HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Debate a capítulo Electricaribe en el PND

462

El aumento en las tarifas de energía contrastado con el pésimo servicio eléctrico no deja de ser el gran dolor de cabeza para los usuarios de la región Caribe. Los apagones que ahora se presentan con mayor frecuencia han aumentado las quejas y la comprensible inconformidad con el servicio desde todos los departamentos de la Costa.

No sorprende, pero si preocupa mucho que recientemente el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) haya confirmado lo que todos sabíamos, que la región Caribe en los últimos 12 meses registró los mayores incrementos en el precio de energía eléctrica en el país, muy por encima de la media nacional.

Una de las principales causas de este desproporcionado aumento fue evidentemente la compra de energía en bolsa que realizó Electricaribe a las grandes generadoras, quienes aprovecharon la necesidad que se generó por el incumplimiento de Hidroituango y vendieron a un mayor costo, afectando como ya lo habíamos señalado en anteriores columnas, al usuario final. Además, de otros factores como la mala situación financiera de la empresa y el fenómeno del niño.

Si ya en las tarifas de energía, alcanzamos a duplicar en algunas ciudades la media nacional, ¿cómo quedaremos de llegarse aprobar la propuesta del Gobierno Nacional incluida en el Plan Nacional de Desarrollo que establece entre otras cosas, una sobretasa de cuatro pesos al kwh para estratos 4, 5 y 6, comercio, industria y no regulados? El panorama no es nada alentador para el bolsillo de las familias de la Costa.

Lo propuesto por el Gobierno en el PND no resuelve a largo plazo la situación de Electricaribe. Las medidas de financiamiento que allí se presentan, carecen de garantías y dejan al estado colombiano pagando por los errores de los antiguos dueños y operadores, no podemos estar de acuerdo con la propuesta de subir las tarifas y crear impuestos “transitorios” para asegurar la prestación del servicio público de energía eléctrica porque terminarían pagando quienes han sido permanentemente perjudicados por la situación precaria de Electricaribe. Sin olvidar que además quedaríamos mal parados frente a la demanda que Naturgy (propietaria de Electricaribe) interpuso en contra de Colombia, donde una de las principales quejas era la negativa del Gobierno para aumentar las tarifas.

Existen otro tipo de recursos que pueden emplearse sin necesidad de acudir a la salida fácil que siempre es sacar dinero de los bolsillos de los contribuyentes. De acuerdo con lo aprobado por las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara, la sobretasa solo existiría hasta el 31 de diciembre de 2022. Sin embargo, como todos sabemos, en Colombia lo transitorio se vuelve permanente y no podemos permitir que esto suceda.

Para mañana hemos citado a debate en la Comisión Quinta del Senado a la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez Londoño; al Ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla Barrera; a la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García; al Director Ejecutivo de la CREG, Cristian Jaramillo Herrera y al Director General de la UPME, Ricardo Humberto Ramírez Carrero, para que le expliquen a los colombianos las soluciones y nuevas condiciones para la prestación del servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe, así como las nuevas contribuciones que deberán pagarse para garantizar la estabilidad y funcionamiento de Electricaribe y las modificaciones que cada una de éstas carteras incluyeron en la propuesta de PND.

Destacamos el empeño y el acelerador que el Gobierno está colocando para buscar soluciones a los problemas del servicio eléctrico en la Costa Caribe. Esperamos que la búsqueda del operador o los operadores adecuados para prestar un óptimo servicio en la región dé su fruto, dentro de un proceso transparente y con reglas claras que le devuelvan a la región la tranquilidad de contar con un buen servicio a un precio justo.

*Senador

You might also like