Ciencia

Un alcalde, un rector y una humanoide en diálogo abierto

Sophia, una robot humanoide, interactuó con el rector de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), Julio Jairo Caballos, y el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, este lunes.

 

 

Se trata de un robot con inteligencia artificial avanzada que fue traída por primera vez a Suramérica. Así mismo, se encuentra David Hanson, creador de Sophia y fundador de Hanson Robotics.

Sophia, fue creada en 2016, es un robot, pero no solo desde el punto de vista mecánico, sino también en el sentido de tener un cerebro de alto nivel de inteligencia artificial que le permite procesar lenguaje no estructurado, es decir, más allá de responder o interactuar con algo ya programado, Sophia tiene la capacidad de aprender nuevas respuestas, incrementar su bagaje de conocimiento cada vez que interactúa con un ser humano, lo que es ejemplo básico de Inteligencia Artificial y aprendizaje autónomo o machine learning.

Además, es capaz de sostener conversaciones, demostrar a través de su rostro gestos similares a los de las personas. La apariencia de Sophia es humanoide, es decir, tiene rostro, brazos, manos y, lo más atractivo, son sus gestos, los cuales le agregan un elemento diferenciador a la interacción.

Esto se traduce en una variabilidad de su comunicación donde evidencia emociones faciales, superficiales, sin dejar de ser lo que es, un robot de condiciones avanzadas y de apariencia muy humana.

Sophia fue desarrollada a imagen y semejanza de Audrey Hepburn, actriz y modelo de Hollywood. Puede mostrar 62 expresiones faciales humanas, siendo el primer robot en tener ciudadanía, la cual le fue otorgada por Arabia Saudi el año pasado.

En la Escuela de Verano UPB estarán también los cyborgs, seres compuestos de elementos cibernéticos y fundadores de la Cyborg Foundation, organización sin fines de lucro creada en 2010 por los activistas y artistas cyborg Moon Ribas y Neil Harbisson. Este encuentro será el viernes, 17 de agosto, en el Polideportivo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Estos cyborgs tienen en su cuerpo elementos como: una antena en su cráneo que permite percibir los colores visibles e invisibles, incluyendo infrarrojos y ultravioletas a través de vibraciones audibles; un sentido sísmico a partir de un sensor online implantado en sus pies; y sensores biométricos en el cuerpo para predecir los cambios de tiempo y estimar la altitud.

BOGOTÁ (Colprensa).