Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Puente peligroso: El terror de los barrios Buenos Aires y La Esmeralda

677

Tres barrios de Santa Marta donde las necesidades básicas insatisfechas deterioran la calidad de vida de sus habitantes, es la realidad palpable del olvido en el que los gobiernos someten a las comunidades

Al norte de la capital del Magdalena por lo menos más de 2000 personas entre niños, jóvenes, adultos y ancianos, deben hacer maravillas para salir o entregar de sus barrios. Es decir, arriesgan sus vidas a diario.

Nos referimos desde luego a los residentes de los barrios Buenos Aires, La Esmeralda, Colinas del Río, quienes deben exponerse a la inseguridad, al peligro de caer al río o que pase el tren y puede ocurrir una tragedia, y todo por no tener un puente peatonal que les permita su movilización.

Con el pasar de los años, estas comunidades han improvisados unas estructuras que les permiten pasar de un lado a otro. Sin embargo cuando hay  crecientes súbitas, esas estructuras son arrasadas por las fuertes corrientes, y en ahí donde toda esta población quedan incomunicadas o en su defecto deben recorrer algunas trochas para poder salir de su barrio.

UNA SALIDA

Existe la salida por la bodega conocida como Punto Cinco y la salida que comunica el barrio Colinas del Río con Cantilito, aún queda otra salida un poco rápida pero peligrosa porque a cualquier hora puede pasar el tren que solo da aviso cuando ya está muy cerca. Este comunica al barrio La Esmeralda con Nueva Colombia, pero la seguridad en este recorrido es terrible, muchos han sufrido el flagelo de los hurtos, además que la luminaria no es la mejor, porque personas inescrupulosas se las roban

“El camino que conduce de La Esmeralda y Buenos Aires hacia Mamatoco, en las pasadas inundaciones el río se llevó el puente, y para pasar actualmente es por medio de una balsa improvisada y unos muchachos que piden monedas ayudan a cruzar el río” dijo el líder comunal, Meyber Miranda.

LA COMUNIDAD ESTÁ CANSADA

Meyber Miranda, líder comunal del barrio La Esmeralda aseguró que esta situación ya es de conocimiento desde hace varios años de las autoridades correspondientes, pero ellos se han hecho los sordos.

“El puente que conduce a la entrada de Cantilito, se ha convertido en una batalla de muchos políticos, al alcalde Rafael Alejandro Martínez le pedimos el puente, pero aquí la ‘pelota’ se la viven tirando desde hace rato” manifestó Miranda.

Jhon Fredy Martínez, morador de la zona  afirmó: “estos han sido barrios olvidados por todas las administraciones que han pasado. Hemos sido un sector desatendido, no contamos con saneamiento básico, no contamos con una entrada digna, entramos al barrio por unos predios privados que en reiteradas ocasiones nos han cerrado”, dijeron.

Sin embargo, la solución que la mismas personas dan también se convierten en algo oneroso para ellos, ya que en el sitio hay muchos muchachos que se dedican a cobrarles a las personas la pasada todos los días.

´La gran problemática que nosotros tenemos el transporte y esto es algo que por años la comunidad ha venido luchando. Aquí es para que por lo menos coloquen un puente pequeño. Muchas veces cuando se han presentado los trancones en el barrio Once de Noviembre muchos carros entran al barrio La Esmeralda y salen por la Vía Alterna, este sector es una vía que puede descongestionar a la ciudad” añadió el líder comunal.

INSEGURIDAD EN EL SECTOR

Otra de las preocupaciones de los residentes de este sector es que hay personas inescrupulosas que cometen hurtos a los mismos moradores de estos barrios y muchas veces las personas se resisten y salen heridas en los enfrentamientos.

“Por la entrada de Nueva Colombia nosotros vivimos un verdadero peligro, por el recorrido de la línea férrea han violado y abusado a varias niñas, se han presentados hurtos, y en toda la parte baja del puente del Once de Noviembre se ha convertido en una guarida de ladrones, hace días rompieron el reflector que esta sobre el puente del Once mirando hacia La Esmeralda y ahora la zona es oscura” comentó el líder comunal, Meyber Miranda.

Jhon Fredy Martínez, habitante del barrio Buenos Aires, en límites con La Esmeralda, añadió que “el puente que va desde la vía férrea y conduce hasta el Once de Noviembre todavía lo usamos, porque no tenemos otro medio para entrar a nuestro sector, pasamos arbitrariamente por un terreno privado que no nos corresponde”, señaló.

Sin embargo, ellos agradecen que la seguridad dentro del barrio es buena, se ha manejado gracias a la Policía que patrulla. “Afortunadamente acá no tenemos gente ‘mala’ que perturbe la tranquilidad del lugar, los atracos se ven más hacia la vía férrea y en horas de la noche. Pero acá en nuestro barrio no” expresó Jhon Fredy.

Por otra parte, la luminaria por la línea férrea ha estado siempre en proceso de reparación, el gran problema es que existen personas sin sentido de pertenencia y se roban los focos y actualmente empezaron a colocar cables para reforzar la luminaria que hay.

Muchas personas prefieren pasar sobre la línea del tren, porque es ‘más seguro’ ya que al caminar por las otra salidas se exponen a las trochan y son temerosas de que alguien salga y les hagan algún daño, pero se exponen a la guarida de ladrones que viven debajo del puente del Once de Noviembre.

CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO PUENTE COLGANTE

Luego que un creciente súbita se llevara el puente colgante que ya se encontraba un poco deteriorado, pero era la manera que tenían los habitantes de estos barrios de salir o entrar, entre un grupo de personas de la comunidad y otras que se ha solidarizado con la causa han empezado a construir un nuevo puente colgante. “La comunidad está haciendo unas estructuras con la finalidad que el puente quede firme y así evitar algún contratiempo”, manifestó Darwin Amaya, líder social.

“Gracias a los líderes del barrio que me han acompañado, hemos sacado adelante un proyecto para construir un puente y mitigar la problemática de la carencia del  mismo, pensando en que algún día nuestra voz se escuche y el ente encargado nos visite y se comprometa en hacernos un puente digno” aseguró Jhon Fredy.

Además agregó “cada colaborador vive en la comunidad según sus saberes, vienen y nos da una mano. Se van vinculando poco a poco, los jóvenes que sacan la arena nos colaboran. Ha sido un trabajo en equipo con la comunidad”

PUENTES SIN SER UTILIZADOS

Mucho se han comprometido con ponerle fin al peligro de cruzar el río, pero estas palabras han quedado en el aire, porque hasta la fecha nadie les ayuda a colocar un puente digno

Muchos se  preguntan porque no le dan utilidad a los puentes ubicados sobre la avenida del Río con las carreras quinta y cuarta, que son dos puentes de estructura metálica que se están deteriorando, y lo cual puede ser la solución para este sector.

“Cuando nos hemos acercado allá nos dijeron que esas estructuras metálicas ya tenían dueños, y no comprendo como algunas personas ajenas se apropian de las cosas de la ciudad que pueden ayudar a subsanar las necesidades insatisfechas de la comunidad, gestionamos, pero no fue posible, ni viable” afirmó, Darwin Amaya.

También podría gustarte