HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Venezolanos ya son el 7% de la población

778

Se estima que en todo el Magdalena hay más de 70 ciudadanos del vecino país. El reto es darle servicios médicos, vivienda, alimentación y empleo. La Nación no aporta un solo peso para solventar las necesidades.

POR
GIANCARLOS
VILLARREAL LARIOS

Los samarios se han ido acostumbrando a estos nombres como los de ´Villa Caracas´, ´invasión Maracaibo´, ´Villa Petare´ para identificar a los nuevos asentamientos que han surgido producto de la migración venezolana que hoy representa el 7% de la población en la ciudad de Santa Marta.

Las preocupaciones en la ciudad son enormes, por cuanto la ciudad no tiene ni los recursos, ni la infraestructura necesaria para atender a los núcleos sociales del vecino país que han huido del régimen de Nicolás Maduro para establecerse en la capital del Magdalena.

Y las preocupaciones son enormes, por cuanto de acuerdo con los índices de criminalidad, en la comisión de los delitos están apareciendo ciudadanosvenezolanos. De cada 5 hurtos reportados, tres son perpetrados por personas de ese país. Lo mismo está ocurriendo con los homicidios, donde los investigadores están documentando algo delicado y es que las bandas criminales que operan en la región están contratando y entrenando a venezolanospara perpetrar los homicidios.

´No estamos lejos de afirmar que Santa Marta está a punto de colapsar por la migración venezolana´, dijo un dirigente gremial.

Por primera vez en la ciudad se contó con la presencia del gerente de Frontera del Gobierno Nacional, Felipe Muñoz Gómez para el desarrollo de una Mesa Inter institucional que buscara dar respuestas y establecer estrategias que permitan hacer frente a las diversas problemáticas de tipo social, seguridad y salud que hoy han traído consigo los 35 mil 615 venezolanos que han arribado a Santa Marta, desde que estalló la crisis en su país, y quienes han encontrado aquí  y otras regiones del país, los “refugios” perfectos para intentar salir adelante.

El encuentro que contó con la presencia de diversas instituciones como Secretarías de Salud Distrital y Departamental, el coronel de la Policía Gustavo Berdugo; Cruz Roja, Secretario de Seguridad, Defensa Civil, Gobernación del Magdalena, la Agencia de la ONU, Armada Nacional, Director de Migración Colombia, Defensoría del Pueblo, Secretaría de la Promoción Social, Director del ICBF, Secretaría de Hacienda del Distrito, Registraduría, Director Migración Regional del Caribe, entre otro sirvió como espacio para visibilizar una a una las problemáticas que no solo preocupan a las autoridades sino a los samarios.

La mendicidad, el precario acceso a los servicios médicos, la falta de oportunidades laborales e incluso la participación de ciudadanos venezolanos en casos de criminalidad y hurtos, fueron los temas que se desarrollaron y dejaron preocupados a las autoridades, por lo que se establecieron una serie de estrategias que permitan responder a estos temas.

Según indicó Felipe Muñoz Gómez, “de las capturas que se han hecho hasta julio de 2019, 15 por ciento son de ciudadanos venezolanos, lo que es una cifra importante comparado con otras ciudades, no queremos estigmatizar y queremos verificar caso por caso, hay un compromiso con Fiscalía y Migración para llevar a Comité de Política Criminal como podemos mejorar el proceso de identificación, así como Colombia ha sido generoso con la atención a los migrantes, también somos inflexibles cuando algunos violen las normas en este proceso” aseguró.

Como lo explica el funcionario del orden nacional, si bien no hay que estigmatizar las cifras que demuestran la participación de población venezolana en caso de riñas como la registrada en pasadas semanas entre dos vendedores ambulantes en el balneario de El Rodadero, o entre dos familiares en la zona del Centro Histórico por presuntos problemas familiares entre los involucrados, han causado estupor en la ciudadanía.

Y es que las cifras de población migrante venezolana tanto en el departamento como en la ciudad van en un aumento desmesurado, ubicando al Magdalena como el departamento con la mayor cantidad de población venezolana con 70 mil 327 migrantes, es decir el 5 por ciento del total de migrantes en el país, mientras que en Santa Marta esta comunidad ya hace parte del 7 por ciento de la población total del distrito y en Ciénaga o Fundación llegan a niveles considerables superiores al 10 por ciento de la población.

