El abrazo de la serpiente en 2016, que era una historia indígena.

 

  1. El género preferido es el Drama

Tiene más probabilidades que la comedia, el terror, la ciencia ficción y cualquier otro género. “Si la historia, además, es de superación personal o, mejor, trae la idea de que el corazón todo lo puede, hará llorar a cada uno de los votantes”.

 

  1. Se necesita dinero para hacer lobby

Ganar un Óscar es costoso. Solo enviarles copias a los miembros, que se estiman en más de 5.000 votantes, es una inversión grande. Otras técnicas de lobby incluyen “mucha publicidad, tener en el elenco o entre los productores algunos pesos pesados y pertenecer, de alguna forma, al cerrado mundo de Hollywood.

 

Más argumentos

El crítico de cine Pedro Adrián Zuluaga añade a estas características, la sincronía con una agenda de temas de moda (una historia que toque la distinción de clases en México, por ejemplo).

“Incide la propia composición de la Academia, de mayoría judeo americana, que afecta los temas relacionados con su memoria histórica y cultural”, comenta.

 

El dinero mueve

El cabildeo o lobby, de hecho, es una de las principales dificultades del largometraje colombiano, en este caso, especialmente frente a Roma.

Netflix quiere ganar un Óscar con la propuesta del director mexicano. Para lograrlo usa la estrategia de las grandes productoras conocidas como majors (Paramount, Universal, 20th Century Fox, Warner Bros, Columbia, Walt Disney), que controlan más del 80 % del mercado cinematográfico mundial.

Según un informe del diario The New York Times publicado esta semana, Netflix ha gastado solo en promoción de la cinta de Cuarón entre 10 y 20 millones de dólares, mientras que la producción costó 15 millones de dólares.

 

Probabilidades

El comentarista y presentador mexicano Rafael Sarmiento, quien ha estado presente en 17 entregas de los Óscar, cree que Roma va a ser nominada y va a ganar la estatuilla a Mejor película extranjera. “México nunca se ha llevado el premio y es el país latinoamericano que ha sido más nominado (8). Creo que puede hacer historia este año”.

Para la guionista Carol Ann Figueroa, un punto a favor es que el enfoque de Cuarón es precisamente lo que busca Hollywood en las producciones extranjeras: “Muestra el otro latinoamericano, habla de la mujer y de indígenas en México”.

Todos los caminos conducen a Roma. A pesar de ser la más opcionada por la crítica especializada y las cifras, muchos no piensan igual.

El crítico, investigador y columnista de cine, Pedro Adrián Zuluaga, pensaba que Roma obstruía las posibilidades de Pájaros. Sin embargo, el comportamiento del drama de Alfonso Cuarón en la temporada de galardones le mostró otro escenario.

“Creo que recibirá otras nominaciones en otras categorías y que despejará el camino para que la colombiana entre a la lista”.

También explica que le desfavorece que sea producida por Netflix, una plataforma que no ha sido afín a la Academia de Hollywood, “que representa los intereses de los estudios más tradicionales”, por lo que la pueden castigar.

 

Competencia

Por su parte, Jerónimo cree que el filme de Ciro Guerra y Cristina Gallego tiene buenas probabilidades: “Es un tema sensible, se habla de narcotráfico en Latinoamérica, de comunidades indígenas y exóticas que le gustan tanto a Hollywood”.

Sin embargo, la competencia es muy fuerte porque hay películas que tienen un circuito festivalero consolidado más que la colombiana (Cold War, Burning, Roma, Shoplifters).

Podría estar entre las nominadas según expertos y cifras, aunque no se puede asegurar. Sí se puede decir que la mayoría de críticos y estadísticas ponen como ganadora a la producción de Netflix.

Dejando a un lado cualquier pronóstico, el lugar que ha alcanzado hasta ahora Pájaros de verano ya es un logro. Después de todo, es la segunda vez que una producción nacional ha sido preseleccionada en la categoría Mejor película extranjera en 72 años de historia del galardón

 

 

El Colombiano