HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Extraordinario tributo al maestro Escalona

153

La lluvia no fue impedimento para que se cumpliera este merecido homenaje al desaparecido maestro Rafael Escalona. Sus canciones fueron interpretadas por los artistas invitados.

Por
WILLIAM
ROSADO
RINCONES 

La Plaza ‘Alfonso López’ se vistió de fiesta para el homenaje del maestro Rafael Escalona, al cumplirse  los diez años de su partida.

En este homenaje hicieron presencia destacados artistas, entre ellos Jorge Celedón, Jorge Oñate, ‘Poncho’ Zuleta, Jean Carlos Centeno, Ivo Díaz, Peter Manjarrés, Rafael Manjarrés, Rafa Pérez, Alfredo De la Fe, Kbeto Zuleta y varios Reyes Vallenatos.

Escuchar las voces de estos artistas en el esplendido homenaje que tributaron sus hijos al maestro Rafael Escalona, era como retratar la historia de sus canciones y los personajes que las inspiraron, entre ellos la querida ‘vieja Sara’.

Así transcurrió la noche, no importó que era lunes, los vallenatos de alma rancia, degustaron ese banquete de canciones que están sembradas en la ‘vallenatía’ y que se reencarnaron en los dedos del Rey Vallenato Wilber Mendoza, como si su padre, ‘Colacho’ Mendoza, le llevara la mano, como cuando le enseñaba los primeros trazos de caligrafía.

Ni que hablar del acordeón del ‘Cocha’ Molina, su turno se lo hacía al gran Arturo Molina, su padre, quien también disfrutó de las andanzas de su paisano, el hijo de Clemente Escalona, el coronel de la guerra de los Mil Días.

Ivo Díaz estuvo en representación de los ojos de Leandro Díaz, aquel que se quejaba porque no tenía la suerte de Escalona en materia amorosa, cuando reiteraba que Rafael le había hecho un paseo a Marina, en cambio a él no lo consolaba nadie. La garganta de Ivo Díaz dijo simbólicamente aquí está el ciego de tantos trasegares. 

Fue una noche nostálgica y alegre, el dolor del no cuerpo presente, y la emoción de unas canciones que despertaron el ímpetu de una historia cargada de versos y melodías.

Lo sublime de una instrumentación clásica de la sinfónica y un violín extraordinario de Alfredito de la Fe, fue la demostración de que la música de Escalona permeó todos los gustos.

También estuvieron sus amigos Rafael Manjarrez, el hijo de La Jagua, rincón no vedado para Rafael Escalona que seguramente con Juan Manuel Muegues disfrutó la fiesta que Agustinita no quiso pagar.

Ahí estuvo el notario, tributándole honores al maestro, junto a Jean Carlos Centeno, quien le puso tesitura a sus canciones. En este mismo desfile de la noche, estuvieron los representantes de la era moderna como Morre Romero, Eliana Gnecco, Peter Manjarrés, Rafa Pérez, herederos de un bastión que ayudó a escribir este jerarca del vallenato, al que Gabriel García Márquez se le quitaba el sombrero y le prestó parte del contenido de su  libro titulado: Cien Años de Soledad.

You might also like