Economía

Insisten en frenar alzas en precios de la gasolina

El aumento constante en el precio de los combustibles no deja de ser una preocupación de los colombianos y de los empresarios, en especial los que están en el negocio del transporte.

Este mes el galón de la gasolina y del ACPM registraron un incremento de $45 y $89, respectivamente. En Cali, por ejemplo, el precio de referencia para la gasolina llegó a $9600, el segundo más alto después de Villavicencio ($9686).

Las perspectivas de corto y mediano plazos no parecen ser mejores, por eso el senador Luis Fernando Velasco le envió esta semana una carta al presidente Iván Duque proponiéndole que se modifique la fórmula para fijar los precios de los combustibles, pues considera que sí hay alternativas para que bajen los precios.

La fórmula de la gasolina tiene 16 componentes que se pueden clasificar en tres segmentos: pago al productor (Ecopetrol), tributos y márgenes para los distribuidores.

 

Las propuestas del senador Velasco son las siguientes

 1.- Que se cree un tributo al productor y que se active cuando les esté yendo bien (cuando el petróleo esté por encima de US$45 el barril). Este tributo no afectaría a los consumidores sino al productor y los recursos irían al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles.

2.- Que se racionalicen los subsidios a los productores de etanol. Para el senador el precio del alcohol carburante en el mercado internacional está 40 % más barato de lo que se paga en Colombia. “No digo quitar los subsidios que ha sido una política del Gobierno, pero si racionalizar ese aporte. Con estos dos elementos se podría bajar entre $300 y $400 el precio de los combustibles”, dijo.

3.- Sobre los tributos. Se estima que por cada galón de gasolina los colombianos pagan alrededor de $2700 en impuestos y contribuciones.
“Esto es una exageración”, afirmó Velasco.

Por eso propone la estrategia ‘todos ponen’, que busca que la Nación tenga un solo tributo sobre los combustibles y las regiones la sobretasa.
De acuerdo con Velasco, sí es posible reducir los precios de la gasolina y el acpm bajando la carga de los contribuyentes.

4.- Con la fórmula planteada el precio podría bajar hasta $1000 y mantenerse congelado en ese valor durante 12 meses.

Sobre el tema Juan Carlos Rodríguez, presidente de Colfecar, dijo que siempre es oportuno debatir la fórmula de los combustibles, pues no se trata de un asunto que no se pueda mover.

“Hay ítems que le pegan mucho al valor final. Por ejemplo, el ingreso al productor de los combustibles y el ingreso al productor de biodiesel inciden en el 59 % del valor del galón de acpm. Allí se puede hacer algo”, dijo.

Coincidió el líder gremial en que también hay que revisar el número de tributos que recaen sobre los combustibles. La propuesta de Colfecar es que se convoque al Comité Técnico que se conformó hace dos años y que tenía como objetivo buscar, con diferentes gremios, alternativas para revisar esa fórmula.

Para Óscar Rojas, presidente de Sodicom, gremio que agrupa a los distribuidores minoristas de Cali, acabar la relación que existe entre el precio de los combustibles en Colombia con la cotización internacional del crudo es difícil, por lo que cree que la alternativa para el país es que se revisen los tributos que afectan la fórmula.

“Son muchos los impuestos que impactan el precio, son $1142 de sobretasa, $474 de impuesto nacional, $842 de IVA, $133 de impuesto al carbono, $400 de tarifa poliducto”, destacó el directivo.

Agregó que todos estos recursos le ingresan a la Nación y “luego dicen que el precio está subsidiado y es lo que uno no entiende. Hay que mirar cómo aligerar el costo de los impuestos en la fórmula y llevar al país en una mejor posición de competitividad”.

El Gobierno Nacional introdujo en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) tres artículos en los que plantea cambios en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles y en la fórmula, pero no da detalles de cómo sería este proceso.

Por lo que el senador Luis Fernando Velasco teme que los que seguirán pagando serán los consumidores.

 

Cali El País