Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La facturación electrónica les ahorra a las empresas más de un 84% en costos

378

Implementar estos procesos mejora la eficiencia de las empresas en un 200%.

Colombia, octubre de 2019. Desde el año pasado con la entrada en vigencia de la Resolución 010, en Colombia se empezó a consolidar la implementación de la facturación electrónica; sin embargo, todavía hay terreno por recorrer, pues la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales- DIAN- espera que aparte de los más de 3.000 grandes contribuyentes, medio millón de pequeñas y medianas empresas se registren en el servicio informático de factura electrónica durante este 2019.

Actualmente una factura física tiene un costo aproximado de $3.000 sin contar los gastos ocultos como mensajeros, traslados de entrega y otros valores asociados. La implementación de la facturación electrónica representa un ahorro del 84%, teniendo en cuenta que, en promedio, esta cuesta $500, según las necesidades de cada empresa.

Según Ismary Lara, Gerente General de Stupendo Colombia, “además del ahorro en dinero, la implementación de la facturación electrónica aumenta la eficiencia en un 60%, ya que los tiempos de entrega tienen una mejora del 200%, pasando de días a minutos. Además, el hecho de tener disponibilidad de la información a un solo click y sin desplazamientos, optimiza en gran medida este tipo de procesos”.

Beneficios para las empresas y el país

La factura electrónica es una iniciativa que beneficia al país en general, pues permite que cada colombiano, desde cualquier rol, ya sea como comprador o vendedor, aporte a la transparencia y la disminución de brecha de evasión, debido a la constante revisión de las transacciones         .

En este sentido, este proyecto introduce mucho más al país y a las empresas en el concepto global de la era digital, convirtiendo a las compañías en organizaciones mucho más eficientes, ambientalmente sostenibles y sustentables. Todo lo anterior sumado a las ventajas específicas que aporta la sistematización de este proceso.

Las empresas en Colombia por lo general hacen caso omiso de las ventajas que trae consigo la facturación electrónica, por ejemplo, el ahorro en distribución e impresión. De igual manera frente a los beneficios es importante comprender que su implementación elimina y minimiza errores en los documentos, lo que conlleva a que sea menos demorado hacer las cobranzas y la conciliación de pagos, evitando que las compañías pierdan dinero en estos procesos.

Finalmente, la gerente general de Stupendo Colombia comenta que “adicional a evitar las sanciones por no acatar la nueva regulación, las compañías que comiencen a facturar de manera electrónica, o al menos a elegir su proveedor tecnológico, mitigarán el riesgo de confusión y desinformación en sus clientes, eliminando las barreras de comunicación y entendimiento empresarial al unificar el idioma, lo cual permite que haya un lenguaje común y una sensibilización ordenada”.