HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Las razones de tener la segunda moneda más devaluada de la región

452

Si se toma como referencia la Tasa Representativa del Mercado (TRM) más baja de 2019 (3.072 pesos, se dio el 28 de febrero) y se compara con la más alta del año (3.459 pesos, que rige para hoy) se puede decir que la moneda colombiana ha perdido el 12,5 % de su valor en cinco meses y medio frente al dólar. Superada solamente por el peso argentino, que ha perdido cerca del 30 % de su valor en lo corrido de este año.

El fenómeno preocupa por varias razones: el encarecimiento de algunos de los bienes y servicios que se consumen en el país, el aumento del valor de las deudas y, sobre todo, la necesidad de encontrar la respuesta a fortalecer el peso.

La causa no es otra a la que viene dándose desde hace poco más de un año: la inestabilidad de la política económica internacional de Donald Trump. Sube y baja que se ha traducido en nuevos aranceles a China, un cierre comercial que con la ejecución de este tipo de impuestos ha hecho que economías emergentes como la de Colombia vean cómo los grandes inversionistas (países y empresas) buscan hacer negocio con monedas más estables.

De ahí que, ante la ausencia de dólares en el mercado local, la moneda norteamericana se fortalezca hasta cotizarse cerca de los 3.500 pesos (situación que nunca se había visto en el país). Pero ¿qué supone esto para el bolsillo del ciudadano o la economía? retos y bondades.

“Naturalmente tiene la posibilidad de favorecer a los exportadores pues permite tener recursos adicionales por el monto exportado, pero tiene un impacto sobre la importación pues la hace más costosa. Se debe tener un manejo adecuado de esa tasa de cambio”, explica José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, Industria y Turismo.

Así mismo, el encarecimiento de algunos bienes, como los tecnológicos, medicamentos o de aquellos productos que tienen insumos extranjeros, supone un riesgo para mantener controlada la inflación. De ahí que Alejandro Useche, presidente del Comité Académico del Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) llame la atención en que el Banco de la República sea cauto sobre las decisiones que tomará para estimular el fortalecimiento del peso.

“No se ve viable una baja de las tasas de interés para estimular la demanda porque eso podría poner en riesgo la meta de inflación”, dice Useche.

A tomar medidas

El golpe para el ciudadano se siente además en el crecimiento de la deuda por créditos que se pagan en dólares, como las compras en plataformas como Uber. Si se tenía un monto a pagar cercano a los 120 dólares hace una semana por ese concepto la cifra a pagar era de 380.000 pesos, pero con una TRM arriba de los 3.400 la cuenta ya puede ir por los 410.000 pesos.

Otros que deben ser previsivos son quienes tienen planes de viaje a Europa o Estados Unidos en las próximas semanas, la razón: “se ve una tendencia cada vez más alcista”, dice Raúl Ávila, profesor experto en economía de la Universidad Nacional.

Teoría en la que concuerda Amylkar Acosta, exministro de Minas, quien añade que la estabilización del peso no llegará pronto a razón de que materias primas como el barril de petróleo Brent siguen comercializándose por debajo de los 64 dólares por barril (ver Paréntesis).

Ávila recomienda hacer los cambios de pesos a dólares o euros cuanto antes, y evitar el uso de la tarjeta de crédito en el viaje “pues las compras se calculan con la TRM de cada día. Ahora, si se decide utilizarla hay que hablar con el banco (previo al viaje) y pedir que las cuotas se difieran a un solo pago”.

La otra opción es usar la tarjeta débito en el país de destino para retiros en cajero, en cuyo caso deberá pagarse una comisión. Ese valor varía dependiendo del banco y puede hacerse en dólares o pesos. Según la Superintendencia Financiera, Bancolombia tiene una tarifa de 5.100 pesos por retiro, pero puede ir desde 18.500 pesos (Banco AV Villas) hasta 8 dólares, es decir unos 27.000 pesos (en el BBVA).

“Seguiría siendo mejor el cambio previo al viaje pues los cajeros en el extranjero también tienen topes de retiros, y como se ve, las comisiones por esos movimientos internacionales son mucho más altas que el precio que se debe pagar con una TRM a 3.500 pesos”, concluye Ávila .

El Colombiano

También podría gustarte