Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Contraloría indaga por obras del estadio ‘Sierra Nevada’

442

El alcalde Martínez asegura que el control excepcional expone lo manifestado por la administración distrital y sustenta las determinaciones de liquidar el contrato y poder terminar la obra lo más pronto posible.

Tras la decisión de la Contraloría General de la República de abrir indagación preliminar por los incumplimientos en las obras de construcción del Estadio Sierra Nevada que superaría los $1.303 millones, el alcalde Rafael Martínez manifestó que sobre esta apertura de investigación  el caso supone el escenario perfecto para explicar las actuaciones que se han tenido y que han llevado a tomar la determinación de liquidar el contrato.

Según el burgomaestre desde la administración no se ha ocultado que esta obra presente retrasos, y que se han tomado decisiones administrativas que han llevado a que hoy se cuente con un recurso en caja que permita contar con dinero para contratar nuevamente y finalizar la obra.

 “Recibimos de buena forma el control excepcional porque esta es la oportunidad de sustentar las actuaciones, yo creo que la Contraloría ha puesto en justa proporción lo que realmente hay en cada una de las obras y las intervenciones, nosotros no hemos negado que haya atrasos y hemos dicho que no es imputable al alcalde en el caso del Estadio ni al ex lcalde y alcalde caso de la Megabiblioteca (…) en el caso del estadio yo particularmente tengo la tranquilidad de explicar las decisiones porque el saldo en bancos está a favor de la alcaldía” señaló el mandatario distrital.

Según los hallazgos de la Contraloría de este proceso excepcional, que fuera solicitado en el mes de junio, se evidenciaron, “incumplimientos en varias obligaciones a cargo del contratista, como la iluminación de la cancha, el sistema de aire acondicionado, los equipos electromecánicos (de bombeo y ascensores, entre otros), así como parte del sistema de evacuación de aguas lluvias” reza el comunicado emitido por el ente de control.

Frente a lo indicado por el ente de control de debilidad en las labores de supervisión, al no ejercer de manera rigurosa y eficiente las actividades de control y vigilancia de la ejecución de sus recursos, de conformidad con la normatividad vigente en el país, el alcalde Martínez señala que “nosotros hemos abierto 14 procesos sancionatorios, lo que pasa es que estos procesos van ligados en función de lo que no están cumpliendo con base en el cronograma de ejecución, y si llegan a la audiencia de ese proceso con eso cumplido, él proceso fenece, es claro que el contratista ha llevado la obra hasta donde está a punta de sanciones” indicó el burgomaestre.

El mandatario agrega de igual forma que el valor total del proyecto en la actualidad asciende a 69 mil millones de los cuales solo se ha pagado el 88% lo que permite contar con unos recursos en caja, lo que deja un saldo restante cercano a los $10 mil millones.

En la nueva instancia que se anunció el pasado 30 de septiembre de liquidar el contrato con la actual empresa constructora Consorcio Deportivo Santa Marta, se están desarrollando las audiencias de aplicación de la póliza penal pecuniaria que permitiría recuperar por los incumplimientos un total de $1.000 millones, pero que estarían sumados a los recursos que aún no se le han girado al contratista por las obras no ejecutadas y no verificadas.

LO QUE DICE LA CONTRALORÍA:

Según lo manifestado por la Contraloría General de la República, las razones que justifican la apertura de la indagación preliminar se enmarcan en una serie de incumplimientos detectados en la ejecución de la obra del Estadio Sierra Nevada de Santa Marta, cuya avance llega solo al 83 por ciento.

De igual forma para el ente de control, “se observaron incumplimientos en varias obligaciones a cargo del contratista, como la iluminación de la cancha, el sistema de aire acondicionado, los equipos electromecánicos (de bombeo y ascensores, entre otros), así como parte del sistema de evacuación de aguas lluvias” señala.

Todos estos hallazgos se dieron tras una visita realizada por la Contraloría con ocasión de la inundación del estadio, y en la que se observó el incumplimiento por parte del contratista de las obligaciones específicas del sistema de drenaje y bombas.

Asimismo indica que se encontraron, además, mayores valores de obra y se determinó que tampoco se ha amortizado el anticipo. Adicionalmente, se evidenciaron deficiencias de la supervisión e interventoría, en los controles al proceso de ejecución contractual.

Para la Contraloría también ha habido desconocimiento o no aplicación de las normas indicadas para el manejo del anticipo del contrato, generando afectación al valor del anticipo y detrimento por $90 millones, correspondiente a los gastos por Gravamen a los Movimientos Financieros y otros gastos que fueron aplicados a los recursos del anticipo, así como a excedentes devueltos al fideicomitente.