ALARMAS ENCENDIDAS

Estas cifras tienen en alerta teniendo en cuenta que en la ciudad como en el país, se presentan casos de xenofobia, que algunos líderes sociales y que trabajan por la atención y dignificación de los venezolanos en la ciudad, temen que llegue a un escenario de violencia.

Amparo Pinto representante de la Colonia de Venezolanos en Colombia -ColVenz capítulo Santa Marta, asegura que actualmente el panorama de la poblaciónvenezolana es lamentable teniendo en cuenta las condiciones casi infrahumanas en las que se encuentran los más de 35 mil venezolanos que se encuentran en la ciudad.

Frente a la preocupación de la participación de población venezolana en casos de hurtos y criminalidad, Amparo Pinto menciona que es justificada, y que en caso de ser verificados se debe aplicar la Ley toda vez que la población migrante no puede llegar un país, queriendo pasar por encima de la normativa. “Sabemos que algunas de las personas que llegan provenientes de Venezuela no son las más adecuadas eso pasó con las migraciones en cualquier lugar del mundo y como dijeron las autoridades son muy generosos y mano dura con el que no cumpla con las leyes de Colombia es lógico pero realmente muy agradecidos con las autoridades y por esto apoyo que se le está dando a la comunidad venezolana en Colombia” mencionó.

¿DONDE VIVEN?

La condición de mendicidad se ha convertido casi que en el principal y “único” medio que han encontrado muchos venezolanos, en su mayoría mujeres jóvenes en estado de embarazo las cuales en cualquier punto semafórico o andén se ubican con otras mujeres para desarrollar esta práctica refleja un panorama preocupante para la Asociación de Colonia Venezolana, porque esa vulnerabilidad ha llevado a que personas se aprovechen de esta población.

“Actualmente es muy difícil el panorama de la población venezolana en la ciudad de Santa Marta hay mucha mendicidad, prostitución, niños en la calle y las personas que llegan en un estado de necesidad también son víctimas de los inescrupulosos de la trata de personas y de los criminales porque son personas frágiles que tienen necesidades. Hemos visto últimamente una preocupación por la población de parte de las autoridades” informó Pinto.

La representante de ColVenz asegura que conocen casos de personas que incluso en zonas como El Rodadero viven día y noche en un andén. “Yo conozco una familia en El Rodadero que vive prácticamente en el andén son dos papás que viven con sus niños, incluso la mujer está embarazada (…) en el Parque Sesquicentenario con colchonetas; también en el Centro hay mucha mendicidad en el espacio público (…) En la Vía Alterna también me han dicho aún no lo he constatado que hay muchas personas en situación muy complicada viviendo en cambuches en Timayüi y también en La Paz realmente están dispersos en varias partes de la ciudad”.

Entre los datos entregados por el gerente de Frontera, Felipe Muñoz, solo el 30 por ciento del total de la población venezolana cuenta con Permiso Especial de Permanencia -PEP, lo que refleja también por que se dificulta el acceso a muchos servicios, cuando aún no están regularizados.

Al respecto, Amparo Pinto menciona que hay muchos que trabajan, pero muchas veces son utilizados y casi que explotados ante la necesidad que tienen, pero que también es necesario que se establezcan estrategias para que dejen de ser cargas hagan parte de la fuerza productiva del país. “Muchos trabajan algunos tienen permiso especial de permanencia y están tratando de organizar sus vidas (…) hay otros que están en un estado muy lamentable de mendicidad, de pobreza absoluta y cómo son personas que están desnutridas por la situación tan grave que hay en Venezuela (…) que no sea solo brindarles esa ayuda necesaria de primera atención sino también vincularlas para que ellas puedan trabajar y depender de sí mismos, educarlas y enseñarles algo que ellos puedan desenvolverse porque así deja de ser una carga para Colombia porque se convierten en una carga cuando están completamente subsidiados” agregó.

