Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La universidad y sus costos

197

El analista económico Eduardo lora, hace en la revista Dinero un análisis sobre los enormes costos que acarrea abordar una carrera universitaria en una institución privada y el impacto en las economías familiares que no pueden ver traducido en mayores ingresos, al menos en el corto o mediano plazo, debido a que la estructura de salarios en Colombia no es amplia y por lo tanto no lo permite.

La verdad es que la mayoría de las personas que quieren emprender una carrera universitaria tienen que hacerlo en una universidad privada, pues la pública dispone de muy pocos cupos para poder hacerlo, y cubrir esos costos significa un sacrificio personal y familiar muy grande.

Esta situación urge una reforma que implique la utilización de mayores recursos destinados al subsidio de estudios, pues lo que hace el ICETEX no es suficiente, pues de todas maneras hay que hacer un enorme esfuerzo para pagar posteriormente el crédito y si no se cuenta con recursos adicionales disponibles, el presupuesto familiar sufre una mengua muy apreciable.

Las personas de menos recursos necesitan mas oportunidades para adquirir el conocimiento, y habrá que pensar en que el Estado entre a ejercer su labor social, aquella misma que ordena la Constitución cuando dispone que Colombia será un Estado Social de Derecho.

La redistribución del ingreso presupone estas situaciones, para poder equilibrar socialmente al país. El estudio no puede ser un privilegio solo para unas personas y creemos que en esta materia existen muchos países que han logrado avances muy importantes, para que el acceso al conocimiento sea mas democrático, y desde luego basado en la premisa de la justicia social.

Nos costará mucho trabajo todavía llegar al ideal de la gratuidad en la educación superior, pero es necesario ir disminuyendo esa brecha y eso se logra con la destinación de recursos adicionales dirigidos al logro de ese objetivo.

Un país sin avances significativos en el tema educativo, no puede aspirar a niveles altos de desarrollo, porque no va a contar con el conocimiento indispensable para poderlo alcanzar. Así mismo cuando los que tienen capacidad para desarrollar habilidades intelectuales no pueden hacerlo por la falta de oportunidades, vamos generando un sentimiento de frustración, que termina repercutiendo funestamente en todo el equilibrio social del país

* Abogado y miembro de la Academia Colombiana de Historia y de la Real Academia Española de la Historia