Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

De Princesas y Jeques de ayer y hoy

432

POR:
GONZALO
RESTREPO
SÁNCHEZ

Hace unas semanas, una de las esposas del jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum, la princesa Haya (de 45 años), hija del fallecido rey Husein de Jordania y la reina Alia, se fugó de sus envidiables y soñadas moradas. Sostiene la prensa internacional que llamó la atención su ausencia en las famosas carreras de Ascot —una cita que por amor a los caballos, la princesa nunca faltaba—. La prensa europea al percatarse de ello, planteaba que el personaje de marras había huido a Alemania o a Inglaterra.

A los pocos días —a principios de julio— se confirmaba evidentemente la noticia que la princesa se hallaba en Londres, donde había buscado refugio junto con sus dos hijos: Al Jalila, de 11 años, y Zayed, de siete.

Su esposo, que el mes pasado cumplió 70 años, ha presentado entonces una demanda por la custodia de los niños y esta semana que pasó, se celebraron las dos primeras reuniones en el Tribunal Superior de Londres.

Esta imagen (o imágenes) que suscita al examinar esta notica, disiente de una civilización y de lo que parece estar acaeciendo en la vida de estos personajes en Dubái. Y es que con las mujeres de la familia sometidas a las estrictas leyes y a la tutela del hombre, las libertades —individuales y políticas—, tanto de los hombres como de las mujeres, son bien complejas a pesar de las apariencias.

Para ser más realistas y categóricos, las mujeres de Dubái no parecen vivir muy lejos del medioevo de sus vecinas de Arabia Saudí. Pero volviendo a la noticia que ha generado este artículo, Frank Gardner, un respetado periodista y especialista de la BBC sobre Oriente Próximo, sostiene sin rodeo alguno que la princesa (y según la gente en Dubái) tiene algún romance presente.

¡Vaya y venga, sobre este suceso mundial! De todas formas, el cine no se queda atrás en el contexto de descubrir a la mujer como es en esta parte del planeta. No obstante, la actriz Hend Sabry sostiene que hoy día existe una gran coyuntura “de llevar el cine árabe al escenario mundial y de que cada vez más las personas disfruten de ese cine”. En cuanto a los retos, los cineastas del mundo árabe tienden a evitar cuestiones de las que se debería hablar y la autocensura es el principal desafío.

Algunas de estas películas, hurgan temas que son de actualidad en las sociedades de Medio Oriente, como el papel de la mujer en la cotidianidad, los problemas sociales y bélicos, el amor, la familia y la fuerte afirmación en un ser superior que poseen las personas en los países de dicha región. Una de las cintas (entre muchas) que recomiendo para apostillar estas realidades es “Offside” (2006) de Jafar Panahi. Una película que resulta ser en apariencia una comedia sobre el fútbol.

El director iraní Jafar Panahi si bien ha creado esta cinta atractiva, amable y sublime sobre jóvenes entusiastas del fútbol, disfrazadas de niños, haciendo todo lo viable para enfrentar la regla de todos los hombres y entrar a ver el partido de Irán contra Bahrein —clasificatorio para la Copa del Mundo 2006—, resulta ser la gran metáfora sobre la mujer en esa cultura y, de forma divertida y sin una estructura narrativa muy obvia y represiva, el cineasta escuetamente sigue su propio instinto y nos deja un mensaje sobre dicha sociedad y la mujer. Creo que este episodio de la princesa Haya bien valdría pena de ser llevado al cine.

También podría gustarte