Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La Guajira: Ministro de salud lazó programa para la paz en Fonseca

324

Juan Pablo Uribe Restrepo, ministro de Salud y Protección Social, llegó a Fonseca con buenas noticias para el país: luego de una exitosa primera fase, lanzó la segunda etapa del programa ‘Salud para la paz’, una de las iniciativas con las que se busca que los ciudadanos de zonas golpeadas por la violencia tengan más y mejores servicios, y se cierren brechas de inequidad.

‘Salud para la paz’ busca fortalecer las capacidades locales para mejorar el acceso a servicios integrales de Atención Primaria en Salud (APS), haciendo énfasis en salud sexual y reproductiva, salud mental, prevención del consumo de sustancias psicoactivas y la salud infantil y nutricional.

La iniciativa se desarrolla en 25 municipios en los que se formularon Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y en los cuales existen 23 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR).

Uno de ellos, precisamente, es Fonseca, a donde llegó este jueves el ministro Uribe Restrepo para lanzar la segunda fase de ‘Salud para la paz’, proyecto que es apoyado por la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Allí, el Ministro informó que las acciones efectuadas en la primera etapa fueron el fortalecimiento local de las capacidades institucionales para mejorar el acceso a los servicios, la consolidación de una estrategia extramural de atención, la implementación de una estrategia de participación y de vigilancia comunitaria en salud pública, y el monitoreo de los resultados obtenidos por el proyecto en zonas rurales.

En la primera fase de la iniciativa fueron atendidas 39.773 personas, entre menores de edad y adultos, además de otras 20.415 en 161 jornadas extramurales en especialidades como ginecología, odontología, enfermería y psicología.

Adicionalmente se prestó atención a 5.200 personas en salud mental y consumo de sustancias psicoactivas (40 por ciento de ellas menores de edad) y a 2.300 niños en 28 unidades comunitarias dotadas por el proyecto para asistir en caso de enfermedad diarreica y respiratoria aguda.