Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

30% de los casos de violencia sexual ocurrieron en el Caribe

281

“Siendo las 7 de la mañana fui secuestrada por dos hombres que me tomaron a la fuerza, me llevaron a un lugar donde había otro esperándome, ese día ellos me maltrataron, me rompieron la ropa y brutalmente abusaron de mí. Siendo una niña de 12 años no les importó, me pegaban y me trataban muy mal. Esos tipos con botas de caucho y pistolas en mano me quitaron lo más valioso de mi vida: mi virginidad. Me tuvieron tres días haciéndome lo que les daba la gana, me iban a matar, nunca les importó que yo fuera una niña, podía ser su hija, su hermana. Luego cambiaron de parecer y me tiraron drogada en un potrero donde me abandonaron y fui amenazada si decía algo. Estaba con mi ropa toda rota y toda sucia, así estaba yo, rota y sucia por fuera y por dentro. Desde ese momento mi vida de niña feliz se acabó”.

Ese es el testimonio de Wendy, una de las miles de víctimas de violencia sexual en el Caribe durante los años de conflicto armado en Colombia. Uno de los cientos de testimonios e historias que han estado represados en la memoria y el corazón de las víctimas ante la falta de oídos y de brazos que las acompañen en su lucha, y que hoy salieron a la luz en el primer Encuentro por la Verdad ‘Mi cuerpo dice la verdad’ realizado en Cartagena.

“Soy madre soltera, mujer campesina, fui secuestrada, torturada y posteriormente abusada, estos hechos no solo dañaron mis sueños, acabaron con mi dignidad, sentí que había perdido ese valor de ser mujer”, narró otra mujer con la voz entrecortada quien al poco tiempo rompió en llanto.

Según indicó Alejandra Miller, Comisionada para Asuntos de Género, el 30% de la violencia sexual en el conflicto armado colombiano se dio en territorios del Caribe, con amplios registros en departamentos como Córdoba, Sucre, Bolívar y Magdalena.

“De las 25.000 denuncias por violencia sexual un 30% de esos casos fueron denunciados en la región Caribe. Así que esta es la zona del país tal vez con la mayor incidencia violenta en el marco del conflicto”, dijo Miller.

La violencia sexual en Colombia ha tenido como actores a paramilitares, guerrilleros, miembros de la fuerza pública y terceros, y a lo largo de los años ha mostrado múltiples modalidades: la esclavitud sexual, los abortos forzados, la desnudez forzada, la manipulación afectiva como estrategia de guerra, entre otros.

“Fui víctima en manos de militares quienes en repetidas ocasiones me decían que militares y paramilitares es lo mismo”.

Para la Comisión de la Verdad escuchar a las víctimas es el deber ético y moral. “Solo así podremos comprender la magnitud de las violencias sexuales que vivimos durante el conflicto armado, la diversidad de los responsables y sus fines”.