Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

El gol que le metió la Corte a la discriminación de género

195

Un espaldarazo le dio la Corte Constitucional al fútbol femenino. En este caso, la protagonista fue María Paz Mora Silva, una pequeña de 10 años que fue excluida del equipo infantil en el que jugaba en el torneo Liga Pony Infantil 2018.

La niña, que se desempeña como arquera, fue expulsada del equipo por una supuesta “actuación irregular” que suponía su participación en un equipo conformado mayoritariamente por varones.

En este caso, los demandados que responden a la División Aficionada del Fútbol Colombiano (Difútbol), la Liga de Fútbol de Bogotá y CREARE Ltda., alegaron que en el torneo no estaba permitida la conformación de equipos mixtos, pues la FIFA lo prohíbe.

Del mismo modo, manifestaron que el club deportivo incluyó a la niña en su nómina de jugadores bajo una interpretación errada del reglamento, el cual, según afirman, al mencionar a “niñas y niños”, se refiere a las categorías femenina y masculina por separado.

Tras estudiar la acción, el fallo dictado por el Juzgado 9 Civil Municipal de Bogotá acogió íntegramente los argumentos de los accionados y negó la tutela.

Sin embargo, la Corte constató que no era cierto que las reglas del torneo prohibieran la conformación de equipos mixtos, como tampoco que la FIFA, en tanto autoridad rectora del fútbol mundial, lo desaprobara. Por el contrario, encontró que este organismo internacional estima positiva la integración y promueve la práctica del deporte del fútbol de manera conjunta entre niñas y niños.

Así, la Sala Novena de Revisión determinó que, al catalogar como una “actuación irregular” la participación de la menor María Paz Mora Silva como arquera titular en un equipo mayoritariamente integrado por niños, las entidades organizadoras del campeonato revelaron una postura sexista y discriminatoria frente a la práctica del deporte, que reproduce estereotipos culturales que presuponen la segregación fundada en el sexo y que resulta contraria a la dignidad humana y al derecho a la igualdad entre mujeres y hombres.

BOGOTÁ (Colprensa).