Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Santa Marta… todos a una

530

No resiste la ciudad más aplazamientos en muchas de sus principales necesidades, pero sobre todo en cuanto a la realización de sus obras más importantes, además de las muchas otras que con carácter urgente requiere. Prueba de este aserto, los momentos aciagos que estamos viviendo como consecuencia de las lluvias. No se justifica bajo punto de vista alguno que estemos padeciendo toda una serie de vicisitudes de marca mayor y amplio espectro, resultado de una manifiesta falta de gestión para proveer a la ciudad de sus más básicos servicios, entre los que se cuentan acueducto y alcantarillado, amén de las grandes falencias relacionadas con salud, educación, seguridad, violencia, alumbrado, movilidad, habitantes de calle, hurtos, recuperación del espacio público, entre otros.

Interesa sobremanera, en itinerario que debe apuntar a buscar las soluciones mejores para la ciudad, dejar de lado pensar en pequeño para imaginar en grande. No dejarse obnubilar por obras, que traducidas en plata blanca se reducen a contentarse con uno que otro asomo de progreso, pero nada sustancial en esencia. Hacer de la participación ciudadana y comunitaria un todo democrático activo, con un sentido de pertenencia a toda prueba, voluntad, capacidad de servicio y decisión para coadyuvar con el emprendimiento de las grandes realizaciones es lo que importa, lo mismo que hacernos tanto veedores como controladores sociales. De la misma manera, interesa identificar propósitos comunes para que la unión de fuerzas se dé más fácilmente y aparezcan más próximas las soluciones. Definir entre todos esos desafíos y los objetivos comunes que representan deseos colectivos para lograr una real apropiación de lo que debe ser una ciudad segura y prospera.

De la misma manera, identificar, en vía a resolver las más apremiantes dificultades, sus aspectos más indispensables, como diseño y planeación urbana, movilidad, seguridad, desarrollo social, medio ambiente y gobierno, que deben debatirse abiertamente, de cara a la gente y con la participación de todos y cada uno de los representantes de los distintos estamentos que actúan e interactúan en nuestro territorio, para que se aporten las soluciones mayormente viables. Sigue a la identificación de los desafíos, el estudio de las dinámicas de la problemática, dimensión, análisis, ideación por expertos en las temáticas para definir las posibles soluciones, mar de conocimiento que debe procesarse colectivamente para desarrollar recomendaciones que sumadas a casos de éxito se soporten en esa gran combinación de saberes.

Cabe en esto, además de contar con una adecuada financiación nacional e internacional, acercarnos decididamente al Gobierno Central en pro de materializar grandes proyectos, lo mismo que motivar a la gente para que sean parte de los procesos de transformación, en últimas lo que garantiza el funcionamiento de desarrollo de esta naturaleza. Lo que importa realmente es participar en la resolución conjunta de los problemas de ciudad, lo que hace necesaria una mayor libertad para la inversión pública, que permitirá ordenar su crecimiento en la más de sus sustancialidades y en lo que interesan iniciativas privadas de gran calado como hemos visto viene haciendo el empresario Gustavo Díaz Camargo, liderando actividades para la recuperación del Centro Histórico de Santa Marta, abandonado por las Autoridades Distritales, como son el plan integral de recuperación del Centro, las Jornadas de Limpieza y Oxigenación de Playas y la puesta en marcha de la Donación de Cais en sitios estratégicos en lo que han colaborado positivamente un numero significativo de empresarios identificados con la causa.  rubenceballos56@gmail.com *Jurista –