Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

‘Manebarber’ una historia de barbería familiar

1.405

‘Manebarber’ heredó este arte de manos de su abuelo el cual admiraba mucho.

De un momento a otro ningún hombre va a la “peluquería”, los nuevos establecimientos de este tipo ahora se llaman “barber shop” o “barberías” y todos quedan anclados en una ola de nostalgia por la moda de hace más de medio siglo, que nos recuerdan que todo tiempo pasado fue mejor y decorados bajo las reglas de estilo de los años 50. Es uno de los fenómenos urbanos que se ha tomado a Bogotá y que vende como pan caliente.

Entre máquinas de videojuegos de los años 70, televisores sintonizados en canales de deportes y jazz y rock de fondo, estos locales en boom atienden a docenas de hombres. Para ellos, estos sitios se han convertido en un santuario donde se les recibe con cerveza o whiskey, se ven pocas mujeres y están en un mundo exclusivo para reforzar su masculinidad.

Manuel José Rodríguez Padilla, recuerda que su interés por la barbería comenzó en el año 1997, cuando terminó la secundaria. Su abuelo José Nigrini era un barbero al cual admiraba mucho, por lo que, considera que surge de ahí su vena artística.

 “Nuestra familia es toda una saga de barberos, somos aproximadamente 8 profesionales en este arte”, dijo Manuel Rodríguez. Seguidamente relató que en sus inicios, su trabajo lo llevaba a cabo en la puerta de su casa, en el municipio de Fundación, donde colocaba una banquita y un espejo. “Al cliente le tocaba agarrar el espejo, así empezó mi historia de barbero”.

‘ManeBarber’, su marca personal, o en palabras de Rodríguez su nombre de pila, cuenta que luego decidió irse a Barranquilla y comenzó a enfrentarse al mundo de la barbería urbana, cortes diferentes, que en ese entonces en el pueblo no se hacían como en la ciudad.

 Confiando plenamente en Dios, Manuel emprendió esta carrera que hoy en día le ha permitido explorar y apasionarse cada vez más por el arte, “me caracterizo por mi humildad”, y porque, “jamás me olvidaría de dónde vengo”, “creo que la clave de mi éxito está ahí”.

RECONOCIMIENTOS 

Desde hace 23 años, el fundanense ejerce esta profesión que a través del tiempo le ha traído grandes logros. Ha obtenido reconocimientos en Barranquilla, ganó el primer puesto de la Batalla de Barberos en el 2016, luego viajó a Brasil y representó a Colombia en 7 ciudades diferentes, Franca, Diadema, Campinas, Belo Horizonte, Porto Alegre-Río de Janeiro, y Sao Paulo.

 “Después que gané mi primera batalla de barberos en el Atlántico, me tocó viajar a Sao Paulo Brasil, y estuve en Diadema,  donde se encuentra una de las academias más grandes en el mundo de barbería urbana, ‘Formação IBEL’, donde me capacité y estudié para ser instructor de barbería urbana, y así dictar clases”, comunicó el Barbero.

En lo que va del año 2019, ganó la Batalla de Barberos en Neiva- Huila, y el pasado 6 de agosto obtuvo reconocimiento en Santa Marta.

DOCENTE (MASTER CLASS-WORKSHOP)

Manuel Rodríguez es el docente encargado del Programa de Barbería Urbana de la ‘Academia Europea de Belleza, Artes y Oficios’, de Neiva- Huila. Además, dicta personalizados de barbería avanzada y Máster Class en su barbería ‘The Barber´s House’ ubicada en Neiva.

Actualmente está siendo patrocinado por una marca de máquinas de peluquería ‘New Turbox’. “Viajo por todo el país haciendo workshop, enseñando mis técnicas como degrades, realismo, surrealismo, y freestyle. Por otra parte, he dictado seminarios en Cartagena, Barranquilla, Fundación-Magdalena, Santa Marta, Huila, Tolima, San Vicente del Caguán, y San José de Fragua- Caquetá”, afirmó Manuel Rodríguez.

LÍNEA DE PRODUCTOS

Rodríguez, es dueño de una línea de productos para el cuidado del cabello, dentro de los cuales se encuentran: shampoo anticaspa, shampoo para la caída del cabello, gel matizante de canas, cera moldeadora de hondas para el cabello, aceite para el cuidado de la barba, y la loción ‘After Shave’, después de la afeitada.

