Sociales

Un año sin el padre Wilman Fernández

Se invita a la comunidad magdalenense a participar de las Eucaristías que se realizarán en memoria del padre Wilman Fernández Guerrero por su primer aniversario de fallecido.

Hoy, el Magdalena recuerda con nostalgia y a la vez mucha alegría porque desde hace un año se encuentra gozando de la gloria celestial el sacerdote Wilman Fernández Guerrero, quien fue párroco y guía espiritual en varios templos de esta región, y especialmente en su tierra natal, Ciénaga.

 

El padre Wilman Fernández nació en una familia católica cienaguera, desde muy niño sintió la vocación de servicio hacia Dios, y para ello estudió, convirtiéndose en un sacerdote que se desvivía por la Evangelización y ayudar a las personas más necesitadas.

En su vida como sacerdote ocupó la dirección de las Parroquias de Santa Ana,  Cerro de San Antonio, Nuestra Señora de Fátima, en el barrio Manzanares de Santa Marta, al igual que la de Nuestra Señora del Carmen, en Pescaíto, y Nuestra Señora de los Remedios, en La Paz.

De igual forma ejerció como párroco en la Iglesia Mayor de San Juan Bautista de su tierra natal, Ciénaga,  y fue promotor de la Capilla de San Rafael Arcángel del Hospital ‘Fernando Troconis’.

Así mismo, se desempeñó como secretario de Educación Distrital de Santa Marta. Fue Rector encargado de la Escuela Industrial,  y de la Institución San Francisco Javier de Garagoa.

En muchos encuentros y actos religiosos fue invitado para presentar sus prédicas y exponer sus conferencias, entregando valiosos aportes para la vida en familia y la construcción de un hogar cristiano con hijos consagrados al servicio de Dios.

De igual manera antes de la crisis en salud que comenzó a experimentar el padre Willman Fernández, era frecuentemente invitado a Ciénaga y otras ciudades para realizar celebraciones eucarísticas de Sanación y Liberación y muchos feligreses dieron testimonio de haber obtenido milagros en esas jornadas pastorales que lideraba el sacerdote.

MENSAJE DE SU FAMILIA

A continuación el mensaje que entregó su familia en su memoria:

“Se acabó el dolor, no más tristeza, todas las inquietudes han pasado. Gozo ahora de paz y de belleza en la serenidad del cielo prometido.

Fue una serena transición que logré pasar en plena calma porque Jesús me iluminó el camino, lo hizo fácil y dulce para mi alma. Él mismo salió a recibirme, para acompañarme en mi último trayecto, me tomó de la mano y me condujo sin duda, temor ni sufrimiento. No deben sufrir por mi partida, desde aquí les acompaño y quiero. Piensen siempre más allá de lo terrenal, y dejen que DIOS les guié en esta vida.

Mucho trabajo hay aún que les espera, toda labor encomendada es buena. Háganlo ahora, gocen el momento que el descanso con Jesús es cierto. Y cuando hayan cumplido su misión, Jesús irá a traerlos, y yo saldré feliz a recibirlos, para acompañarlos en su último trayecto”.

Con motivo de la conmemoración del encuentro del padre Wilman Alfonso Fernández Guerrero  con Jesús, la señora Amalia Guerrero de Fernández, sus hermanos, sobrinos y demás familiares,  invitan a la celebración de las siguientes Eucaristías:

En Santa Marta: La Capilla San Rafael Arcángel (Hospital ‘Fernando Troconis’),  7:00 de la mañana, y en  la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en el barrio Manzanares, a las 10:0 de la mañana.

Mientras que en Ciénaga, la ceremonia será en la  Parroquia San Juan Bautista, a partir de las 5:00 de la tarde.