Judicial

Se emitió orden de captura a 5 extranjeros por abuso de menores en Cartagena

Los extranjeros son dos estadounidenses, un argentino, un israelí y un alemán.

Este lunes se dio a conocer las órdenes de capturas a 5 personas extranjeras que presuntamente se encontraban liderando una red de explotación sexual infantil en la ciudad de Cartagena.

Estos serían los presuntos  implicado Michael Edward Fanale, Marcos Gabriel Franco y Tomás Daniel Dominique, según información otorgada por el director de la Dijin, general Jorge Vargas.

Asimismo se emitieron circular azul de interpol para ubicar y dar con la pronta captura de estos individuos, de esta misma forma regresarlas a Colombia para que paguen por el delito de abuso sexual con menor de 14 años.

Estas órdenes fue orquestadas después de un operativo que se realizó el día domingo por la Fiscalía General de la Nación en Cartagena, en este operativo se realizaron 18 capturas de cabecillas de una red dedicada a delitos relacionados con la explotación sexual comercial de menores de edad.

“Hemos capturado 18 cabecillas del proxenetismo y depredadores sexuales, colombianos y extranjeros, señalados de someter a vejámenes a más de 250 víctimas, niñas y adolescentes, vulnerables todas, que han sufrido las circunstancias de la migración obligatoria de Venezuela y que han caído atrapadas en esta red”, expresó el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Entre los capturados se encuentran dos policías, identificados como Javier Tovar y Naymiro Cabarca, quienes, según la Fiscalía, exigían dinero para abstenerse de cumplir con su deber y no capturar turistas que pagaban por servicios sexuales con niñas.

También se realizó una importante captura por parte de la policía, se trata de Liliana Campos, alias ‘Madame’, señalada de trata de mujeres en Cartagena y Medellín con fines de esclavitud sexual en países del Caribe.

Según la fiscalía también se logró la captura de Raúl Danilo Romero Pabón, capitán de la Infantería de Marina de la Armada Nacional, señalado de abusar de varias menores de 14 años. De acuerdo con la Fiscalía, era un depredador sexual que tatuaba a sus víctimas.

En este operativo no solo se realizaron capturas sino que se reportó la extinción de dominio de varios inmuebles, como la denominada ‘Casa Benjamín’ y el hotel Artur, donde se registraban encuentros sexuales masivos con niñas y adolescentes organizados por turistas extranjeros.