Al verificar las cantidades de obra ejecutadas por el contratista y recibidas mediante el acta de obra No. 15 del 25 de mayo del 2018 se determinaron diferencias en ítems, es decir, obras no ejecutadas pero que sí fueron pagadas al contratista de obra, por $137 millones.

CASO MEGABIBLIOTECA:

El control excepcional desarrollado por la Contraloría General de la República también comprende otras obras como la polémica Megabiblioteca, que señala el ente debió terminar en 3 meses ya lleva 47meses y aún no se ha terminado, presentando deficiencias constructivas y obras en abandono.

En la verificación de la Megabiblioteca fase 2, la Contraloría se encontró con un contrato suspendido por año y medio y con incumplimientos en el tiempo de su ejecución, lo que deja ver una gran falta de planeación, observándose también deficiencias constructivas y que las obras están en abandono. Actividades tales como demoler el jardín alejandrino, totalmente previsible, no se habían determinado y esto generó atrasos.

Para el ente de control mediante Acta de reinicio No. 04, firmada el 26 de septiembre de 2019 se manifestó que retomarían las obras, sin embargo, el contratista de obra y el apoyo a la supervisión, manifestaron a la Contraloría, en visita del 27 de septiembre de 2019, que el proyecto sigue suspendido. Considerando esto, la Contraloría dará apertura a una indagación preliminar, para determinar la cuantía de la afectación al patrimonio público, en relación con las obras ya realizadas y que presentan baja calidad constructiva en la Megabiblioteca fase 2.

Con relación a la fase uno de la Megabiblioteca, vale recordar que la Contraloría ya determinó, en un Informe de Auditoría de 2017, un hallazgo fiscal por $11 mil 402 millones, de estos $9 mil 680 millones de pagos al contrato, $1.385 millones de pagos a interventoría y $346 millones por mayor valor pagado a la interventoría por el equipo ofrecido.

Al respecto el alcalde Martínez precisó que, “esta obra está prevista la entreguen el 15 de noviembre, si no está lista procede la liquidación unilateral, lo importante es que los recursos públicos estén salvaguardados y es la tranquilidad que yo tengo. Ahora que un contratista quedé mal o no es culpa del contratista, lo que le debe hacer el Estado es imponer la multa por las sanciones y pagarle justo hasta lo que ejecutó y descontarle las multas que se le imponga” señaló el burgomaestre.

OTRAS OBRAS EN LA MIRA:

De igual forma la Contraloría ha manifestado que en anteriores actuaciones se han evidenciado varios procesos sustentados en el auto 0077 de 2019, que determinó hallazgos con connotación fiscal por la suma de $ 1.234 millones, dentro de los cuales están los siguientes:

Uno de estos casos es que con recursos del Programa de Alimentación Escolar (PAE) se pagó publicidad, gastos que no los permite la norma, generándose un daño fiscal por $ 460 millones.

Por su parte en los contratos de los centros de salud se determinaron hallazgos por mayores cantidades de obra, por $ 195 millones. Y en los contratos de diagnóstico, reparación y construcción de instituciones educativas, se realizaron pagos por diagnósticos no realizados según el contrato, por $240 millones.

De esta manera, la Contraloría detectó el pago a los contratistas de obra no ejecutada, así como de trabajos de construcción de baja calidad que, a la fecha de las visitas realizadas, limitan su uso para la comunidad.

Por otro lado, este organismo de control evidenció deficiencias en la planeación que realiza la Alcaldía Distrital de sus procesos contractuales. Se estableció que los proyectos contratados por el Distrito no cumplen los plazos iniciales de ejecución, requiriendo prórrogas, suspensiones y adiciones para conseguir avanzar.

La Contraloría General de la República advierte en su comunicado que evidenció debilidad en las labores de supervisión por parte del Distrito de Santa Marta, al no ejercer de manera rigurosa y eficiente las actividades de control y vigilancia de la ejecución de sus recursos, de conformidad con la normatividad vigente en el país.

De esta manera, la Contraloría detectó el pago a los contratistas de obra no ejecutada, así como de trabajos de construcción de baja calidad que, a la fecha de las visitas realizadas, limitan su uso para la comunidad.

Por otro lado, este organismo de control evidenció deficiencias en la planeación que realiza la Alcaldía Distrital de sus procesos contractuales. Se estableció que los proyectos contratados por el Distrito no cumplen los plazos iniciales de ejecución, requiriendo prórrogas, suspensiones y adiciones para conseguir avanzar.

De esta manera, la Contraloría encontró que las obras no se entregan de manera oportuna para el disfrute por parte de la comunidad.