Esa carga en la que se han convertido como menciona Amparo Pinto, se evidencia en un sector determinante y es en la salud, donde el panorama que evidencian día a día no solo las autoridades sino la ciudadanía que asiste a esto centros, es la salud, la cual ya de por si es precaria en Colombia y en Santa Marta, desde la llegada masiva de venezolanos ha tomado un panorama aún más crítico.

LA SALUD ESTÁ ‘EN CUIDADOS INTENSIVOS’

Quizás el sector en el cual se ha evidenciado un mayor impacto de la presencia de ciudadanos venezolanos, es en el sector salud, casi que a diario son denunciados casos de mujeres en su mayoría venezolanas que acuden a los diferentes puestos y centros de salud de la Red Pública Hospitalaria del distrito para ser atendidas, siendo la respuesta en muchos casos: espere; pero la cara de la tragedia no solo se remite a este escenario, un drama que en las últimas semanas ha estallado, y tiene preocupados por la emergencia sanitaria que puede provocar es los cuerpos de ciudadanos venezolanos fallecidos, quienes permanecen en los puestos de salud o en Medicina Legal esperando que en algunas situaciones sus familiares quienes solo tiene lo del diario vivir, consigan recursos para así poder darles sepultura.

Según el funcionario nacional actualmente en la sede de Medicina Legal en Santa Marta se encuentran no menos de 27 cadáveres de personas venezolanas lo que evidencia la crítica situación humanitaria que hay. “Tenemos un problema doloroso y una cara terrible de la tragedia que viven los venezolanos y que muchos que mueren en Colombia no tenemos como enterrarlos, hay 27 cadáveres en Medicina Legal (…) es necesario que trabajemos entre las alcaldías y las gobernaciones para enfrentar este que es considerado el reto migratorio más grande que hay en el mundo” dijo Muñoz Gómez.

Precisamente el Distrito a través de la Secretaría de Equidad, Inclusión y Promoción Social del Distrito ha iniciado la contratación con una empresa funeraria para la prestación de los servicios a la población sin identificar y en estado de vulnerabilidad fallecida en el distrito por valor de $180 millones y lograr evitar los mencionados casos que se han convertido en una alerta sanitaria para la ciudadanía.

Las deudas del sector alcanzan no los $15 mil millones siendo $11 mil con la red pública de la Ese Alejandro Próspero Reverend, lo que sin duda ha afectado 4la ya de por si precaria empresa prestadora de servicios médicos del distrito.

LO QUE PREOCUPA A LOS VENEZOLANOS:

En el plano de las principales necesidades de los venezolanos en la ciudad, la educación no parece entre los tres primeros lugares, dejándose de lado ante la necesidad de satisfacer lo principal: vivienda, alimentación y salud.

A pesar de esto entre las cifras entregadas por las autoridades menciona que en el sistema educativo oficial de Santa Marta se encuentran vinculados 5 mil 019 estudiantes, y en el departamento llegan a los 3 mil 144, denotándose un déficit de espacios en la Localidad Uno, donde se está trabajando para explorar espacios de mayor atención.

“Las necesidades principales de la población venezolana donde la vivienda es lo principal la estadía en Santa Marta es muy cara incluso teniendo una habitación prácticamente y están trabajando para poder pagar, le sigue la alimentación y por supuesto la salud, la educación se vuelve un tema no prioritario y en medida porque tienen que satisfacer sus necesidades más básicas de subsistencia que son la vivienda, salud y la alimentación” aseguró Amparo Pinto.

El panorama de atención con los niños el cual es el más criticado por la casi que nula intervención para evitar escenas de menores en estado de mendicidad, las autoridades informaron que se trabaja para construir mayor cantidad de hogares de paso, donde puedan habitar estas menores con sus familias en Santa Marta y Ciénaga.

“En el tema de niños le hemos pedido al Comité de Política Social del distrito incluya el tema de mendicidad como una próxima estrategia para que el grupo especial migratorio con los comisarios de familia y la Policía de Infancia y Adolescencia establezcan una metodología y sacar a los niños de las calles en este momento y se va a trabajar por un compromiso con Ciénaga y Santa Marta en el que las administraciones municipales busquen unos predios para poder montar unos hogares de paso” informó Felipe Muñoz Gómez, gerente de Frontera del Gobierno Nacional.

También podría gustarte