Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Pérdidas por 1.500 millones de pesos deja incendio en Barranquilla

258
Pérdidas que podrían superar los 1.500 millones de pesos dejó el incendió que se presentó este domingo en las horas del medio día en una venta de bicicletas y repuestos para motos y que sólo pudo ser superado dos horas y media después por el Cuerpo de Bomberos de Barranquilla.

Cuatro máquinas y dos tanques cisternas del cuerpo de bomberos atendieron el incendio que se presentó en el tercero y cuarto piso del almacén Ciclo Japón, ubicado en la calle 35 entre las carreras 38 y 39 del barrio San Roque de la capital del Atlántico.

Los bomberos y miembros de la Policía que llegaron al sitio, minutos después de recibir el llamado de los propietarios del almacén, pero no pudieron ingresar debido a la cantidad de material inflamable que estaba cerca de las puertas de acceso a la bodega.

La Policía tuvo que evacuar el Hotel Veracruz, porque el humo invadió las habitaciones, también a los locales cercanos.

“Estaba dentro del hotel y percibí el olor a humo, y nos dimos cuenta que se estaba incendiando cuando una persona pasó por la calle y gritó que se estaba incendiando el almacén. Después llegó la Policía y nos dijo que evacuáramos para evitar que los clientes se afectaran”, contó Dennis Zamora, administradora del hotel Veracruz.

El subcomandante del Cuerpo de Bomberos, César Fonseca, dijo que “al sitio llegaron cinco máquinas. Con las que pudimos ir controlando de poco la situación. Afortunadamente no hay pérdidas humanas solo materiales. Hubo la necesidad de evacuar a los bomberos debido a se presentó una grieta en el techo por el choque térmico presentado por el calor que hay dentro y el agua que estamos arrojando y preferimos trabajar con las máquinas escaleras desde afuera. Se ha planificado entrar de otra manera de forma aérea para poder hacer el control”.

Jaime Pérez, el comandante del Cuerpo de Bomberos, agregó que el incendio se presentó antes de la 1:00 de tarde y tras el llamado de las personas afectadas se enviaron cuatro máquinas y otros dos tanques cisternas.

“Llegamos al sitio y nos damos cuenta que es un incendio que se presenta en un sitio complemente cerrado, podemos decir, que un incendio confinado, no había la parte para penetrar directamente al lugar donde originó el fuego, por eso se tuvo en recurrir a cinco máquinas y el apoyo de dos carro tanques 1.500 galones de agua, el apoyo de la Triple A fue importante con dos hidrantes que tenemos alrededor y nos permitió abastecernos de agua hasta ahora que podemos decir que tenemos la situación controlada”, sostuvo Pérez

Ratificó que no hubo personas lastimadas ni lesionadas, “ni del Cuerpo de Bomberos ni civiles. Solo ha habido pérdidas materiales”.

Apuntó que “hasta el momento no podemos decir cuál fue la causa del incendio. Estamos esperando que el calor y el humo se dispersen para que nuestros expertos puedan ingresar y tener a ciencia cierta qué pudo originar este incendio”.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

William Hernández Castro, propietario del inmueble dijo que “nosotros estábamos dentro del almacén cuando escuchamos la voz de una persona que la parte de arriba se estaba incendiando. Salimos a ver qué era lo que pasaba y cuando llegamos no pudimos ingresar porque las llamas, el humo y el calor eran muy fuertes. Llamamos al Cuerpo de Bomberos y ellos llegaron rápido, pero las llamas eran más rápidas y se propagó entre los pisos tercero y cuarto, donde estaban la mercancía guardada”.

“Las pérdidas para nosotros están superando los 1.500 millones de pesos, porque hemos pedido para nuestros proveedores bicicletas de temporada y todo lo que es d Navidad. Ya teníamos todo preparado, todo listo para hacerlo, pero desafortunadamente se presenta este incendio en el día de hoy, que me tiene muy triste”, relató.

Agregó que en el sitio había 6.000 bicicletas nuevas, “también había aceites, lubricantes, llantas, neumáticos y repuestos para motos y bicicletas”.

“Gracias a Dios no hay víctimas mortales. Había conmigo ocho personas, las que laboramos los fines de semana, afortunadamente solo pérdidas materiales y no hubo víctimas”, narró.

Dijo a los periodistas que no tenía la mercancía asegurada. “Ahora nos toca trabajar y dejarlo a lo que Dios quiera. Gracias a Dios y a la voluntad que siempre hemos tenido y todos estos años de experiencia en los que hemos quedado bien con nuestros proveedores, tocará refinanciar con la banca. Lo más importante es que siempre tenemos las ganas de seguir trabajando”.

Se está a la espera de las investigaciones que realice el Cuerpo de Bomberos para conocer qué fue lo que causó el incendio en este almacén que mantuvo en zozobra a los habitantes de ese sector del cetro de Barranquilla.

BARRANQUILLA, (Colprensa).