HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Vendedores de jugos hacen su ‘agosto’ por la ‘ola’ de calor

391

La sequía y las altas temperaturas no han dado tregua en la ciudad y desde hace varios meses los samarios deben “resistir” el fuerte calor que se vive a toda hora del día.

El denominado ‘Golpe de calor’, por el que atraviesa a la ciudad, tiene a los ciudadanos sufriendo, buscando cualquier sombra para poder reposarse, porque salir al centro o cualquier otra zona, se ha convertido en toda una odisea, en la que además, los jugos tradicionales como el tuttifrutti, la limonada y el aguadepanela, se han convertido en los mejores aliados para apaciguar el calor.

Por lo anterior, mientras unos “sufren de calor”, otros intentan sacarle provecho, como los vendedores de estas bebidas refrescantes, quienes han aseguran que durante estos meses han logrado duplicar sus ventas.

Así lo confirma Alfonso Sandoval, un experimentado vendedor de tuttifrutti que lleva más de 20 años en el negocio, con su puesto situado en la calle 11 con la avenida Campo Serrano, en el cual vende normalmente alrededor de 80 a 100 vasos de este salpicón, sin embargo, asegura que durante el mes de junio y hasta la fecha, diariamente la cifra ha aumentado a 150 y en los días más calurosos a 200 aguas de frutas.

“La ola de calor ha hecho mi negocio aun más rentable, yo normalmente compro 50 mangos, 20 guineos, 30 piñas, 30 papayas, 10 libras de azúcar blanca y 40 mil pesos de limón, en promedio me estoy gastando entre 100 mil y 150 mil pesos y aun así le estoy sacando el jugo, por algo estoy aquí, estoy ganando plata porque hace mucho calor y la gente acude a mi puesto a refrescarse”, manifestó Sandoval.

Asimismo, apuntó que si bien la ola de calor por la que atraviesa Santa Marta ha aumentado sus ventas, el negocio siempre ha sido fructífero para él, puesto que ha sido ‘a punta de tuttifrutti’ que ha saco a su familia adelante, “Mis hijas todas han estudiado de la plata que da vender ‘salpicón’, la última ya tiene más de 20 años y todas tres han estudiado en colegio privado, porque así de buena ha estado la demanda de la bebida desde hace muchos años”, manifestó Alfonso Sandoval.

Por su parte, Edgar Mejía vendedor de limonada, sostuvo que ha notado el incremento de consumo de su producto en horas del mediodía y las 4:00 de la tarde, “se nota el afán de la gente de buscar algo que los refresque, porque este calor está acabando con todos, ya ni debajo de un árbol encuentra un poco de fresco, normalmente vendo m{as de 10:00 de la mañana hasta mediodía y de 4:00 de la tarde a 6:00 de la tarde que es donde parece pegar más duro elcalor”, dijo.

En este sentido, también afirmó que gracias a las altas temperaturas ha tenido que comprar el triple de limón, agua y hielo para dar abasto con la creciente demanda que desde hace dos meses parece haberse incrementado en su puesto de negocios.

Sin embargo, no todos parecen tener buenos resultados tras este golpe de calor que azota a Santa Marta, puesto que Jesús Teherán, quien desde hace más de 3 años tiene su puesto de jugo de borojó situado en el Mercado Público de la ciudad manifiesta que sus ventas han disminuido, “me está afectado este calorporque el jugo se pone más caliente, se pierde el producto, a nadie le gusta tomar jugo caliente, sobretodo de borojó”.

Aun así, Teherán expreso que si bien el producto se echa a perder más rápido de lo normal tras la oleada de calor, en promedio vende alrededor de 100 vasos de jugo.

OLA DE CALOR

Con jugo en mano, sombreros y sombrillas se ven en Santa Marta a cientos de personas que diariamente transitan sus calles y buscan resguardarse de los fuertes rayos del sol, puesto que, las temperaturas en la capital del Magdalena entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde pueden llegar hasta los 42 grados centígrados.

Así lo hizo saber la Secretaría de Salud del Magdalena, Linda Cabarcas Suárez, quien advirtió que desde el 21 de junio a las 10:54 a.m. y hasta las 12 del mediodía del próximo 23 de septiembre, se vivirá la temporada más calurosa del año en el hemisferio norte.

La Secretaria de Salud resaltó que, estas altas temperaturas pueden causar afectaciones en el estado físico de los samarios, algunos de los síntomas que pueden presentar las personas son: sensación de fatiga, sed intensa, dolor de cabeza, sudoración copiosa, náuseas, somnolencia, dificultades en la respiración, convulsiones y calambres musculares,, en este sentido, también manifestó que a pesar que se han registrado lluvias en el país, este fenómeno se verá opacado por el fuerte calor que en esta región que afronta un período seco.

