Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La verdad detrás del video “Lo que dijo la ONU es aterrador”

1.321

“Lo que dijo la ONU es aterrador”, se lee en el título de un video de tres minutos que se hizo viral la última semana y que suma más de 13 millones de reproducciones.

En las imágenes se ve al presentador mexicano Arturo Islas Allende alertando por un posible fin del mundo en 2050, mientras muestra cara de preocupación y suena una tensa canción de fondo.

El informe más reciente publicado por la ONU y al que se refiere Islas, quien conduce un programa llamado Indomable por naturaleza en TV Azteca, es el sexto que emite la organización y se titula “Perspectivas del medio ambiente mundial”.

Se trata de un documento de 740 páginas, presentado durante la IV Asamblea del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en Nairobi, Kenia, en el pasado mes de marzo.

En el documento “se evalúan información y datos científicos recientes, se analizan políticas ambientales pasadas y presentes, y se determinan opciones futuras para alcanzar el desarrollo sostenible en 2050”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Arturo Islas Allende (@arturoislasallende) el

Varios usuarios criticaron a Islas por pedir en el video que lo siguieran e hicieran “crecer” sus redes sociales “para ayudar al planeta”.

EL COLOMBIANO buscó el comunicado de la ONU sobre el informe para verificar qué tan cierto es lo que dijo el presentador en el video.

Esto encontramos:

“La ONU esta semana lanzó comunicado después de haber hecho un análisis, 250.000 científicos alrededor del planeta Tierra, más de tres años de estudios”.

El informe especifica que participaron “22 distinguidos científicos encargados de prestar asesoramiento sobre la credibilidad científica del proceso de evaluación”, quienes se reunieron de forma presencial cinco veces, una cifra alejada del número entregado por Islas.

Además, el documento detalla que otros dos grupos de personas participaron en la realización del informe: uno, en el que participaron “entre 25 y 30 representantes gubernamentales, de alto nivel, de las seis regiones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, así como entre ocho y diez interesados principales”, y un tercer grupo que se encargó del trabajo de metodologías de evaluación, datos e información del trabajo, del que no se especificó un número de participantes.

Este sexto informe fue lanzado después de recopilar información durante seis años.

“(…) Dicen que en 2050, desafortunadamente, al paso que vamos, la Tierra no más estará sobreexplotada, sino que estará en un desbalance total, que más del 80 % estará destruida”.

El informe de la ONU no menciona la sobreexplotación, pero sí habla de la sobrepoblación. Las Naciones Unidas dicen que para 2050 la población mundial será de casi 10.000 millones de personas, casi 11.000 millones en 2100… Frente a los 7.500 millones que somos hoy.

La explicación es que “debido a la mayor esperanza de vida y la menor mortalidad infantil, y de otro tipo, las tasas de crecimiento demográfico seguirán siendo positivas en todas las regiones, salvo en Europa y en algunas partes de Asia”.

La sobrepoblación es un riesgo para el planeta por la “presión” que ejercen las modalidades de producción y consumo en el medio ambiente

En el informe no se hace mención alguna a que la Tierra estará en “más del 80 % destruida”.

“(…) Las selvas no serán selvas, serán desierto”.

Que la degradación de las tierras y la desertificación han aumentado es una premisa que está “establecida, pero inconclusa”, según la ONU.

El informe explica que las tierras en mayor peligro de degradación abarcan aproximadamente el 29 % de las tierras de todo el mundo, donde habitan 3.200 millones de personas. Se trata de una situación de riesgo, pero no se sabe a ciencia cierta si serán desiertas.

“(…) Hoy en día todo lo que talamos de selvas se convierte en un desierto árido”.

La conclusión a la que llegaron los científicos en el informe de la ONU es que la deforestación se ha ralentizado, aunque sigue avanzando en todo el mundo.

Especifican que “aunque muchos países están adoptando medidas para incrementar su cubierta forestal, ello se está logrando principalmente por medio de plantaciones y de la reforestación, que quizá no aporten la misma variedad de servicios de los ecosistemas que los bosques naturales”.

No se especifica que todas las selvas taladas se conviertan en desierto árido, pero sí se concluye que la deforestación es una acción que afecta de gran manera al medio ambiente.

En Colombia, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, reveló que, por primera vez en la última década, se logró evitar una deforestación mayor del 17 % en el país.

Aunque en 2018 la deforestación en el territorio nacional fue del 10 %, el Ideam plantea que los bosques siguen siendo talados sin importar los efectos negativos, como la pérdida de biodiversidad y el cambio en el ciclo del agua.

“(…) Los mares estarán en su capacidad máxima de tolerancia de basura, plásticos, contaminantes”.

Según la organización, las estimaciones actuales indican que los vertidos de basura plástica marina ascienden aproximadamente a 8 millones de toneladas anuales. Y está establecido que esto puede tener un importante impacto ecológico. Así que sí, el océano se está ahogando en plástico.

El informe propone la mejora del manejo de basuras “a todos los niveles” para que se reduzca la contaminación que dejan la producción y la utilización de plásticos.

Y motiva acciones como el aumento del reciclaje y la reutilización, la limpieza de las costas y las playas, o el hecho de atrapar la basura que flota en las superficies de los océanos.

Si embargo, se aclara que no existe ningún acuerdo mundial que trate, de forma amplia e integrada, el problema de la basura marina y los microplásticos, razón por la que debemos estar alertas.

“(…) Cada vez que abrimos la llave del agua hay contaminantes”.

La ONU describe en el informe que es “probable” que la calidad del agua haya empeorado significativamente desde 1990, debido a la contaminación orgánica y química ocasionada por agentes patógenos, fertilizantes, plaguicidas, sedimentos, metales pesados, desechos plásticos y microplásticos, contaminantes orgánicos persistentes y salinidad, entre otros factores.

En 2017 se encontraron microfibras de plástico en el agua potable. El estudio tomó muestras de agua del grifo en países de los cinco continentes y el resultado arrojó que el 83 % de las muestras obtenidas contenían microfibras de plástico, las cuales podrían ser dañinas para la salud.

“(…) Hay microplástico en la comida”.

No se hace mención alguna de esto en el informe de la ONU, pero un estudio publicado en 2018 encontró que hay microplásticos en heces humanas de varios puntos geográficos del planeta. Los investigadores hallaron hasta nueve tipos de plástico.

“(…) Lo dice la ONU, incluso dicen que lo hacen con mesura y no quieren que se haga un pánico”.

Aunque varias de las afirmaciones de Islas no concuerdan exactamente con lo dicho por la ONU, sí es cierto que el planeta está en peligro.

El informe arrojó datos que no son nada positivos. Los países del mundo no están cumpliendo, ni están en camino a hacerlo, los tratados ambientales a los que se han comprometido.

Dicen que “puede ser necesario introducir cambios importantes” y que dicho informe “puede resultar fundamental para comprender los avances auténticos”.

Qué es lo que dice la ONU

La ONU si está alertando sobre el estado del medio ambiente y las posibles consecuencias en el planeta al no hacer cambios reales.

Lo que busca el informe es “ayudar a los responsables de formular políticas y a toda la sociedad a alcanzar la dimensión ambiental de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los objetivos ambientales acordados internacionalmente y los acuerdos ambientales multilaterales”.

Así que es necesario que los países del mundo se comprometan a cumplir con los tratados internacionales pactados. Mientras tanto, la recomendación es no usar plásticos de un solo uso, reciclar y reducir la huella de carbono.