Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Para prevenir apagones y accidentes, Dadsa inspecciona tala y poda de árboles derribados o en riesgo de caerse por fuertes vientos

338

La medida de emergencia se hace en cumplimiento del llamado de la comunidad y con el apoyo de la Essmar.

El Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental-Dadsa-, dirigido por la doctora Carmen Patricia Caicedo, viene atendiendo el llamado de la comunidad tras los fuertes vientos que han causado varias afectaciones a los ecosistemas de la ciudad y tienen en alerta a las autoridades.

Debido a ello, la autoridad ambiental viene emprendiendo medidas de prevención e inspección a las talas de emergencia que la Empresa de Servicio Público de Santa Marta –Essmar- viene implementando a los árboles derribados por las inclementes ráfagas de brisa, al igual que a las podas a otros maderos que amenazan con precipitarse y poner en riesgo a los habitantes de Santa Marta.

Se trata de vientos que van de 30 a 60 kilómetros por hora, es decir, que vienen corriendo con mucha más fuerza que en años anteriores debido a un fenómeno de baja presión, lo cual incide en el comportamiento de los árboles al estremecerlos o derribarlos, al punto de desprender el cableado de la red eléctrica y obstaculizar la movilidad vehicular en caso de caer en medio de las calles, incluso, en las peores instancias, llegan a provocar accidentes de tránsito.

Precisamente, son esas situaciones las que quiere evitar el Dadsa, por lo que ya son más de 30 los individuos forestales intervenidos en diferentes zonas residenciales y comerciales de gran afluencia de personas como: el Mercado Público, el Centro Histórico, Las Malvinas, Pescaíto, Cundí, La Bolivariana, 20 de Julio, El Pando, Garagoa, Miraflores, Taminaca, avenida de El Libertador, Las Américas, Boulevar de la 19, La Esperanza, Los Ángeles, El Rodadero, avenida de El Ferrocarril, Barrio Obrero, Galicia, Los Alcazares y detrás de los colegios Hugo J. Bermúdez y Ateneo Moderno, donde el Departamento de Sostenibilidad -en articulación con la Essmar- solucionó el retiro de árboles vencidos por el viento o en riesgo de caerse.

“Uno de los mayores problemas que se presenta en Santa Marta es la limitación en muchos casos del sistema radical de los árboles; es decir, que viven en un sitio hostiles a su naturaleza: aceras, asfalto, cimientos y una serie de limitaciones que les condicionan el suelo; esto provoca que las raíces no se desarrollen como deberían. La mayoría de árboles que habitan en las calles siguen un mismo patrón desproporcionado entre su tamaño y el de sus raíces, lo que se convierte en un problema, porque no tienen un buen anclaje al sustrato y esto sumado a las fuertes brisas está provocando que en la zona urbana se presenten volcamientos de estos individuos forestales. Los fuertes vientos presentados en el distrito vienen arrancando los arboles porque las raíces son incapaces de sujetarlos ya que presentan un gran volumen de ramas y frondes y pocas raíces que los sostengan”, explicaron los biólogos de la entidad.

Conforme a ello, el Dadsa seguirá atendiendo el llamado de la comunidad para continuar evitando emergencias.

RECOMENDACIONES CONTRA LOS INCENDIOS:

Otras de las emergencias a las que el Dadsa le apuesta a prevenir y contrarrestar como autoridad ambiental son los incendios forestales y de cobertura vegetal que se presentan en esta temporada seca y cuya alerta roja fue declarada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales –Ideam-.

Para ello, viene emitiendo una serie de recomendaciones a través de las redes sociales con miras a mitigar las conflagraciones en cerros y demás zonas verdes del Distrito.

“No realice quemas ni fogatas, tenga en cuenta que durante las temporadas secas se incrementan los riesgos de ocurrencias de incendios de cobertura vegetal que podrían generar daños ambientales irreversibles. Recuerde que según el decreto 2143 de septiembre de 1997, tales acciones están prohibidas”, reza una de las recomendaciones.

Igualmente, el Dadsa sugiere que en caso de riesgo de incendio, los samarios deben comunicarse a los números: 301 593 6801, de la autoridad ecológica; 4212818-119, del Cuerpo de Bomberos; 4202850 o 311 808 44 21, de la Defensa Civil; 112 o 123, de la Policía; 4309632 o 350 678 0054, para ambulancias del Crue; 132- 4230522, de la Cruz Roja; y 317 643 2658, de la Oficina  para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático.

Asimismo, se recomienda depositar la basura en su lugar, por ejemplo: “No arrojar vidrios, colillas de cigarros, plástico y metales sobre espacios en los que estos elementos puedan toparse con material vegetal seco. Las altas temperaturas y los vientos son los factores que inciden en el incremento de los riesgos de incendios. De igual forma, en la presente época se presenta un incremento en la temperatura que superan los 40 grados”.

You might also like