Es válido recordar, que si bien la mayoría de los samarios parecen haber adoptado diversos métodos y medidas para mitigar el apabullante calor, como la compra de refrescos, esta es una situación causó la muerte de un obrero en Santa Marta, el pasado mes de mayo; adicionalmente, otro hombre habría sufrido un ‘shock’ a raíz de las altas temperaturas que se viven en la capital del Magdalena.

“Ni los árboles, ni el abanico, ni los aires acondicionado, ya nada calma este calor, uno no puede estar en la calle en el medio día porque las temperaturas son tan altas que le puede dar algo a uno, yo soy vigilante desde hace 15 años y nunca antes le había comprado tanta limonada al señor Alfonso, cada una o dos horas tengo que tomarme algo o me sofoco”, expresó William Restrepo, vigilante de uno de los almacenes ubicados en la zona céntrica de la ciudad.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, en la Región Caribe hay un importante aumento en la temperatura que incluso ha llegado a superar los 40 grados centígrados, de allí que las Instituciones Prestadoras de Salud, IPS deben actualizar los planes de contingencia específicos que respondan a los escenarios de riesgo ante olas de calor, que incluyan inventarios de insumos necesarios para garantizar la prestación de los servicios de salud a la población, ante los posibles impactos del fenómeno de ‘El Niño’ .

Dicho fenómeno también se presta para que aumenten los brotes de dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Así mismo, surge la posibilidad de que aumenten enfermedades transmitidas por agua y alimentos, como las diarreicas y la hepatitis.  Una vez, la Secretaría  de Salud hace un llamado al autocuidado, a las campañas de promoción y medidas preventivas ante la intensa ola de calor.

Las personas con problemas de hipertensión, diabetes, hipotiroidismo, cardiovasculares, niños, embarazadas y adultos mayores, son quienes están más propensos a sufrir afectaciones ante las altas temperaturas.

RECOMENDACIONES

De acuerdo con las recomendaciones dada por la Secretaría de Salud del Distrito, para ‘combatir’ el fenómeno es recomendable seguir las siguientes indicaciones:

– Evita salir a la calle en las horas más calurosas del día.

– Reduce el esfuerzo cuando esté haciendo mucho calor.

– Si tienes que salir, permanece a ser posible a la sombra.

– Cubre la cabeza con un sombrero o gorro y vístete con ropa ligera de colores claros.

– Cierra las persianas y cortinas de las ventanas expuestas al sol.

– Bebe bastante agua y con frecuencia (al menos 2 litros diarios) aunque no sientas sed, e ingiere alimentos con frecuencia.

– Dúchate frecuentemente durante el día si fuera necesario o refréscate con paños húmedos.

– Evita el alcohol, las bebidas con cafeína o muy azucaradas y las comidas calientes.

– Consume preferentemente  frutas y verdura y no abuses de la sal. Evita las grasas.

– Permanece durante el mayor tiempo posible dentro de la casa o en la oficina, en el lugar  más fresco.

– El refrigerador debe estar en perfecto estado de funcionamiento.

– Si en tu casa, departamento u oficina no hay un sitio fresco o con aire acondicionado acércate si puedes durante unas horas a un centro refrigerado, es decir, centro comercial entre otros.

– En caso de que estés tomando algún medicamento, o si notas síntomas no habituales o que te hagan preocuparte, consulta a  un médico o enfermera.

Pide ayuda a un pariente, vecino o compañero de trabajo  si te sientes mal por el calor.

– Si tienes más de 65 años y vives solo/a es importante que alguien contacte contigo al menos dos veces al día.

OTRAS SUGERENCIAS

Medir la temperatura del interior de los edificios. Debemos asegurarnos de que las temperaturas del interior de las casas no superen los 32 grados centígrados en el día y los 24 grados durante la noche.

Para ello debemos abrir las ventanas por la noche y durante las primeras horas de la mañana, y cerrarlas durante el día. De esta forma, evitamos que durante las horas más calurosas del día entre el calor y ayudaremos a que por la noche, cuando en general las temperaturas suelen bajar, la casa se refresque.

Evitar mantener las luces encendidas, ya que así reducimos el calor interno producido por las bombillas. Lo mismo se recomienda en el caso de los aparatos eléctricos, que de preferencia deben desconectarse.

Evitar el uso excesivo de los ventiladores eléctricos ya que esto puede causar deshidratación, en particular si la temperatura exterior excede los 35 grados. El ventilador no debe estar muy cerca de las personas, ni apuntar todo el tiempo directamente al cuerpo.

Utilizar deshumidificadores. El efecto de reducir la humedad puede ser útil en áreas con fuerte humedad, pero donde la temperatura no es excesivamente elevada.

También podría gustarte