Judicial

“No permitiré que mis hombres, que deben servir a la comunidad, vayan afectarla”

Enérgico y contundente se mostró este martes el Comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, Mariano Botero Coy, al dar la noticia de que en efecto quince miembros de la institución, entre ellos un oficial, se habrían apoderado de catorce kilos de base de coca y ocho de marihuana, que habían decomisado a una persona previamente. 

El fin de semana se conoció que 15 agentes hicieron un allanamiento en un inmueble en el barrio La Chinita, al suroriente de Barranquilla. En el sitio incautaron 15 kilos de base de coca y 9 de marihuana y capturaron a una persona. Al detenido lo presentaron ante las autoridades competentes con un kilógramo de cada una de las sustancias y un juez lo envío a la cárcel por porte y fabricación de estupefacientes. 

Uno de los oficiales que conoció del hecho y que al parecer estuvo en el operativo, denunció lo sucedido ante un superior, que de inmediato mandó a realizar una investigación interna. Y la misma arrojó que en efecto el procedimiento de allanamiento y captura fueron de manera ilegal, por lo que el Comandante de la Policía pasó el caso a la Fiscalía General de la Nación. 

“Se conoció de un procedimiento que efectuó un oficial, en el cual captura una persona con posesión de estupefacientes. Posteriormente me genera una llamada y me dice que ese procedimiento que realizó el oficial era irregular. Directamente ordeno a nuestra oficina de Asuntos Internos a apropiarse del tema. Y en efecto estos hombres determinan que el procedimiento fue mal hecho”, dijo Botero Coy. 

Agrego que “ese procedimiento genera unas dudas que directamente, quien le habla, coloca a disposición de la Fiscalía, a través de nuestra Policía Judicial, y se inician las labores, respetando el debido proceso, ya como informe complementario a la investigación que se lleva ante la Fiscalía y se conoce el informe que tienen los medios de comunicación”. 

“Esto muestra claramente que nuestro proceder es transparente. Yo no voy a permitir que mis hombres, que deben servir a la comunidad, la vayan a afectar. Como lo he dicho: si tengo que ir, y esos hombres en el desarrollo de la investigación salen responsables, si tengo que ir allá, precisamente al día de la audiencia, y haré todo lo posible, si salen responsables, para que se les prive de la libertad, porque considero que esos hombres sí son un peligro para la comunidad. Esos son hombres que juraron defender a la Patria, juraron defender la vida, la honra y bienes de las personas y hoy las estén afectando”, afirmó el Comandante de la Mebar. 

“Mi mandato ha sido muy claro. Son 47 funcionarios que han sido retirados o investigados y a mí no me duele la mano, si salen 15 salen 15, si salen 3 salen tres, si salen los que tengan que salir, pero que respondan. Eso sí, con todo el respeto del caso, no sé si soy muy drástico en lo que estoy diciendo, pero yo no me lo aguanto”, agregó. 

Manifestó que en estos momentos hay una investigación “y se está respetando el debido proceso investigativo, antes de eso yo no puedo tomar medidas. De todas maneras, en el transcurso de los días tomaremos las medidas correspondientes. Pero vuelvo y les digo: esto nació en el seno institucional, por una irregularidad en el servicio y la misma Policía está colocando a disposición de la Fiscalía estos malos procedimientos, si los hubo”. 

Terminó diciendo que los oficiales investigados siguen trabajando. “Falta ver ahora que avance el proceso investigativo, si se determina las medidas que se determinen, inmediatamente actuaremos frente a ello”. 

Barranquilla Colprensa.