Deportes

Francia y Croacia, las dos mejores selecciones de RUSIA-2018

La Selección de Francia llega en inmejorables condiciones físicas y la Selección de Croacia llega en el mejor estado de ánimo posible. Los dos países han tenido una Copa Mundial de la FIFA bien diferente, han marchado por dos caminos opuestos y sólo este domingo 15 de julio se definirá quién va a ser el campeón mundial de fútbol.

Los franceses no conocen el alargue en Rusia porque siempre definieron sus partidos de eliminación directa en los 90 minutos y con solvencia, pero en frente tienen a los croatas, que ya son expertos, porque siempre ganaron en la prórroga, con dos definiciones por penales y una en los 30 minutos adicionales.

 

La primera fase de los dos fue similar, con clasificación anticipada en la segunda fecha y descanso para varios de sus estelares en el tercer juego, sin embargo, todo cambió en sus respectivos panoramas a partir de los octavos de final, frente a estilos diferentes, porque Croacia siempre enfrentó a europeos, mientras que Francia dejó en el camino a dos suramericanos y un europeo.

FRANCIA

Luego de perder en aquel amistoso en el Stade de France contra Colombia, sufriendo una increíble remontada cuando ganaba 2-0 y la tricolor le dio vuelta, Didier Deschamps tuvo que recomponer, levantar un joven equipo desde lo anímico, para llevarlo a la gran dimensión de juego que presenta en Rusia.

El Grupo C no parecía tan complejo desde la vista francesa, porque Australia, Perú y Dinamarca llegaban un escalón por debajo de ellos y así se dio, los ‘galos’ se sacaron la presión del debut contra Australia y en juego que casi se les complica, ganaron 2-1 con festejo de Antoine Griezman y un autogol de Aziz Behich para Australia, que había empatado con Mile Jedinak.

Luego vino la Selección de Perú y con un solitario gol de Kylian Mbappe en el primer tiempo sentenciaron un juego que también lo sufrieron un poco, pero que al final les permitió clasificar anticipadamente y preparar un compromiso de calendario contra Dinamarca.

Frente a los daneses, que necesitaban del empate para clasificar, Deschamps determinó ocho cambios en su nómina titular y sólo dejó de los habituales inicialistas a Rafael Varane, N’Golo Kante y Antoine Griezmann, para sella un empate sin goles, el único partido de los 62 que se han jugado y que no ha tenido festejos.

Con siete puntos, tres goles a favor y uno en contra, sin pisar mucho el acelerador y con la fase de grupos cumplida al ser primero para evitar al primero del Grupo D que podría ser la Argentina de Lionel Messi, concluyó Francia su Grupo C, pero como Lio no cumplió los objetivos y fue segunda de grupo, ese fue el cruce de los octavos.

La extraña Argentina sería el primer gran termómetro para los ‘jóvenes’ de Francia y estuvieron a la altura, porque si bien ha sido uno de los dos partidos de más goles en el Mundial, en la cancha la superioridad francesa fue notable. Griezmann dio la ventaja, pero Argentina lo dio vuelta como por accidentes del fútbol con Di María y Mercado, hasta que apareció el golazo de Pavard y el doblete de Mbappe para despedir a Messi. Agüero descontó al final para el 4-3 definitivo.

Con el gran sabor que da eliminar a la Argentina de Messi, el reto de cuartos de final no era menor, la Uruguay de Luis Suárez, que sin Edinson Cavani no es la misma y lo sufrió, porque el equipo de Deschamps volvió a lucir y con un 2-0, con goles de Varane y Griezmann, se clasificó a la semifinal.

En San Petersburgo, Francia se enfrentó al país que mejor fútbol había desplegado. La ‘Generación de Oro’ de Bélgica venía deleitando a los aficionados, pero el fútbol francés fue más efectivo y con un solitario gol del defensa del Barcelona, Samuel Umtiti, llegó la clasificación a la final para esperar por Inglaterra o Croacia.

CROACIA

En un Grupo D que no lo tenía como favorito, lo llevó a ser el mejor por la deficiencia del candidato de la zona, Argentina. Su camino inició contra el estilo africano, Nigeria, al que sin muchas complicaciones derrotó 2-0, con autogol de Oghenekaro Etebo y sentencia en el segundo tiempo de su capitán y figura, Luka Modric.

Luego vino el duelo para definir al verdadero favorito de la zona, contra Argentina, que llegó con las dudas del empate frente a Islandia, algo que Croacia entendió y lo aprovechó, porque hizo ver a la peor Argentina de los últimos años y de los más recientes Mundiales, lo goleó 3-0 con anotaciones de Rebic, Modric y Rakitic.

Ya clasificados con seis puntos, Croacia anunció que le haría el ‘favor’ a Argentina de ganarle a Islandia para que ellos pudieran clasificar y así fue, con un equipo alterno, en el que sólo repitieron titularidad Luka Modric e Ivan Perisic, se impusieron 2-1 con goles de Badelj y justamente Perisic. Argentina también clasificó.

En octavos de final inició el camino espinoso de los croatas. Dinamarca estaba en frente y tras un inicio lleno de vértigo, con dos goles en cinco minutos, porque en los primeros 60 segundos Mathias Jorgensen puso en ventaja a los daneses y a los Mario Madzukic lo igualó, el partido no tuvo más goles, se extendió hasta los 120 minutos y en los penales Subasic le ganó un gran duelo de arqueros a Schmeichel para llevar a Croacia a los cuartos de final.

Luego llegó la sorpresa del Mundial, los anfitriones, que venían de sacar a España del Mundial y con el entusiasmo al más alto nivel. De hecho se fueron arriba con golazo de Denis Cheryshev, pero Croacia lo empató rápido con Kramaric. El 11 se extendió hasta la prórroga, en la que Croacia puso el 2-1 con Domagoj Vida y faltando 5 minutos para el final de los 120, Mario Fernandes mandó todo a la definición por penales. De nuevo Subasic clasificó a Croacia. Ahora a semifinales.

Los gigantes ingleses estaban en frente y con menos desgaste, porque en cuartos sacaron del camino a Suecia en los 90. un tiro libre de Kieran Trippier abrió el marcador a los 5 minutos y Perisic lo igualó a los 68 para enviar de nuevo otro partido a los 120, pero sin penales, porque a los 109 Mario Mandzukic sentenció la clasificación a la final, la primera de Croacia en su corta, pero gran historia futbolera.

Ahora los franceses que ganaron el Mundial del que fueron anfitriones en 1998, venciendo a Croacia en la semifinal y Brasil en la final, ahora volverán a tener un encuentro contra los croatas, con dos generaciones diferentes, porque los ajedrezados tienen más experiencia y los franceses más juventud, pero también con trayectoria. La final será el domingo 15 de julio, desde las 10:00 de la mañana de Colombia.

MOSCÚ, RUSIA (Colprensa).