Economía

Compañías de telefonía celular recibieron multas por $ 30.000 millones

Andrés Barreto González, Superintendente de Industria y Comercio.

La Superintendencia de Industria y Comercio reveló que durante el 2018 impuso multas por más de 30.000 millones de pesos al sector de las telecomunicaciones y de servicios postales en el país.

“Luego de analizar las denuncias, los recursos de apelación, las investigaciones y las demandas determinó que se recibieron 21.412 denuncias, fueron atendidos 13.541 recursos de apelación y se impusieron 309 sanciones administrativas, con multas que sumaron más de 30.000 millones de pesos”, indicó Andrés Barreto, Superintendente de Industria y Comercio.

De acuerdo con el funcionario, el mayor número de trámites que recibe la Superintendencia provienen de Bogotá con un total 8.877 trámites, seguido de la región Andina con 4.625 y la región Caribe con 1.556.

“Las quejas estuvieron asociadas a la protección de servicios de telecomunicaciones en temas como la calidad del servicio, la portabilidad, empaquetamiento de servicios y la reconexión. Otro tema muy importante es que la Superintendencia viene vigilando a los usuarios postales y en este sector las quejas están relacionadas por la pérdida de los paquetes que se envían y la no aparición de una respuesta respecto al reclamo de un envío”, resaltó Barreto.

En cuanto al sector de las telecomunicaciones, el mayor número de quejas se presentan en las regiones de la Orinoquía, Andina y principalmente Bogotá en donde se presentaron más problemas en los trámites e incumplimientos en la información a los usuarios.

Asimismo, en la región Caribe se registró un mayor número de trámites relacionadas con la inconformidad con los cobros de reconexión. Por su parte, en la región Pacífica la reclamación estuvo relacionadas con la negación de línea, mientras que en la Amazonía estuvo relacionadas con la disponibilidad del servicio de telefonía móvil.

“Esta información ha permitido a la Superintendencia saber cuáles son las principales tipologías de reclamación y de incumplimientos, referenciarlas geográficamente por servicios, por prestador y, hacer un monitoreo que permita tomar decisiones de prevención y control estratégico”, dijo Barreto.

La Superintendencia también anunció que ante este escenario que se viene presentando, se trabajará en un modelo preventivo para evitar que este número de quejas aumente y se logre cada vez más una mejoría en la prestación de los servicios de telecomunicaciones y postales en el país.

De acuerdo con el organismo de control, durante el año 2018 en Colombia se registraron 91 millones de abonados en los servicios de telefonía móvil, telefonía pública básica conmutada, suscriptores con acceso fijo a internet; más de 135 millones de envíos en el servicio de mensajería expresa; y, más de 30.000 giros postales que movieron más de 4 billones de pesos.

El superintendente destacó que “con la implementación del modelo preventivo se busca promover la innovación en el uso de estrategias y herramientas digitales para el mejoramiento de la interacción con los usuarios, la reducción de los altos costos administrativos para los usuarios, la industria y el Estado con el objetivo de tener una mayor eficiencia”, indicó Barreto.

Finalmente, el funcionario aseguró que el objetivo de este tipo de estrategias es que la prevención y persuasión se anteponga a la sanción, para que las empresas de este sector siempre piensen en la calidad del servicio y el bienestar de los usuarios.