Ciudad

26.178 unidades de vivienda se han construido en 10 años

Sandra Forero Ramírez, presidente nacional de Camacol.

La actividad edificadora jalona el desarrollo económico y social del país ya que se constituye en el octavo sector de mayor importancia en la economía regional.

 

La presidente nacional de Camacol, Sandra Forero Ramírez, quien participó ayer en la quinta Asamblea General de Asociados que se cumplió en esta ciudad, reveló que en la última década se han construido 26.178 unidades de vivienda en la región y que la participación del sector en la economía de Magdalena pasó de 2,5% en 2007 a 4,6% en 2016.

Aseguró que la reunión fue muy provechosa ya que se presentó al nuevo gerente seccional  Javier Quintero Fragoso y se socializaron los datos del año 2017 los cuales permitirán asumir los desafíos de este año que tendrá un nuevo gobierno a partir del 7 de agosto.

‘‘Vamos a seguir trabajando para que esta actividad siga siendo, como hasta ahora, una actividad que jalona el desarrollo económico y social del país. En Santa Marta ya tenemos una agenda de trabajo y hoy nos acompañó de manera muy amable la secretaría de Planeación con quien vamos a continuar aportando al tema del Plan de Ordenamiento Territorial para que avance. El centro de la gestión gremial de Camacol es hacer los análisis, estudios y propuestas para el POT como lo veníamos haciendo desde la anterior administración y con actual’’, indicó.

La presidente gremial mencionó que Camacol Santa Marta se enfocará en una ardua labor de capacitación y para ello se propone un Diplomado de Derecho Urbano, así mismo se realizarán capacitaciones a la mano de obra que labora en el sector como los obreros pero también en el nivel profesional.

Anunció que en el mes de julio se hará la gran feria inmobiliaria en Santa Marta donde se aprovechará para promover los 77 mil subsidios de vivienda de interés social y del segmento medio para que los samarios y magdalenenses en general puedan conocer la oferta que existe.

 

ECONOMÍA REGIONAL

Al hacer un balance sobre el impacto en la economía regional, Sandra Forero mencionó que el sector constructor aporta 513 mil millones de pesos anuales y recordó que en el 2007 eran 137 mil millones de pesos.

Enfatizó en que el sector edificador es el octavo de mayor importancia en la economía regional y que en Santa Marta el sector ocupa 21.671 personas de manera directa lo que representa el 10,5% del total de la ocupación. En actividades inmobiliarias y de alquiler hay 20.171 puestos de trabajo adiciones, es decir un 9,8%.

‘‘Una de las solicitudes que le hicimos a la secretaria de Planeación es poder lograr tener más espacio para vivienda de interés social ya que el déficit es importante. Cuando hablo de espacio me refiero literalmente a tener suelo incorporado para edificar viviendas de interés social porque en los segmentos medio y alto hay oferta pero debido al ajuste en la economía son dos segmentos que no se mueven tanto, mientras que los proyectos VIS representan un mercado muy robusto que deberíamos generándole mayor oferta’’, recalcó.

Al consultarle la preocupación que tiene la Aeronáutica Civil sobre la expansión urbana en cercanías al Aeropuerto Simón Bolívar que pueden colocar en riesgo las operaciones aéreas, la presidente de Camacol respondió que desconoce el tema puntualmente pero aclaró que los constructores formales edifican donde la norma se los permita.

 ‘‘Nos está faltando un Plan de Ordenamiento territorial con una información exacta, técnica y geo referenciada del territorio porque ese es un tema que se vuelve una determinante porque la Aeronáutica tiene que decir cuales son los conos de aproximación y esa información debe estar al servicio de la administración municipal para sacar un buen Plan de Ordenamiento Territorial. Si lo que se está construyendo cerca al Aeropuerto es informal por supuesto es un problema de control urbano, pero si lo que se está construyendo es formal entonces es un problema de la norma y lo que requerimos es tener las reglas claras para que los constructores formales tengan un entorno adecuado para poder construir y generar desarrollo urbano formal y no que el territorio se desarrolle de manera informal’’, puntualizó Forero.