HOY DIARIO DEL MAGDALENA

No aguantó los golpes y murió

1.614

Según la versión de algunos testigos, el incidente vial se produjo en la vía que conduce de Santa Marta al municipio de Ciénaga, cuando la víctima perdió el control de su vehículo y chocó abruptamente.

Pese a los esfuerzos del personal médico en turno de la sala de urgencias de la clínica Bahía por salvarle la vida, un hombre de 41 años de edad murió la madrugada de este martes a causa de las contusiones y golpes que sufrió en un accidente de tránsito registrado la tarde de este martes sobre la Troncal del Caribe.

Como Juan Carlos Fernández Márquez fue identificada la víctima, quien era natural de Ciénaga y laboraba en una estación de servicio de gasolina, dejó 1 hijo y era el menor de dos hermanos.

Información entregada por los testigos, el percance vial se produjo a la altura del hotel Decameron, vía que conduce de Santa Marta al municipio de Ciénaga, Magdalena, cuando el hombre se movilizaba en su motocicleta cuando, al parecer, perdió el control del vehículo y chocó contra una de las barandas que están al costado de la vía.

Otra versión asegura, que este iba a bordo de su vehículo y presuntamente sufrió un microsueño, lo que produjo que perdiera el control, cayera sobre el asfalto y se registrara el accidente de tránsito.

Gravemente herido sobre el asfalto, Fernández Márquez fue auxiliado por paramédicos de la Red de Ambulancia de la Costa, quienes rápidamente lo condujeron hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía, donde recibió atención médica por parte de los galenos en turno; sin embargo por la gravedad de sus laceraciones murió en horas de la madrugada de ayer, a causa de un paro cardiorespiratorio que le sobrevino por las lesiones sufridas en el fuerte impacto que lo lanzó a varios metros de distancia.

Unidades del Laboratorio de Criminalística de Tránsito y Transporte llegaron hasta el centro médico para realizar el levantamiento y la inspección técnica del cuerpo, que fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital  para la necropsia de rigor.

También podría gustarte