HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La estrategia del gobierno para reactivar al sector vivienda

516
[themoneytizer id=”22300-1″]

Una estrategia concreta basada en seis puntos diseñó el gobierno nacional para reactividad el sector de la vienda, en particular para despegar el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS) y reactivar el segmento de vivienda No VIS.

El ministro del ramo, Jonathan Malagón, sostuvo que la primera medida estará enfocada en garantizar los recursos de subsidios de Mi Casa Ya y Semillero de Propietarios hasta el 2024.

Según señaló el funcionario “avanzamos en la aprobación del aval fiscal y el documento CONPES para los programas Mi Casa Ya y Semillero de Propietarios, lo que nos permitirá garantizar los recursos de estos programas para el periodo 2020-2024. Esto dará certidumbre al mercado y dinamizará la ejecución y lanzamientos de proyectos. Esperamos tener listo este aval fiscal en junio”.

Lo segundo que hará el gobierno es aumentar el porcentaje a financiar en los créditos hipotecarios de la vivienda No VIS, pasando del 70% al 90%.

“En un ejemplo sencillo, si quiero comprar una vivienda de $200 millones de pesos, hoy debo tener $60 millones de cuota inicial y el banco me presta hasta $140 millones de pesos. Con este cambio en el porcentaje a financiar, la familia necesitaría tener solo el 10% del valor del inmueble, en este caso, $20 millones de pesos, y el banco le presta los $180 millones de pesos restantes”, señaló Jonathan Malagón.

La tercer medida, es que el Ministerio de Vivienda dará garantías a los créditos hipotecarios, en particular el Fondo Nacional de Garantías dispondrá de $650 mil millones de pesos para respaldar estos créditos, para permitirá impulsar aún más los préstamos para que más colombianos puedan comprar vivienda.

La cuarta medida es una línea de tasa compensada para constructores, por medio de la línea Reactiva Colombia de Findeter, en donde se creará una línea de tasa compensada para el crédito constructor de 2 puntos a la tasa de interés por un periodo de 4 años.

La quinta medida está encaminada a ajustar los topes de precios de la Vivienda de Interés Social, pasando de 135 salarios mínimos legales vigentes a 150, es decir, de $112 a $125 millones. Con esto aumentará la oferta de Vivienda de Interés Social.

La última medida será es la concurrencia de subsidios del Gobierno Nacional con los de las Cajas de Compensación Familiar. Estos subsidios conjuntos sumarán hasta 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, hasta $41 millones para la compra de Vivienda de Interés Social para hogares con ingresos de hasta 2 SMMLV ($1.656.232) que estén afiliados a las cajas de compensación.

Camacol, el gremio del sector de la construcción señaló que acompañará este paquete de medidas del gobierno nacional para impulsar la reactivación del sector.

BOGOTÁ (Colprensa).

[themoneytizer id=”22300-28″]
También podría gustarte