HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Universidad

Cierre de la vía Bogotá-Villavicencio afecta a 15.000 pasajeros intermunicipales

198

Una vez más las fuertes lluvias tienen en problemas a la vía que de Bogotá conduce a Villavicencio (Meta), por nuevos derrumbes que han llevado a que el Concesionario Vial de los Andes (Coviandes), haga un cierre preventivo afectando a más de 15.000 usuarios de transporte intermunicipal que transitan por este corredor.  

“¡Atención! Se cierra el tránsito vehicular en el k58+000 tras registrarse un nuevo deslizamiento que taponó los dos carriles”, reportó Coviandes a través de su cuenta de Twitter. Pese a esto, esos mensajes y alertas sobre cierre y apertura de la vía no son nuevos para los usuarios de este tramo vial, que desde hace varios años reclaman un arreglo.

En esta ocasión, las fuertes lluvias que cayeron durante toda la noche ocasionaron el desprendimiento de rocas y lodo de la montaña en los kilómetros 58 y 64, puntos de la vía que en cierres pasados también han presentado un panorama crítico.

Los empresarios de transporte intermunicipal de pasajeros aseguraron que el cierre ocasiona pérdidas diarias que ascienden a los 511 millones de pesos.  

“Son más de 500 millones que los empresarios dejan de percibir por venta de tiquetes, ya que estimamos que a diario más de 15.000 pasajeros se movilizan por la vía y se están viendo afectados”, aseguró José Yesid Rodríguez, presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal (Aditt).  

El dirigente del gremio hizo un llamado al Gobierno para realizar una efectiva intervención en este corredor y así mitigar posibles cierres, como los ocasionados recientemente, que ya suman 20 para lo corrido del año.

“Cada vez que tenemos una ola invernal, la vía Bogotá-Villavicencio presenta derrumbes y ocasiona cierres, una situación que no puede seguir presentándose en una vía de gran importancia como esta”, puntualizó Rodríguez.

Las empresas que cubren la ruta realizan en promedio 750 despachos diarios por este corredor vial. Sin embargo, como consecuencia del cierre, el tráfico se ha desbordado por otras vías alternas, generando mayores planes de contingencia.

Este lunes, según el dirigente gremial, se dio una reunión con el Instituto Nacional de Vías (Invías) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para tratar la problemática y las posibles soluciones para el caso.  

“La vía presenta falencias en parte por errores de Coviandes y por temas que dependen del Invías. El compromiso que hay de parte del Gobierno es el de trabajar para que esto no siga sucediendo, sobre todo en las épocas de ola invernal. Le solicitamos a las autoridades dar una pronta recuperación a la vía para dar la prestación del servicio”, apuntó Rodríguez.

VUELOS

Debido a la situación de complejidad por el corredor Bogotá-Villavicencio, la aerolínea Avianca informó que ha dispuesto dos vuelos adicionales que serán operadas entre el martes 14 y miércoles 15 de mayo, añadiendo que se mantiene el monitoreo del estado de la vía, y disposición de recursos para operar más vuelos de ser necesario.

De acuerdo con la aerolínea, los vuelos serán operados en aviones ATR72, lo que permite contar con una oferta de 128 sillas adicionales diarias a las 256 que ofrece la aerolínea en sus dos vuelos de itinerario regular.

REMOCIÓN  

Desde la noche de este lunes Coviandes anunció que trabajaba en la remoción del lodo que ha inundado la vía, haciendo complejo su tránsito vehicular hasta el punto de suspenderlo provisionalmente.  

Pese a esto, desde las 2:00 de la tarde de este martes se cerró definitivamente el corredor y Coviandes anunció el retiró de obreros y maquinaria en el kilómetro 48, ante un posible desprendimiento de tierra, piedra y lodo en el sector.  

“No hay garantía de seguridad para el personas ni para los usuarios. Se mantiene el cierre total de la vía, se presentan lluvias en el Km58 y sigue cayendo piedra, lo que hace inseguro el trabajo de los operarios en el sitio, una vez que las condiciones de seguridad mejoren, la maquinaria podrá retomar las labores de remoción del material”, informó el consecionario a través de Twitter.  

Actualmente, la vía al Llano tiene un corredor de 85,6 kilómetros y cuenta con tres peajes: Boquerón, Naranjal y Pipiral. Las inversiones sobre esta vía, a diciembre de 2017, sumaban 4,8 billones de pesos y el último gran cierre de la vía fue para agosto del año pasado en donde el corredor estuvo fuera de uso por cinco días, debido a 15 derrumbes que se presentaron sobre él.

BOGOTÁ (Colprensa).

You might also like