HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Reposición de la malla vial en peligro de no ejecutarse

462

Dicen los concejales que la administración interina pretende desarrollar nuevos estudios, que retrasarían las operaciones necesarias para ejecutar los proyectos y que se deben celebrar créditos públicos antes del 31 de diciembre de 2019.

Un nuevo estudio ordenado por la administración interina de la ciudad retrasaría los proyectos que apuntan a mejorar la deteriorada malla vial de la ciudad.

Dagoberto Ospina, gerente de la Empresa de Renovación Urbana y Desarrollo Sostenible –Edus.

Desde el Concejo se advirtió que la realización de un nuevo estudio para verificar y conocer el estado actual de cada una de las vías de la ciudad, asunto que está diagnosticado, provocaría el retraso de la consecución de los recursos necesarios.

Con una inversión superior a los $120 mil millones de pesos para los próximos 14 años, los proyectos que cambiasen el panorama actual de la malla vial, así como construir nuevas conexiones viales de suma importancia, peligran si no se celebran los acuerdos de créditos públicos que se soporten en los recursos de la sobretasa a la gasolina antes del 31 de diciembre de este año, fecha máxima que establece el acuerdo 025 de diciembre de 2018, en el que se le entregaron las facultades al Distrito para pignorar dichos recursos con el único propósito de mejorar las vías de Santa Marta.

Así lo dio a conocer, el gerente de la Empresa Distrital de Desarrollo y Renovación Urbana –Edus, Dagoberto Ospina, ante las dudas de los concejales del Distrito acerca de poco o nulo conocimiento acerca de cómo se avanza. “La nueva alcaldía quiere hacer una revisión de los estudios y diseños actuales para determinar su estado de maduración real, es decir, para definir si es técnicamente viable o no ejecutar con lo que tenemos ahora y así tomar decisiones, sobre si se adjudica, si se fracciona o definir hacia dónde va el proyecto o lo que se vaya a hacer” mencionó.

Ospina agrega que la decisión final de si se contrata o no, depende única y exclusivamente de la Junta Directiva de la Edus, la cual conforma el alcalde distrital, y los secretarios de Hacienda, Planeación; Gerencia de Infraestructura y la Dirección Jurídica toda vez que la Edus no cuenta con autonomía fiscal. “En este momento lo que se quiere hacer es una revisión sobre el carácter técnico del proyecto y a partir de ese alcance técnico definir el estado de maduración y definir se puede o no contratar temáticamente, nosotros seguiremos las instrucciones que partan para avanzar con el proyecto o si se contempla alternativas desde ejecutar las vías que tienen la maduración, excluir las que no tengan ningún estudio y diseño contratarlo conjunto como un solo paquete” indicó el funcionario distrital.

Hasta el momento como se tiene estructurado el proyecto para su ejecución es por obra pública hasta monto agotable, es decir que el contratista ejecute hasta donde alcance el recurso, y de esta manera expresa el funcionario distrital evitar que el contratista después establezca que hubo sobrecostos que no se entregaron los diseños como correspondía o cualquier otra anormalidad que lleve a un pleito jurídico.

Actualmente, además del posible nuevo estudio, se presenta retraso en la calificación de riesgo. “Se ha dilatado un poco porque primero se debía hacer la actualización de la calificación del Distrito y luego se podía analizar la deuda de los proyectos, es decir, un proceso que no depende de la entidad sino de la alcaldía” mencionó Dagoberto Ospina.

Varios de los concejales se mostraron preocupados, ante el escenario que las obras que habían sido anunciadas para iniciar en esta vigencia, se vean retrasadas, esto teniendo en cuenta que el cabildo facultó a la Administración Distrital el pasado mes de diciembre para transferir a la Edus los recursos de la sobretasa de la gasolina con el fin único de mejorar la malla vial, luego de la terminación de la concesión que por los últimos años estuvo manejando estos recursos y que según la Contraloría Distrital no realizaba inversiones superiores a los mil millones de pesos de los cerca de $13 mil millones que manejaba anualmente.

Al respecto, el concejal Carlos Mario Mejía, manifestó que, “A mí me dejó preocupado que la decisión de la gerencia de infraestructura es hacer un nuevo estudio para determinar el estado de maduración de las vías, para ver de forma estructuraba el proyecto, es decir, reestructurar el proyecto, lo que podría generar que eso tampoco arranque este año (…) el próximo gobierno mientras se acomoda a la administración no hará intervenciones, y solo sea hasta 2021 se este pensando en hacer nuevas autorizaciones para que se inicien estas obras” aseveró.

De acuerdo a las facultades otorgadas por el Concejo al Distrito los créditos públicos con cargo a los recursos de la sobretasa a la gasolina se deben celebrar antes del 31 de diciembre de este año, la realización de un nuevo estudio de la malla vial retrasaría el cronograma de trabajo.

LAS VÍAS A INTERVENIR

El listado de las vías llega a más de 100 entre mejoramiento de vías y nuevas conexiones fue desarrollado por la Gerencia de Infraestructura el cual, a través de una depuración teniendo en cuenta varios factores se determinaron las que se pretender intervenir.

“El listado de las vías a intervenir fue entregado por la Gerencia de Infraestructura y además a través de las solicitudes de la comunidad y la certificación de la viabilidad técnica de estas, es decir que no tuviesen que intervenir redes de acueducto y que no tuvieran gestión predial y se depuró el estado el estado y de esta manera se determinó la lista” indicó Dagoberto Ospina.

Entre los proyectos que se pretenden intervenir y que ante los retrasos podrían tardar aún más en ser ejecutados se encuentra: anillos viales de Bonda, Cristo Rey, Once de Noviembre, Santa Fe y Timayüi; además de otras vías en sectores como 17 de Diciembre, Altos de Delicia, Santa Mónica, el Curval, Ondas del Caribe entre otros.

También podría gustarte