Sociales

Los Campos Elíseos, emblema de París  y de celebraciones

Los campos elíseos conectan el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia a lo largo de dos kilómetros arbolados en los que se suceden palacios, teatros, tiendas de lujo y museos.

La avenida de los Campos Elíseos es, al igual que la Torre Eiffel, uno de los emblemas de París, lugar de visita obligada para los turistas y centro de celebraciones multitudinarias.

 

El domingo 12 de julio de 1998, más de un millón de personas invadieron la “avenida más bella del mundo”, como se la conoce, para festejar la primera victoria de Francia en un Mundial de Fútbol. El equipo de Zidane derrotó a Brasil por 3 a 0 en el estadio de Francia.

Al día siguiente, los campeones del mundo recorrieron la avenida en un autobús, sin poder llegar al Arco del Triunfo debido a la turba arremolinada en los Campos Elíseos.

Los Campos Elíseos conectan el Arco del Triunfo y la Plaza de la Concordia a lo largo de dos kilómetros arbolados en los que se suceden palacios, teatros, tiendas de lujo y museos. La avenida desemboca en uno de sus extremos en el obelisco de Lúxor, en la Plaza de la Concordia, el jardín de las Tullerías y justo después, el palacio del Louvre.

Cada año, la arteria más conocida de París se viste de gala para grandes celebraciones como el tradicional desfile militar del 14 de julio o la llegada del Tour de Francia.

Millones de personas visitan su mercado de Navidad y cientos de miles de parisinos y turistas celebran el fin de año en este paseo.

Este eje que va del este al oeste de la ciudad era antaño una sucesión de campos hasta que el rey Luis XIV ordenó trazar una alameda de olmos, como prolongación del jardín de las Tullerías. Por aquí pasó en 1789 el cortejo de parisinos que fueron a buscar a Luis XVI a Versalles.

Napoleón quiso hacer de este paseo una avenida triunfal y encargó el arco que lo limita en el oeste, en honor a sus fuerzas armadas, y que fue inaugurado en 1836 por el rey Luis Felipe.

Los soldados franceses desfilaron por primera vez por los Campos Elíseos el 14 de julio de 1915. Los mismos elegidos por el general De Gaulle, el 26 de agosto de 1944, para festejar la liberación de París.

En 1986 fue el escenario de tres atentados: el primero, el 3 de febrero, en la galería del Claridge, donde hubo un muerto y ocho heridos, el segundo, el 20 de marzo, en la galería Point Show, que se saldó con dos muertos y 29 heridos, y el tercero, el 14 de septiembre, en el pub Renault (2 muertos y un herido).

El 14 de julio de 2002, un militante de extrema derecha intentó matar al presidente Jacques Chirac, con una carabina escondida en un estuche de guitarra, antes de ser desarmado por unos espectadores.

En abril de 2017, un policía murió en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

En 1969 Joe Dassin cantaba “Les Champs-Élysées”, sobre una historia de amor en una avenida que inspiró a otros artistas como Jean-Luc Godard en “A bout de souffle” (1960, “Sin aliento” o “Al filo de la escapada”) o René Clément en “Paris brûle-t-il ?” (1966, “¿Arde París?”).

Entre las personalidades que vivieron en la avenida destacan la actriz francesa Sarah Bernhardt y los presidentes estadounidense Thomas Jefferson y francés Raymond Poincaré.

Su nombre, Campos Elíseos, hace referencia al lugar donde pasan la eternidad las almas virtuosas en la mitología griega.