Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Debate de alcaldes

‘Woyzeck’ el clásico del teatro alemán sobre agua

400
[themoneytizer id=”22300-1″]

El montaje protagonizado por Carolina Ramirez y Felipe Botero, está inspirado en el contexto social de la clase obrera.

La historia de un hombre al borde del abismo llega en una versión de teatro físico sobre agua. Una apasionante coreografía acompañada con piano en vivo y música con arreglos electrónicos. Esta producción del Teatro Colón se estrena el próximo 26 de junio.

La obra de teatro ‘Woyzeck’ escrita por Georg Büchner, es considerada una de las más importantes de la dramaturgia moderna. Bajo la dirección y adaptación del colombiano Jimmy Rangel, llega con una asombrosa escenografía, que convierte el escenario del Colón en una piscina, en la que a través de la danza se hace un homenaje a la estética del fallecido director eslovaco Tomaž Pandur.

El montaje protagonizado por Carolina Ramírez y Felipe Botero, está inspirado en el contexto social de la clase obrera. Presenta la tragedia de un hombre, que como cualquiera y por diversas situaciones límites, puede verse al borde del abismo, en este caso llegando a un estado de esquizofrenia que lo lleva a cometer un crimen.

La dirección de arte y vestuario de la creadora Laura Villegas, presenta una escenografía compuesta por tres niveles de grandes estructuras metálicas, rústicas y  desgastadas. En el nivel más bajo, un espejo de agua que se va inundando a medida que avanza el drama y la sensación de ahogo del protagonista.

El nivel intermedio contiene una larga caja panorámica en cuyo fondo predomina una tormenta, una pintura inspirada en los cuadros de J. M. W. Turner que evoca el estado turbulento y la sensación de encierro de Woyzeck. Y por último, en la parte superior a manera de bóveda celeste, la maquinaria teatral, las barras de luces a vista y su constante movimiento, construyen y deconstruyen las atmósferas de un cielo, que en algunos momentos se descuelgan hasta sofocar a los personajes contra el piso mientras que en otros generan los destellos sutiles de una noche estrellada.

“El carácter expresionista de la obra se ve reflejado en la combinación de la palabra, el movimiento y el vestuario, que logra encarnar el alma de los personajes, para formar un gran coro de movimiento convirtiéndose en un solo personaje, o en cualquiera de las múltiples sensaciones de ahogo, ira, celos, agonía, ironía, locura, humillación y desgracia por los que pasa el personaje de Woyzeck y su mundo”, manifestó la directora de arte y vestuario, Laura Villegas.

[themoneytizer id=”22300-28″]

 

También podría gustarte