Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Asesinatos de ‘Kakaroto’ y ‘José’ habría sido por líos de drogas

1.186

Las autoridades informaron que a una de las víctimas se les halló 38 dosis de marihuana listas para su comercialización a los habitantes de los sectores aledaños.

Desde el atentado a bala registrado en plena vía pública del corregimiento de Orihueca, jurisdicción de Zona Bananera, los investigadores judiciales de la Policía Magdalena han estado adelantando las respectivas averiguaciones para establecer los móviles e individualizar a los responsables del doble crimen; sin embargo hasta el momento no se ha podido ubicar a los homicidas.

Un tema de hurto y líos de estupefacientes. Son algunas de las hipótesis que han arrojado las investigaciones por parte de las autoridades que están al frente del ataque sicarial registrado la madrugada del reciente lunes festivo, donde fueron asesinados José Luis Golf Padilla, de 18 años de edad, y Álvaro Ramón Ascenderá Polo de 20 años, conocido como ‘Kakaroto’.

Así lo dejó entrever un investigador judicial a cargo de la investigación, “estamos desarrollando las investigaciones pertinentes frente a este doble homicidio, hasta ahora las labores de vecindario y los datos compilados arroja que podría tratarse de un tema de hurto y líos de drogas, es decir el hurto de manera ocasional y el tráfico de estupefacientes. Continuamos adelantando las averiguaciones”, explicó.

Cabe recordar que las autoridades informaron que en el sitio del hecho, a Golf Padilla se les halló un paquete plástico el cual contenía 38 dosis de marihuana empacada y lista para su comercialización a los habitantes de los sectores aledaños.

Como se informó en la edición de ayer, el hecho criminal se produjo alrededor de las 02:10 de la madrugada, cuando dos sujetos armados a bordo de una motocicleta llegaron hasta la carrera 2 entre calles y 9 del barrio Las Palmas y quien se movilizaba como parrillero descendió del vehículo ubicó a sus objetivos y les disparó indiscriminadamente.

Posteriormente, uniformados de la Subestación de Policía de Orihueca que fueron alertados sobre el acto criminal arribaron hasta el lugar para confirmar la información y dar inicio a las labores de vecindario con los testigos del hecho, para obtener datos que permitan establecer los móviles y luego dar con el paradero de los homicidas.

Se conoció además que, los familiares de las víctimas no permitieron que las autoridades realizaran el levantamiento de los cuerpos, retirándolos del lugar por sus propios medios para llevarlos hasta sus residencias, hasta donde llegaron los criminalistas de la Policía del Magdalena para practicar las diligencias de levantamiento.