Nación

Medimás, entre lo positivo y lo negativo de su primer año en operación

El primero de agosto de 2017 entró en operación la EPS Medimás, que reemplazó a la liquidada Cafesalud. Hoy, un año después, la entidad celebra su primer aniversario con 4,2 millones de afiliados y 1681 contratos, que representan cerca de 3000 sedes de prestación de servicios en los municipios donde opera.

Luego de 365 días de operación, la segunda EPS más grande del país en número de afiliados sigue estando en la lupa de los organismos de vigilancia, por sus antecedentes de compra y venta desde Saludcoop hasta Cafesalud, el alto número de reclamaciones de los usuarios por la prestación de servicios y el manejo en su administración.  

La compañía, que cuenta con una cobertura en 520 municipios del país, indicó que el primer balance es “positivo”, ya que hasta julio de este año “ha prestado más de 52 millones de atenciones en salud, de las cuales más de 5 millones correspondían a la represa de servicios del anterior asegurador”.

La entidad resaltó que ha venido “cumpliendo el cronograma de la implementación del modelo de atención en salud” en los tiempos establecidos, lo que, a su juicio, “ha permitido avanzar en la caracterización demográfica y de morbilidad para llegar a la identificación plena de los riesgos individuales y colectivos de los afiliados” y de las entidades de alto costo como cáncer, diabetes, hemofilia, enfermedad renal crónica, entre otros.

Para el presidente de la Entidad Prestadora de Salud, Néstor Orlando Arenas, “ninguna EPS en el país es perfecta y, por supuesto, no lo somos nosotros, pero las cifras objetivas y comparables muestran que la operación ha mejorado, sobre todo este año”.  

Arenas resaltó que “somos la segunda EPS en el país que más trasplantes ha realizado y nuestro indicador de tutelas es de 1,6 por cada 10.000, que de hecho está por debajo del promedio del sector (2,7)”.

Según informó la entidad, durante este primer año de funcionamiento se han identificado 22.682 casos nuevos de pacientes con diabetes y 58.700 casos de hipertensión arterial.

“Se ha hecho seguimiento a 20.791 mujeres en estado de embarazo, entre las que se encuentran 8497 de alto riesgo, en aras de preservar no solo su vida, sino también la de su hijo(a). En esta misma línea, Medimás EPS ha atendido 32.735 partos de nuevos colombianos, se ha brindado acceso a 109.313 usuarios, se ha avanzado de manera importante en la gestión de las tutelas, a la fecha se ha gestionado el 94 % de lo que el anterior asegurador tenía pendiente”, explicó Arenas.

 

LA MIRADA DE LOS ÓRGANOS DE CONTROL

En noviembre de 2017, la Superintendencia Nacional de Salud impuso la primera sanción, de 1500 salarios mínimos a la EPS, tras hallar fallas en la prestación de los servicios de 3238 pacientes, a quienes “se les vulneró el derecho fundamental a la salud”.

La segunda sanción fue una multa de 1800 millones de pesos por irregularidades en la conformación de una red prestadora de servicios, la cual fue confirmada en junio. En ese mismo mes, la Procuraduría y la Contraloría pidieron a la Supersalud intervenir “forzosamente” a la EPS, a raíz de las denuncias por deficiencias en la atención a los usuarios.

“Los presuntos malos manejos en la entidad de salud superarían el billón de pesos. Las inconsistencias estarían en los giros de los anticipos, los cuales no evidencian soportes legales en cerca de 718.000 millones de pesos”, indicaron los órganos de control en su momento.

El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, encontró que Medimás debe a Cafesalud 24.000 millones de pesos de cuotas atrasadas, lo cual lo llevó en su momento a asegurar que no sabía “de dónde va a salir la plata para ponerse al día con esos pagos”.

Los dos órganos de control aseguraron que esta EPS no contaba con la infraestructura necesaria para prestar el ciento por ciento de los servicios de salud para los millones de afiliados que tiene. Pese a esto, la Supersalud determinó no intervenirla, argumentando que “está a la espera de los resultados y el informe definitivo de ambos organismos de control en esta EPS para definir las acciones a tomar”.  

La Supersalud destacó que los usuarios tienen derecho a la libre elección, por lo que están en capacidad de solicitar los traslados hacia otras EPS en caso de que lo consideren.

 

BALANCE EN ROJO PARA PACIENTES

Pese a la imagen de balance positivo que da Medimás, para las organizaciones de pacientes en Colombia la operación es “negativa”, al resaltar que no ha cumplido con todo lo que prometió.

La Organización Pacientes Colombia señaló que, pese a que ya se cumplió un año, han aumentado las quejas contra esta empresa, principalmente por las dificultades que han tenido en el acceso a los diferentes servicios de salud a través de esta entidad.

Según la ONG, las barreras para la atención médica, solicitud de citas, entrega de medicamentos y diferentes procedimientos, se convierten en los mayores obstáculos cada vez que acuden a la entidad.

Denis Silva, presidente la Organización Pacientes Colombia, señaló que “para nosotros el balance es rojo, no es positivo como lo viene denunciando por medios de comunicación el presidente de Medimás y lo decimos porque cuando revisamos los compromisos que ellos asumieron con la compra de Cafesalud vemos que no se han cumplido”.

Silva calificó la operación como “incompetente, ya que no hay suministros de medicamentos, respeto a los fallos de tutela ni integralidad en la prestación de los servicios, siendo hoy la de mayores problemas en atención”.

“Para nosotros son 365 días de engaños, mentiras, crisis de gobernabilidad al interior de la EPS, desvío de recursos de la salud, más de 800.000 personas se han trasladado por mala prestación de servicios (…) Medimás está induciendo a los pacientes que tienen carga de enfermedad, para que se vayan a otras EPS”, afirmó la vocera de la ONG.

Bogotá Colprensa.