LA CÚSPIDE DEL ÉXITO

 El Barbero tiene como propósito en su ámbito laboral llegar a la cúspide del éxito en este arte, enseñando a todas las personas que lo requieren. Sin dejar de un lado, su lado personal, asegurando que busca sacar a sus hijos adelante, Dilan Stiven, Bryan Stiven, y Hamid Stiven, quienes son su mayor inspiración y el motor que lo impulsan a salir adelante y a hacer las cosas bien.

EL FUROR DE LAS BARBERÍAS

Las barberías volvieron después de haber sido olvidadas y desplazadas por los salones de belleza unisex que ofrecían servicios para mujeres como manicure o tintes, acabando con la exclusividad masculina. Una tendencia que obligó a cerrar cientos de barberías alrededor del mundo, renació en Londres en 2005 cuando se reabrieron las primeras Barber Shop exclusivas para hombres y se metieron en las calles de todo el mundo, hasta llegar a todo el país.

ORIGINALMENTE LOS BARBEROS

ERAN CIRUJANOS Y DENTISTAS

 En la Europa Medieval, existía una peculiar profesión: cirujano-barbero, que lo mismo cortaban la barba y el pelo que hacían sangrías, extraían muelas o blanqueaban los dientes con aguafuerte.

Los barberos practicaban cirugías, amputaciones, enemas, arreglaban roturas, extraían piedras del riñón, trataban heridas, drenaban forúnculos, sajaban quistes, limpiaban oídos, y formulaban ungüentos.

En el siglo XV, bajo el reinado de Enrique VIII, barberos y cirujanos fueron separadas como oficios independientes, aunque los barberos aún estaban encargados de la extracción de dientes. El padre de la cirugía moderna, Ambroise Paré, en los comienzos de su carrera en el siglo XVI, se formó como cirujano-barbero como parte del Gremio de Barberos Cirujanos de Paris.

HISTORIA SOBRE EL POSTE DE COLORES

Hay varios conocimientos y comienzos sobre el poste de colores giratorio o caramelo de barbería, fue en Francia en el cual se instaló por primera vez la banderola o poste de colores para  poder emparejar o identificar la barbería. El poste de colores o banderola esta coloreada o pintada con solo tres colores: azul, blanco y rojo que concordaban exactamente con los colores de la bandera del país de Francia. Con el lapso del tiempo este emblema resultó en un cilindro giratorio, con los tres colores y desde en aquel tiempo es la caracterización de las barberías o peluquerías en casi todo el mundo. Este emblema o símbolo es de uso internacional y tiene sus comienzos desde la Edad Media. Se deduce que la banderola o poste de colores fue denominado como caramelo por su gran similitud con la rayada barrita dulce o paletas.

En la época de la Edad Media, con el próspero incremento de las corporaciones, estos tuvieron que hacer uso de simbologías al igual que siglos atrás como lo hacían los romanos y griegos- para igualar su trabajo. Los barberos y peluqueros prefirieron por una franja blanca y roja en forma de rodillo. Dado que los barberos también practicaban cortes de cirujanos y dentista, el color rojo reconocía a cuando se ligaban a los pacientes a un rodillo adyacente a la pared, el cual era teñido de color  rojo ante el más posible acontecimiento de que se mancillara de sangre.

Al transcurrir el paso del tiempo los barberos o peluqueros  se propusieron únicamente y exclusivamente a su oficio: que era  cortar pelo o cabello, ya sea bien afeitar los bellos  de la cara en el área de la barba y los de la cabeza, se les sugirió que cambiaran el color rojo por el azul, algo que desempeñaron a medias, juntando el nuevo color pero conservando también el anticuado.

Hoy en día aún se logran ver en muchos territorios peluquerías o barberías para  caballeros tradicionales que guardan en sus fachadas el tan histórico símbolo promocional.

Cuando un peluquero acababa un trabajo, ceñía las vendas sangrantes en torno a un poste para que se secaran. Este es el comienzo del poste de franjas rojas, blancas y azules que se encuentra generalmente en las entradas de las barberías.

También podría gustarte