Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Operativos contra Clan del Golfo dejaron un soldado muerto y un cabecilla herido en Antioquia

758

Un soldado muerto, un cabecilla herido y 17 integrantes del Clan del Golfo capturados, fue el resultado de cuatro operativos distintos contra esa organización criminal en sendos municipios de Antioquia durante este fin de semana.

El militar que murió se llamaba Gleider Antonio Cardona Estrella y tenía 32 años, según el Ejército. De manera preliminar, la Séptima División informó en la tarde de este domingo que los hechos ocurrieron en el corregimiento La Caucana, en la localidad de Tarazá.

Durante la acción fueron arrestados siete miembros de la banda “y se incautó material de guerra que portaban estos sujetos”. En esa zona delinque el bloque Pacificadores de Córdoba y Bajo Cauca del Clan del Golfo.

Otro enfrentamiento se presentó en la vereda Curití, del municipio de Liborina, cuando miembros de la Policía Antioquia y del batallón Pedro Justo Berrio llegaron a capturar a Emiro Andrés Asprilla Quinto, alias “Terry”, señalado de ser el tercer cabecilla al mando del frente Occidente del Clan.

Según las autoridades, hubo un tiroteo contra su anillo de seguridad, conformado por tres escoltas. En medio de la balacera, dos de ellos lograron escapar, dejando a su jefe herido; el otro guardaespaldas también fue detenido, Fray Davinson León Álvarez (“More”).

 “Terry” fue trasladado a un centro médico del Valle de Aburrá, donde se recupera de las lesiones. La Dirección de Fiscalías contra la Criminalidad Organizada le había sacado una orden de captura por concierto para delinquir agravado; en el lugar de los hechos fueron recuperadas 132 municiones de diferentes calibres y dos proveedores para pistola y fusil, al igual que documentación variada.

De acuerdo con el expediente, el supuesto cabecilla al parecer coordinaba las acciones sicariales y logísticas del grupo en Entrerríos, San Pedro de los Milagros y Belmira.

Otro presunto integrante del frente Occidente del Clan fue arrestado cuando asistió a una revisión médica en el hospital de Sopetrán. La Policía fue alertada sobre la presencia en el sitio de Jairo Alonso Uribe Uribe (“la Hormiga” o “Montoya”), señalado de realizar, presuntamente, ejecuciones sicariales en ese pueblo y en Belmira.

Cuando llegaron los agentes, le notificaron que tenía órdenes de captura pendientes por homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y porte ilegal de armas. “La Hormiga” estaba en el hospital porque cinco días antes había sufrido un accidente, en el cual padeció un fuerte golpe en la cabeza.

Por esa misma razón lo trasladaron también a una institución médica en el área metropolitana, donde un juez legalizó la captura.