HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Rescatan e ingresan al mar una enorme tortuga laud

501

Expertos del Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de la Fauna Silvestre Marina (CAVR-Mar) asistieron al ejemplar, le retiraron unas cuerdas de su aleta derecha y le hicieron curaciones.

La bióloga marina Diana Tarazona explicó que la tortuga laud fue trasladada en una lancha hacia las instalaciones del Acuario en donde se ingresó a unapiscina de rehabilitación para ser atendida por el veterinario.

Por
EDGAR
TATIS GUERRA

Personal experto del Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de la Fauna Silvestre Marina (CAVR-Mar) rescató y devolvió al mar una enorme tortugalaud (Dermochelys coriacea) que había sido encontrada por los pescadores del área de Tasajera.

Según la información entregada por los biólogos marinos del Acuario Rodadero, el ejemplar que es una especie en peligro de extinción, fue hallado por un grupo de pescadores que realizaban sus faenas en el mar quienes la rescataron y posteriormente dieron aviso a los expertos del Acuario donde funciona el CAVR-Mar en acuerdo con la entidad ambiental Corpamag.

La bióloga marina Diana Tarazona explicó que la tortuga laud fue trasladada en una lancha hacia las instalaciones del Acuario en donde se ingresó a unapiscina de rehabilitación para ser atendida junto con el médico veterinario Carlos Zuluaga.

Dijo además que la tortuga laud se considera un individuo en peligro de extinción lo que es ratificado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, organismo que evalúa las especies marinas que se encuentran en los océanos.

‘‘La tortuga laud tenía en su aleta derecha unas cuerdas atadas que le estaban afectando su extremidad por lo que fue necesario retirarle esas cabuyas para evitar que se cercenara, luego fue curada, se le aplicaron medicamentos y posteriormente se dispuso su liberación al medio marino’’, relató la bióloga marina. 

Tarazona agradeció a los pescadores por su valiosa información lo que permitió al equipo técnico del CAVR-Mar acudir de manera inmediata al rescate de latortuga laud, un animal que le encanta comer calamares aunque su alimento principal son las medusas.

Hizo un llamado a la comunidad para que demuestre su sensibilidad humana, compromiso con los ecosistemas y la biodiversidad marina. Asegura que la protección de los cuerpos de agua tales como ríos, mares y océanos es fundamental para lograr un equilibro en el planeta aunque advirtió que en el caso de las tortugas laud es lamentable cuando estos individuos mueren al ingerir bolsas plásticas que confunden como si fueran medusas.

OTRAS TORTUGAS SALVADAS

Es válido mencionar que en agosto del 2018 fue hallada una enorme tortuga Carey en la playa de Pozos Colorados, la cual dejó una nidada debajo de unacuatrimoto que conducía el Intendente Carlos Peña, quien está adscrito a la Policía de Turismo.

En esa ocasión fueron los expertos del Acuario Mundo Marino de la Universidad Jorge Tadeo Lozano quienes protegieron los 114 huevos en una incubadora hasta que nacieron las tortuguillas, las cuales se mantienen en las piscinas de la institución y muy pronto serán introducidas a su hábitat natural: el mar.

‘‘Las tortugas Carey son especies que están en vía de extinción y son muy apetecidas por su caparazón al igual que sus huevos que se comercializan sin piedad. Por fortuna cada vez hay personas conscientes de lo vital que resulta cuidar todas las especies marinas y garantizar su protección. Destaco la labor de la Policía de Turismo y en especial del Intendente Carlos Peña así como del Acuario de El Rodadero que ayudaron a preservar la vida de la tortuga y su cría’’, indicó Iván Quintero, gerente de Pro-Rodadero.  

En noviembre de 2017 otra tortuga marina gigante de aproximadamente 5 años correspondiente a la especie Caretta Caretta fue intervenida quirúrgicamente para extraerle un arpón incrustado en su cuello que la mantenía en riesgo de morir.

La especie marina fue rescatada por las autoridades ambientales en el corregimiento de Tasajera y entregada al Acuario Rodadero en donde fue recibida por los biólogos marinos y veterinarios quienes de inmediato se pusieron al tanto para salvarle la vida al animal. 

En abril del 2016 el ambientalista Nicolás Molina Guzmán, agradeció a los biólogos de la Universidad Jorge Tadeo Lozano por la labor que desempeñan en el Mundo Marino de El Rodadero quienes protegieron 77 huevos que había anidado una gigantesca tortuga marina en las playas del Hotel Irotama.

Molina Guzmán dijo sentirse orgulloso y bendecido con la Madre Naturaleza porque tuvo el privilegio de proteger a la enorme tortuga laud que acarició y hasta pudo despedir a su retorno al mar.

‘‘Cuando el personal de vigilancia del hotel me llamó a contarme lo que estaba sucediendo no dudé un instante para trasladarme y constatar la situación. Reconozco que en mi vida nunca había visto una tortuga tan inmensa y lo más maravilloso es que llegara a hacer un nido en las playas samarias’’, anotó.